Vertidos

Ecologistas en Acción denuncia la aparición de gran cantidad de espumas en el Tajo aguas abajo de la presa de Castrejón.

Posted on

WhatsApp Image 2018-11-29 at 11.42.48(1)El hecho ha sido denunciado a los agentes medioambientales y la Confederación Hidrógáfica del Tajo. Las espumas han aparecido a raíz del desembalse que se está realizando en el embalse de Castrejón y ponen de relieve los altos niveles de contaminación que hay en este punto de la cuenca del Tajo, justo después de la confluencia del río Guadarrama, otro cauce habitualmente muy contaminado.

En estos momentos se desconoce si la situación es fruto de algún vertido puntual o de la habitual acumulación de contaminantes que por desgracia llegan al embalse de Castrejón. Es este un espacio de gran valor ambiental al tratarse de un refugio de fauna así como espacio de Red Natura 2000. Pero por desgracia es receptor de gran cantidad de contaminantes sin que la Confederación de Tajo preste la atención que merece a la calidad de sus aguas.

Ecologistas en Acción de Toledo ha tomado distintas imágenes de la zona en el día de hoy. Son de libre disposición a través del enlace siguiente:

https://photos.app.goo.gl/pN32pTpnA5vCu3SPA

Se está a la espera de lo que pueda dar de sí la labor investigadora del cuerpo de agentes medioambientales en relación al esclarecimiento de los hechos.

Ecologistas en Acción también ha puesto en conocimiento de la Confederación del Tajo la situación.

Anuncios

El Gobierno de Castilla-La Mancha convierte la región en destino deseado de la basura industrial

Posted on Actualizado enn

VertederoAlamedaSagra18
Vertedero en Alameda de la Sagra (Toledo)
  • La permisividad en las autorizaciones y el injustificado retraso en la implantación de una tasa de vertido está teniendo un efecto llamada de residuos industriales de toda España.
  • Ecologistas en Acción reclama que se reduzcan las autorizaciones a los vertederos y se implante ya la tasa sin esperar a una ley de economía circular muy mejorable.

Con las autorizaciones que está dando la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, en Castilla-La Mancha se podrán verter en la región al menos 593.050 toneladas/año de residuos conceptuados como “no peligrosos”. Estos residuos proceden de actividades industriales por lo que generan altas dosis de contaminación, graves riesgos ambientales e incendios como el de Chiloeches y una gran degradación del territorio.

Esta cifra contrasta con la del “Plan integrado de gestión de residuos de Castilla-La Mancha” que señala que en 2014 se depositaron en vertedero o almacenaron en espera de depósito unas 31.000 toneladas de residuos industriales no peligrosos (RINP). En esa fecha y según el mismo plan, el 50,34% de los RINP, provenían de otras comunidades autónomas, ahora el porcentaje sería aún mayor.

Cuando el vertedero de Almonacid del Marquesado se ponga en marcha se abrirá así la posibilidad de multiplicar hasta por 19 la capacidad de verter respecto a lo registrado en 2014, lo que está atrayendo a empresas gestoras y más residuos de otras comunidades autónomas.

La ley de economía circular de Castilla-La Mancha llega tarde y desenfocada, dejando en una situación muy desfavorable a una región que se ha convertido en el objetivo deseado de los residuos industriales de España. Más tarde aún llegaría la tasa de vertido de residuos que como panacea ha anunciado el Gobierno pero que, como pronto, estaría operativa en 2020 o 2021.

A falta de tasas, el Gobierno da alas al dumping medioambiental

El incremento notabilísimo del volumen de vertido de residuos industriales en Castilla-La Mancha viene provocada porque el Gobierno regional está poniendo en práctica una política de dumping medioambiental para acoger residuos cuya gestión y vertido son más caros en las regiones en las que se generan. Este modelo de competencia ventajista tiene su base en dos elementos: ausencia de tasas de vertido autonómicas y precios bajos de los gestores al permitirse la ocupación de grandes extensiones de terreno para la implantación de instalaciones de gran capacidad de vertido.

