-

toledo

Ascienden a 8 los linces muertos por cazadores, y no son furtivismo.

Posted on Actualizado enn

 

Nenúfar, muerta por disparo a bocajarro, y las que fueron sus crías
Nenúfar, muerta por disparo a bocajarro, y las que fueron sus crías

Los linces muertos por acciones de caza en Castilla-La Mancha no son furtivismo, es caza de especies protegidas. Y hay cuatro cachorros muertos más.

– El Gobierno de la Junta falsea los datos y las causas de mortalidad de lince.

– Son doce los linces muertos. Ocho debido a la caza, pues los 4 cachorros de Nenúfar sin duda perecieron.

– Tal y como lo define el Código Penal, el furtivismo no es la causa, es la caza de especies protegidas.Tras la denuncia de Ecologistas en Acción de que habían muerto en distintas acciones de caza 4 linces ibéricos del programa de recuperación de la especie en los Montes de Toledo, el Gobierno de la Junta, por fin, ha empezado a dar información.

Sin embargo, una vez más, en lugar de practicar la transparencia y explicar las cosas como son, falsea la realidad intentando ocultar las dimensiones del daño causado por la práctica de distintas modalidades de caza y, lo que es peor, de las bajas efectivamente producidas por esta causa.

No son ocho, sino probablemente doce, los linces muertos en los Montes de Toledo en lo que va de año. Y de esa cifra son 8, y no cuatro, los muertos a consecuencia de prácticas cinegéticas. Esa cifra se obtiene de sumar a las bajas reconocidas, las de los cuatro cachorros que estaban al cargo de “Nenúfar”, la lincesa muerta de un disparo a bocajarro, y que se han perdido tal y como ha dado por hecho la propia Junta.

¿O es que para la Junta no hay que contabilizar los cuatro cachorros de “Nenúfar” como parte de la mortalidad de la especie?

Por otra parte, en un ejercicio de ausencia de rigor técnico y jurídico, el Gobierno habla de que las muertes de linces denunciadas por Ecologistas en Acción, han sido causadas por furtivos.
El furtivismo es una práctica tipificada en el código penal, concretamente en el artículo 335 que se introdujo específicamente a petición de los cazadores para penar esta conducta en la reforma que entra en vigor en el año 2004. Este artículo, según su apartado 1 se aplica sólo a especies no protegidas, es decir a las cinegéticas. Y según el apartado 2 penaliza también a “ El que cace o pesque especies a las especies que se refiere el apartado anterior en terrenos públicos o privados ajenos, sometidos a régimen cinegético especial, sin el debido permiso de su titular, ….”.

La caza de especies protegidas es un delito del artículo 334 del código penal, cuestión que el Gobierno debiera saber y decir como es.

Por lo tanto es falso que el furtivismo sea la causa de la muerte de linces. Éstos han muerto por actos de caza ilegal de una especie protegida, en el transcurso de actividades cinegéticas tanto legales como ilegales.
A la vista de los hechos, y al contrario de lo que piden algunas entidades del mundo de la caza es el Gobierno de Castilla-La Mancha, y no Ecologistas en Acción, quien tiene que rectificar y ser transparente a la hora de facilitar información y actuar contra quienes provocan la muerte de linces.

Más información:

Video de Nenúfar con los 4 cachorros en el twitter del entonces Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de CLM: https://twitter.com/i/status/1123114671609929729
Denuncia de Ecologistas en Acción: https://www.ecologistasenaccion.org/128047/mueren-cuatro-linces-a-manos-de-cazadores-en-castilla-la-mancha/

Mueren cuatro linces a manos de cazadores en Castilla-La Mancha

Posted on Actualizado enn

  • En lo que va de 2019 al menos cuatro lices ibéricos han muerto en los Montes de Toledo por disparos de escopeta y trampas.
  • El Gobierno de Castilla-La Mancha no ha informado de los casos y se desconoce si se han abierto expedientes en vía penal y administrativa.
  • Ecologistas en Acción reclama transparencia y una acción contundente de cese de la caza en las zonas donde han aparecido los linces muertos.
Lince muerto en un cepo en Toledo en septiembre

2019 está siendo un año trágico para los linces ibéricos en Castilla-La Mancha, especialmente en la provincia de Toledo.