Los gestores implantados en Castilla-La Mancha ofrecen a menor precio el depósito de cada tonelada de residuo industrial respecto de lo que se cobra en las regiones de origen. Y además, no gravan la factura con tasa autonómica alguna. De esta manera, los productores de residuos de Cataluña, Valencia, País Vasco, Navarra o Madrid, traen su basura industrial a vertederos en Castilla-La Mancha o los depositan en intermediarios, como era el caso de Chiloeches en Guadalajara.

Cabe recordar que las tasas autonómicas para este tipo de residuos pueden variar en España entre 5 y 30 euros por tonelada. Y que los precios por depósito en vertedero pueden alcanzar los 60 euros en algunas comunidades, mientras en Castilla-La Mancha son de media la tercera parte.

Según los registros oficiales, en la actualidad hay 9 centros de tratamiento con vertedero de no peligrosos en la región [1]. Ecologistas en Acción dispone de datos de vertido autorizado de 5, y sólo entre ellos se alcanzan ya más de 593.000 toneladas por año.

Los casos más sangrantes, importación, macrovertidos e incendios

Hay que destacar cuatro casos de vertederos especialmente llamativos en Castilla-La Mancha, los de Hoya Gonzalo (Albacete), Almonacid del Marquesado (Cuenca) y los de Pantoja y Alameda de la Sagra (Toledo).

En la localidad albaceteña de Hoya Gonzalo, en el centro propiedad del grupo catalán TMA, aproximadamente el 70% de las 150.000 toneladas al año que tiene autorizadas se están recibiendo de Cataluña y otras zonas alejadas de Castilla-La Mancha. Ecologistas en Acción entregó alegaciones en enero de 2018 que no fueron tenidas en cuenta

En breve, el mayor vertedero privado de España se situará en Almonacid del Marquesado. Es propiedad del grupo catalán Griñó, y podrá recibir cada día, los 365 días del año y durante 47 años, 1.000 toneladas de residuos industriales de cualquier punto del país y de ellas se arrojarán a vertedero 775 toneladas.

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural acaba de dar la autorización ambiental para que en Pantoja se amplíe el macrovertedero ya existente hasta llegar a las 50.000 toneladas/año de RINP gestionadas. También en este caso Ecologistas en Acción alegó contra esta autorización, pero la Junta hizo caso omiso del escrito.

El vertedero de la planta de Alameda de la Sagra sufrió un incendio el 6 de junio de 2016. Tras una inspección, la Junta pudo comprobar numerosas irregularidades entre las que cabe destacar el estado muy deficiente de la balsa de lixiviados y acumulaciones por encima de lo autorizado. Por ello el 18 de julio de 2016 se suspende la autorización de funcionamiento de la instalación, aunque queda sin efecto al año siguiente.

Vinculaciones con el incendio de la planta de Chiloeches

En el caso del incendio de agosto de 2016, en la planta de residuos de Chiloeches [2], el procedimiento penal sigue en marcha, con varios altos cargos de la Junta investigados, entre los que destaca el ex viceconsejero de Medio Ambiente, que ha dejado también su firma en algunos de los expedientes de los casos mencionados.

Desde Ecologistas en Acción, confiamos en que la justicia esclarezca las responsabilidades y que se den pasos para limpiar la zona, que actualmente sigue con buena parte de los residuos esparcidos y sin control alguno. Pero vemos con preocupación que la mala gestión continúa y que no se pone coto al descontrol en la importación, almacenaje y vertido de residuos no peligrosos.

Acciones urgentes y necesarias, implantación de la tasa ya.

El Gobierno de Castilla- La Mancha, lejos de hacer lo que debe, poniendo orden para evitar que la región se convierta en sí misma en el vertedero de industriales de España, está favoreciendo esta situación, con autorizaciones inauditas y con el retraso injustificado de la tasa de vertido.

Ecologistas en Acción considera que esto no se ataja con anuncios de leyes que, además, veremos si da tiempo para aprobarlas, sino con resoluciones negativas de autorización y con la implantación inmediata de una tasa que sea verdaderamente desincentivadora de este inadecuado manejo de los residuos.

La tasa se puede y se debe incorporar a los nuevos presupuestos o a cualquier otra iniciativa legislativa de rango análogo.

En este sentido se pide al Gobierno y a los grupos parlamentarios que den ya los pasos precisos para evitar que Castilla-La Mancha se convierta en el vertedero de industriales de España.

[1] http://www.castillalamancha.es/sites/default/files/documentos/pdf/20170103/20161220pigr.pdf

[2] https://www.guadanews.es/noticia/41367/guadalajara/el-alcarreno-sergio-david-gonzalez-egido-ex-vicenconsejero-de-page-investigado-por-el-incendio-de-chiloeches.html

Vertidos de un polígono industrial de Toledo hacen peligrar una especie única en Madrid

Posted on

ontigolavertidoLa única población de taray de Bové en la Comunidad de Madrid agoniza. Un vertido procedente del polígono industrial de Ontígola (Toledo) ha secado numerosos pies de este árbol. Además, el detraimiento de caudales que son bombeados para no inundar un túnel de la vía del AVE Madrid-Toledo, está provocando que los rodales de taray de Bové se queden sin el aporte de aguas salobres que necesita la especie. Los colectivos ARBA, Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo instan a la Confederación del Tajo a que ponga fin a estos vertidos y las administraciones madrileñas y castellano-manchegas protejan este enclave y establezcan medidas de conservación que den viabilidad a la especie. 

Los vertidos generados por el polígono industrial de Ontígola, escasamente o nada depurados, están generando un aumento de la concentración de contaminantes que los ejemplares de taray de Bové (Tamarix boveana) no pueden soportar. Es posible observar cómo numerosos pies de la especie muestran un aspecto completamente seco. Miembros del colectivo ARBA (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono) alertaron de esta situación a agentes forestales de la Comunidad de Castilla-La Mancha y de la Comunidad de Madrid, quienes levantaron acta de lo ocurrido.

Pero no solo la carga contaminante supone un peligro para esta comunidad forestal. Hay que añadir que los aportes de aguas salobres (necesarios para la especie) están disminuyendo desde hace tiempo. Las obras de la linea de alta velocidad pincharon el nivel freático generando filtraciones en uno de sus túneles. La solución adoptada por los ingenieros de la obra fue la de bombear las aguas del subsuelo (salobres) hasta el cercano Salobral de Ocaña. Esto ha provocado que  la concentración en sales en el agua sea menor. Si a esto le sumamos el vertido de aguas contaminadas y con poca salinidad y dulces, la situación es sumamente complicada para la supervivencia de los tarayes de Bové. De hecho, además de los pies secos, es patente el mal estado de los rodales supervivientes, con abundantes ramas puntisecas.

Preocupados por la situación, docentes de la Universidad de Castilla-La Mancha se han puesto  en contacto con responsables de las obras de los túneles de la alta velocidad para buscar una solución al problema generado. Parece haber una buena predisposición  para su resolución.

El arroyo de Las Salinas se encuentra en el término municipal de Aranjuez, cercano a la N-IV. Es la la única mancha forestal en la Comunidad de Madrid de este árbol abundante en zonas desérticas del Norte de África. El taray de Bové habita suelos salobres en climas de aridez acusada, por lo que en la cuenca del Tajo solo existen dos poblaciones, esta de Aranjuez y otra en Borox (Toledo). Debido a su rareza es una especie que está protegida en otras Comunidades Autónomas en las que es más abundante, como Cataluña, Aragón, Murcia o Islas Baleares, pero no en la Comunidad de Madrid ni en la de Castilla-La Mancha.