En los últimos meses se ha certificado la muerte de cuatro linces del programa de reintroducción puesto en marcha por el proyecto Life+Iberlince en la comarca de los Montes de Toledo y del que ahora se hace cargo la Junta de Castilla-La Mancha.

Los casos verificados corresponden con una muerte en un lazo, otra en un cepo y dos por disparos con escopetas de caza. Dos de las muertes han tenido lugar en el mes de septiembre.

Desde que se tienen estadísticas de mortalidad de lince ibérico en este siglo no se había producido una cifra tan alta de muertes debidas a la caza ilegal de linces en una zona tan concreta y en un espacio de tiempo tan corto.

En todos los casos las muertes de linces han tenido lugar por el empleo de medios de caza, bien sea durante el desarrollo de actividades cinegéticas permitidas o por el empleo de métodos de control de predadores.

La distinta naturaleza de los casos hace aún más preocupante la situación, pues las muertes se han producido en distintas fincas y cotos de caza de los Montes de Toledo, en áreas en teoría sujetas a mayor vigilancia por ser objeto del desarrollo del programa de reintroducción y recuperación de esta especie en peligro de extinción.

Todo apunta a que, lejos de lo que se suponía, el lince ibérico no está efectivamente protegido, sobre todo frente a las prácticas cinegéticas, legales o no, y que no solo se están dando en Castilla-La Mancha, sino también en Extremadura o Andalucía. Prácticas que perviven enquistadas en el sector de la caza y que, por desgracia, se regulan deficientemente por parte de unos gobiernos regionales, en particular el de Castilla-La Mancha, más interesados en evitar el conflicto con los cazadores que en la protección efectiva de nuestras especies más amenazadas.

Ante la gravedad de los hechos, Ecologistas en Acción ha remitido un escrito al Consejero de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha pidiendo transparencia en la información sobre la especie, así como los detalles de los expedientes informativos y sancionadores abiertos por estos u otros casos de mortalidad directa de linces que se hayan producido en este año.

Se reclama asimismo que, ante el inminente inicio de la temporada de caza, se cierren cautelarmente los cotos donde han aparecido los linces muertos hasta que se aclaren los hechos y se recupere la zona del daño causado.

Ecologistas en Acción muestra su preocupación porque estos casos no se hayan hecho públicos hasta ahora y pedirá una explicación al respecto, ya que hasta hace no mucho el proyecto Iberlince y las entidades que participan de él eran muy diligentes a la hora de informar de estas situaciones.

Puy du Fou, inauguración marcada por las demandas judiciales y nuevas ilegalidades.

Posted on Actualizado enn

P1140179Siguiendo la dinámica que ha guiado el proceso de aprobación del proyecto de singular interés del parque temático Puy du Fou en Toledo, la inauguración del día 30 de agosto viene marcada por nuevas ilegalidades.

Irregularidades que ponen en riesgo el medio natural, la salud y la seguridad pública y que se suman a las que se denuncian en el escrito de demanda que se entregará el lunes 2 de septiembre ante el TSJ de Castilla-La Mancha.

Los representantes legales de las cinco entidades (*) que en nombre del Movimiento Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou han recurrido en la vía contencioso administrativa contra la aprobación del proyecto realizada por el Gobierno de Castilla-La Mancha entregarán un completo escrito de demanda dentro del procedimiento ordinario 42/2019 que se sigue en la sección 1 de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

La demanda persigue la declaración de nulidad del proyecto, su cierre, derribo y la consiguiente restauración del daño causado en una zona de la máxima protección urbanística en razón de sus valores naturales, forestales, paisajísticos y arqueológicos.

Para ello el recurso no sólo argumentará las cuestiones ya reiteradas en relación a las ilegalidades urbanísticas y medioambientales del proyecto, sino que, además, sostiene que la norma en la que se basó su aprobación como proyecto de singular interés es inconstitucional.

Esto es, se va a perseguir la ilegalidad del Real Decreto Legislativo 1/2010 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Ordenación del Territorio y de la actividad Urbanística de Castilla-La Mancha en lo que se refiere a los proyectos de singular interés.