Los colectivos  ARBA, Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo han alertado de esta situación crítica a las administraciones de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha y a la Confederación Hidrográfica del Tajo. O se pone solución urgente a los vertidos y a la detracción de caudales salobres o esta importante comunidad arbórea desaparecerá. Asimismo, es necesaria la creación de un marco normativo que proteja esta especie en ambas comunidades autónomas y que asegure su viabilidad a medio plazo.

Gran acumulación de espumas en el río Jarama

Posted on Actualizado enn

El río Jarama, unos pocos metros más abajo de juntarse con el río Manzanares, aparece con grandes acumulaciones de espumas. Esta situación tiene su origen en la deficiente depuración de las aguas de los municipios madrileños que ambos espumas-jarama-tajoríos encuentran a su paso, así como en los cultivos de regadío situados en sus riberas. Los colectivos ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo vienen denunciando desde hace años la falta de calidad de las aguas de estos ríos y su influencia negativa en el río Tajo, sin que las administraciones competentes establezcan las medidas necesarias.

En la presa del Rey, en el municipio de Rivas Vaciamadrid, el río Jarama presenta una imagen impactante, con espumas que cubren todo su cauce. Lamentablemente, no es un episodio puntual, pues es una situación que ocurre habitualmente al removerse las aguas tras pasar por el salto de la presa. Previamente, unos metros más arriba, las aguas del río Jarama se juntan con las del Manzanares. Ambos ríos van cargados de contaminantes no tratados suficientemente en las depuradoras madrileñas.

La presa del Rey sirve para derivar aguas del río para el riego de cientos de hectáreas de regadío situadas en los municipios de San Martín de la Vega, Ciempozuelos y Seseña entre otros. A pesar de la evidente contaminación, la principal zona de regadío de la región se abastece sin ningún problema de esas aguas. Hay que señalar que, la presa del Rey, está colmatada de lodos en los que se ha encontrado altas concentraciones de lindano, amonio y fósforo (páginas 42 y 104 del Esquema de Temas Importantes de la Confederación Hidrográfica del Tajo). Ni la administración regional ni la Confederación Hidrográfica del Tajo han puesto nunca la más mínima pega para que se siga regando con esas aguas.

Hay que tener en cuenta, además, que el río Jarama en este punto se encuentra en el Parque Regional del Sureste, uno de los espacios protegidos de la Comunidad de Madrid. Desde su creación, hace más de 20 años, la contaminación de los principales cursos fluviales del Parque, el Jarama y el Manzanares, ha sido un asunto que importara en la gestión diaria por parte de la Consejería de Medio Ambiente.

Las aguas que muestra hoy el río Jarama es muy similar a la que hace unos días mostraba el río Tajo en Toledo. El Presidente de la Confederación del Tajo, Miguel Antolín, señalaba que el origen de esas espumas se debían a vertidos puntuales desde un colector municipal y desde la depuradora de Benquerencia, “desmintiendo con rotundidad” que el origen estuviera en las aguas provenientes del río Jarama. Hay que tener en cuenta, que el río Jarama aporta hasta tres veces más cantidad de agua que la que lleva el río Tajo, en Aranjuez. A la vista de cualquiera, el aspecto del río Tajo a su paso por Toledo está fuertemente influenciado por los aportes que le llegan desde el río Jarama, al margen de que existan vertidos puntuales, en todo su curso, que vayan empeorando más todavía su estado.

Los colectivos ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo lamentan, una vez más, la falta de responsabilidad y la inacción de la Confederación Hidrográfica del Tajo y de los órganos responsables de la administración regional madrileña.

Denunciamos vertidos ilegales y mala gestión en la Planta de Tratamiento de Residuos de Almagro

Posted on Actualizado enn

IMG-20161014-Foto_3.jpgEcologistas en Acción, a través del área de residuos, ha dirigido al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Ciudad Real escrito de denuncia por hechos muy graves que atentan contra el medio ambiente en la Planta de Tratamiento de Residuos de Almagro.

En el escrito de denuncia que se acompaña de abundante material documental y gráfico, la asociación pone en conocimiento del Seprona que recientemente se han realizado vertidos de residuos líquidos no autorizados en el nuevo vaso de vertido de la planta de Almagro, así como la mala gestión de los residuos que llegan a la planta.

En concreto los residuos líquidos vertidos provienen de la limpieza de fosas sépticas y de instalaciones industriales, tal y como se puede comprobar en las fotos que acompañan la denuncia, y que muestran como camiones cuba proceden al vertido directo de esos líquidos en el vaso del vertedero.

El vertido de residuos líquidos en vertederos está expresamente prohibido por el artículo 5.3 del Real Decreto 1481/2001 por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, extremo que recoge la autorización ambiental integrada de la planta emitida en  2010 por la Junta de Comunidades no admitiéndose “residuos de carácter líquido o fangos y lodos que presenten una humedad superior al 40% en peso” (punto 4.6 Condiciones generales para el tratamiento de residuos no peligrosos, pág. 42.361, Diario Oficial Castilla-La Mancha de 17/09/2010).

Además, si esos líquidos provinieran de instalaciones industriales pudieran ser residuos peligrosos, incumpliéndose las condiciones de entrada de residuos en la planta, dado que en términos generales, y salvando ciertas excepciones, los residuos peligrosos nunca pueden depositarse en un vertedero de residuos no peligrosos, tal y como además lo establece la propia autorización ambiental integrada.

Ecologistas en Acción sospecha que estas actuaciones no son puntuales, sino que más bien obedecen a una forma de proceder sistemática en la mala gestión de la planta, donde no sólo se admitirían vertidos indebidos, sino que además no se daría el trato adecuado a los residuos domiciliarios que entran. Así lo delataría el hecho de que después de 8 años de que la instalación recibiera la primera autorización ambiental integrada el vaso de vertido inicial se colmatara antes de tiempo y hubiera que construir y autorizar un nuevo vaso de vertido. Eso se debió a la ausencia de tratamiento alguno de los residuos domiciliarios entrantes en la planta de residuos y al vertido en bruto de los mismos, sin recibir ningún tipo de tratamiento previo.

Según la documentación de que dispone Ecologistas en Acción y que ha sido trasladada al Seprona, el vertido de residuos con ausencia de tratamiento previo ya fue objeto de un expediente sancionador por la autoridad ambiental de Castilla-La Mancha y quedan acreditados por informes de Inspección Ambiental de fecha 13 de noviembre de 2014. Una inspección posterior, de marzo de 2015, señala que aparentemente se han solucionado los motivos de la sanción, sin embargo, observaciones visuales de la planta y del vertedero demuestran que no ha sido hasta este verano cuando la planta de tratamiento ha comenzado a funcionar parcialmente de forma correcta, aunque como se ha observado continuando con algunos vertidos directos de residuos que no han recibido tratamiento previo.

Por todo ello, Ecologistas en Acción pide que se investigue si hay delito ambiental en los hechos denunciados, pero sobre todo que se compruebe que los residuos que entran en la planta reciben en su totalidad un tratamiento previo a su vertido y que cesen los vertidos de líquidos residuales y en especial de los posibles residuos industriales peligrosos.

Caso muy grave de contaminación del Tajo en La Puebla de Montalbán. Exigimos explicaciones y soluciones del Ministerio y del Ayuntamiento.

Posted on Actualizado enn

Espumas tóxicas en el Tajo en Toledo
Espumas tóxicas en el Tajo en Toledo

Las revelaciones de eldiario.es sobre el sobreseimiento de una sanción de casi 600.000 euros al ayuntamiento de La Puebla de Montalbán por el vertido de aguas contaminadas procedente de la depuradora municipal son de extrema gravedad.