Así, si el recurso prospera, no sólo se declararía nulo el proyecto del parque temático, sino que la norma que los ampara también sería nula y se evitarían futuros proyectos urbanísticos como éste. Es decir, aquellos en los que una decisión política se impone a las normas básicas de ordenación urbanística y de protección medioambiental.

De cara a la inauguración que se celebrará mañana viernes se han producido otros hechos que también el Movimiento considera ilegales y para los que analiza la vía de denuncia adecuada, sea penal o administrativa. Entre ellos el incumplimiento de las normativas de incendios forestales y de ruido.

A la vista de los ensayos realizados en estos días en el parque temático se pone de manifiesto que se han autorizado los fuegos artificiales en zona forestal y natural, así como la realización de actividades más allá del horario de protección nocturna contra el ruido fijado a partir de las 23 horas.

Ambas cuestiones ponen sobre la mesa cómo se han retorcido las normas y la muñeca de los funcionarios para permitir al Puy du Fou lo que a cualquier otra entidad o persona no se le hubiera permitido.

Los fuegos artificiales que se van a lanzar en el Puy du Fou durante sus espectáculos, así como los ruidos, no harán otra cosa que poner en riesgo y dañar las condiciones ambientales del entorno natural, así como la seguridad y la salud de la personas, tanto de las que visiten el parque como de las que habitan las zonas urbanas en su radio de influencia, como Monte Sión y San Bernardo en Toledo, y las localidades de Guadamur y Argés.

El parque temático, que pretende llegar a atraer más de 2 millones de visitas al año a una ciudad con masificación en el casco histórico como Toledo, es también un claro ejemplo de como la turistificación es un problema de magnitudes ambientales y sociales que genera empleo muy precario y que las administraciones y empresas, lejos de evitar, promueven.

(*) Las entidades formalmente recurrentes del PSI Puy du Fou son:

Asociación de Vecinos ‘El Tajo’, Asociación de Vecinos ‘La Voz del Barrio’, Ecologistas en Acción de Toledo, Equo y el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de Administración de Servicios de Castilla-La Mancha (STAS-CLM).

La Confederación del Tajo y el Gobierno de Castilla-La Mancha encubren las ilegalidades denunciadas en las obras del parque temático Puy du Fou en Toledo.

Posted on Actualizado enn

Destrozo-Puy-du-Fou-4
Algunos de los destrozos provocados por el Parque temático Puy du Fou en el espacio natural protegido

Pasados cinco meses desde que en febrero de este año Ecologistas en Acción de Toledo denunciara ante la Confederación del Tajo y el Gobierno de Castilla- La Mancha la extracción ilegal de aguas para ser usadas en las obras del parque temático Puy du Fou y el incumplimiento de la declaración de impacto ambiental, ninguna de las dos administraciones han respondido a las mismas conforme les obliga la ley de procedimiento administrativo.

Ecologistas en Acción de Toledo sigue esperando la debida respuesta a sus denuncias, que se informe de los expedientes sancionadores abiertos, se le dé traslado de los mismos y que se admita su personación.

El Gobierno de Castilla-La Mancha no ha contestado a la denuncia de ninguna manera. La Viceconsejería de Medio Ambiente, receptora de la denuncia ni siquiera ha remitido acuse de recibo.

Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Tajo acaba de remitir, con fecha 12 de julio a Ecologistas en Acción de Toledo una somera, incompleta e indignante respuesta en la que se limita a decir en una sola frase que se ha iniciado el correspondiente expediente sancionador. Pero no informa de nada más, dejando sin respuesta las solicitudes que por vía administrativa hizo Ecologistas en Acción y que son de obligada atención.

Las administraciones, una vez más, y van ya muchas en todo lo que acontece en relación al parque temático Puy du Fou de Toledo, actúan al margen de sus obligaciones administrativas y, en este caso, cometen dos nuevas y graves irregularidades.

La primera, la de no responder en tiempo y forma a las denuncias y peticiones en relación a las mismas que les han sido formuladas en vía administrativa.