Según los datos publicados, la depuradora carecía desde 2012 de autorización de vertido por infracciones previas cuando entre septiembre y noviembre de 2014 dio lugar a un nuevo vertido que contaminó gravemente el río Tajo. La Confederación del Tajo estimó en tres millones los litros de agua “con una carga alta contaminante” que se vertieron al arroyo Cañares y de aquí al Tajo.

Probados los hechos por los análisis e informes técnicos del área de calidad de aguas de la Confederación del Tajo, y verificada también tanto la falta de autorización de vertido como la reincidencia, se resolvió sancionar por infracción muy grave al ayuntamiento como titular de la depuradora, lo que conllevaba una multa de 454.000 euros y una indemnización por daños en el dominio público hidráulico de 136.000 euros. Algo perfectamente razonable dados los hechos y que habla bien, al menos en esta ocasión, del ánimo de la Confederación de perseguir y sancionar la contaminación en el Tajo.

Pero la sanción fue recurrida ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que dirige la Sra. Tejerina, y un caso a todas luces claro y bien documentado empezó a girar de sentido. El ayuntamiento consiguió primero que se le rebajara la multa a 50.000 euros y luego que se anulara totalmente la sanción. Para ello el Ministerio esgrimió un informe de la Abogacía del Estado según el cual no se podía determinar si la responsabilidad por el vertido era del propio ayuntamiento o de la empresa gestora de la planta, esto es, de Aqualia perteneciente al grupo FCC.

Al parecer la Abogacía del Estado y el propio Ministerio desconocían que el Tribunal Supremo ya ha emitido varias sentencias en casos similares y en ellas determina con total claridad que la responsabilidad del vertido en una depuradora municipal es del titular de la misma, es decir, del ayuntamiento. Por ejemplo, hay un fallo de la sección 4 de lo contencioso-administrativo de este tribunal de fecha 28 de marzo de 2014 contra el recurso de casación 448/2012 del ayuntamiento de Tarancón en el que se señala que la prestación del servicio por un tercero no priva al titular de su competencia ni le desvincula de sus obligaciones.

Entonces ¿Por qué el Ministerio y la Abogacía del Estado eximieron al ayuntamiento de La Puebla de Montalbán de sus obligaciones y no les obliga a reparar el daño causado al río Tajo? A ésta y a otras cuestiones tan o más comprometidas debe responder ahora el Ministerio que dirige la Sra. Tejerina y el equipo de gobierno del ayuntamiento.

Ecologistas en Acción prepara ya una batería de escritos a dirigir a la Ministra, a la Confederación del Tajo y al ayuntamiento de La Puebla de Montalbán para que se aclaren todas las circunstancias. En primer lugar, las que tienen que ver con la resolución del expediente sancionador que parece tan turbio como las propias aguas del Tajo. Y, en segundo lugar, para que se dejen de producir vertidos contaminantes al río, solucionando de una vez los problemas que hay en La Puebla de Montalbán y que afectan a la gestión de la depuradora.

Mientras se preparan y llegan esos escritos y se contestan no estaría de más que las administraciones empezaran a dar explicaciones y a actuar.

El Ministerio, con su Ministra en funciones a la cabeza, debe explicar porque se obviaron las sentencias del Tribunal Supremo que imputan la responsabilidad de los vertidos de depuradoras municipales a los ayuntamientos. Ya que no se entiende que quienes deben tener el más alto conocimiento jurídico en materia de calidad de aguas pasaran por alto  nada menos que los dictados del Tribunal Supremo.

El ayuntamiento de La Puebla de Montalbán debe explicar porque funciona tan mal la depuradora municipal y resuelva de una vez los problemas graves de vertidos que hay en su municipio. Aparte de por su responsabilidad en el caso, el equipo de gobierno debe ser consciente del daño que su actuación está provocando no sólo en el río sino en las justas reivindicaciones de mejora de su calidad frente a las extracciones del trasvase Tajo-Segura y a los vertidos procedentes de Madrid.