La segundo, y más graves aún, es la de encubrir con subterfugios legales o la simple inacción las ilegalidades cometidas en el Puy du Fou. Algo que podría ser perseguido incluso penalmente.

A la vista de los hechos se confirma que los cambios habidos en los últimos meses en la presidencia de la Confederación de Tajo no se están dejando ver en la mejora de la transparencia y de la atención a las denuncias de la ciudadanía.

Por su parte, cabe preguntarse si los cambios que se están registrando en la estructura del Gobierno de Castilla-La Mancha servirán para mejorar en algo los problemas que se vienen arrastrando en la gestión medioambiental del Puy du Fou, o si se seguirá supeditando el respeto de la legalidad a los intereses del proyecto de parque temático.

El incendio de Toledo, una catástrofe ambiental que exige respuestas y algunas reflexiones.

Posted on Actualizado enn

P1140175 (1320 x 741)–          El origen del incendio apunta a una negligencia muy grave en la instalación y empleo de una bomba de agua para regadío agrícola 

–          El valor ambiental de los terrenos afectados es muy alta, la de mayor nivel en el término municipal de Toledo 

–          Apoyamos una recuperación natural de la superficie afectada en la línea de lo propuesto por los técnicos del ayuntamiento de Toledo. 

–          Es preciso hacer una reflexión sobre cómo evitar este tipo de negligencias, pero resultará difícil atajarlas si las administraciones no son coherentes a la hora de aplicar el mismo criterio a todos. Por ejemplo, al Puy du Fou y su famoso espectáculo pirotécnico, una ilegalidad manifiesta consentida por las autoridades.

Una vez controlado el incendio que se inició el pasado viernes 28 de junio en la finca Loeches situada al sudoeste de la ciudad de Toledo, Ecologistas en Acción de Toledo ha hecho un recorrido de la zona afectada y ha realizado una valoración de lo ocurrido y de lo que estaría por venir.

Finalmente se ha constatado una superficie dañada de unas 1.600 hectáreas de terreno principalmente forestal de encinar y en una parte calificado como urbano dentro de los términos municipales de Toledo, el más afectado, Guadamur, Argés y Albarreal de Tajo.

Según los datos disponibles la causa del incendio sería la avería de una bomba de extracción de agua para regadío que estaba siendo usada en circunstancias presuntamente indebidas, tanto por su ubicación, como por el riesgo de incendio, como por su estado y modo de empleo.

Es decir, el origen del incendio, apunta a una negligencia muy grave que podría tener responsabilidades penales dirigibles tanto sobre los titulares de la explotación agrícola de regadío como sobre los responsables últimos de la instalación y manejo de la bomba de agua.

Cabe señalar que el incendio ha provocado algunos daños materiales en parcelas y viviendas en la urbanización de Monte Sión de Toledo, así como en fincas y casas de campo. Afortunadamente, y a pesar de la virulencia y la velocidad del fuego, no cabe reseñar ninguna pérdida irreparable, de lo cual cabe alegrarse muy especialmente.

De la importancia del incendio da cuenta la velocidad de propagación. En sólo 30 horas, desde que se produjo hasta que se dio por estabilizado, las llamas recorrieron 15 kilómetros. Y a su paso saltaron los 35 metros de ancho de la autovía CM40, Ronda suroeste de Toledo.

Ante un suceso tan virulento y con grave riesgo para las personas, los medios de extinción realizaron un trabajo extraordinario digno de reconocer y de agradecer. También hay que hacer un reconocimiento muy especial al buen hacer y a la colaboración de tantas personas que ayudaron al vecindario y a la que facilitaron el traslado de centros municipales tanto de personas como de animales. Sin duda, todo ello supone un ejemplo de compromiso ciudadano que dignifica a esta ciudad.

Por desgracia la afección más grave del incendio se centra en lo medioambiental. El valor de los terrenos afectados por el incendio es altísimo, sobre todo para el municipio de Toledo y colindantes, pues la zona quemada estaba densamente poblada de monte y bosque de encinas que en algunas zonas tenía una altísima biodiversidad con especies acompañantes tan singulares como la cornicabra, el enebro, la efedra, entre otras muchas. Es el espacio natural más importante del municipio de Toledo y, además, en buena parte sobre terreno de titularidad municipal.

Desde el punto de vista faunístico se han quemado cientos de hectáreas de áreas críticas y de reproducción de águila imperial ibérica y de águila-azor perdicera. Así como terrenos potenciales para la dispersión y recuperación del lince ibérico. Las tres especies declaradas en peligro de extinción. También se han visto afectados hábitats de interés comunitario y elementos geomorfológicos protegidos.

En algunas zonas la vegetación y la fauna, casi han desaparecido por completo, sobre todo en las laderas que dan al Tajo, entorno a la CM-40 y desde ésta hasta la finca Palomilla, en el término de Argés. Afortunadamente la resistencia natural de las encinas al paso del fuego ha hecho que muchos ejemplares arbóreos hayan aguantado vivos y con visos de recuperarse a medio plazo.

Ahora el trabajo en el incendio se centra en una labor absolutamente necesaria que es la investigación del caso y la depuración de las correspondientes responsabilidades. Hay que confiar plenamente en que a la mayor brevedad la unidad de investigación de incendios de los agentes medioambientales y el resto de autoridades evacúen sus informes y se proceda tanto en vía penal como administrativa. Sólo sancionando como se merecen estos hechos y corrigiendo errores se puede avanzar en la prevención de incendios de cara al futuro.

Recordemos que el artículo 358 del vigente código penal considera delito la imprudencia grave que dé lugar a incendios tanto en zonas forestales como no forestales y que suma gravedad a la sanción si se ha puesto en riesgo la vida de personas. En estos casos más graves los culpables podrían sufrir una pena de hasta 10 años de cárcel.

Por último y de cara al futuro inmediato hay varias cuestiones sobre las que toda la ciudadanía y las administraciones toledanas deben reflexionar.

En relación a la recuperación ambiental de los terrenos, hay que ser muy cuidadosos y pacientes a la hora de abordarla. Castilla-La Mancha ya ha sido ejemplo de como si se apoya la regeneración natural se puede tener más éxito y más consistente que si se realiza una labor de repoblación artificial. Los encinares tienen capacidad de regeneración, y aunque costará que se recuperen, y aún más el conjunto del ecosistema con su flora y fauna, es más barato y rentable dejar que la naturaleza actúe, apoyándola sólo en situaciones puntuales.

Más importante si cabe, es sacar las debidas conclusiones de cada incendio. Por desgracia, muchas veces, pasada la alarma de la noticia, se olvida hacer una reflexión y tomar medidas eficaces que sean provechosas para el futuro.

En ese sentido la primera nos la tenemos que aplicar la ciudadanía, en particular aquellos colectivos que son usuarios de espacios forestales o agrícolas y que no toman la debida precaución en el manejo de maquinaria que puede provocar chispas o fuegos causantes de incendios.

La segunda se la tienen que aplicar las propias administraciones, en el este caso el Gobierno de Castilla-La Mancha y el ayuntamiento de Toledo, que no ponen el suficiente celo, ni la suficiente información ni vigilancia para que estas situaciones negligentes vayan a menos. Y lo que es peor, dan incluso mal ejemplo cuando justifican situaciones de riesgo con fines políticos y económicos. Y ahí está el caso de que en la misma zona del incendio y con todos los parabienes administrativos se quiera autorizar un espectáculo de fuegos artificiales, el del parque temático Puy du Fou, en una zona de riesgo, tan valiosa, forestal y protegida como la que se ha quemado. Las administraciones deben predicar con el ejemplo para ser creíbles, y en este sentido, en Toledo, lo primero que deben hacer es anunciar ya que no será posible usar fuegos artificiales en el Puy du Fou.

Enlace a descarga de fotografías.

Cesión gratuita y libre por parte de Ecologistas en Acción de Toledo.

Incendio Toledo 28 y 29 junio de 2019

https://photos.app.goo.gl/zapVFCdz2GKgwVRX9

Últimas plazas para el Campamento “Mirando al Tajo” 2019 que se desarrollará en el Molino de Santa Ana.

Posted on Actualizado enn

Cartel_CampamentoMirando al TajoCompleto el primer turno, sólo quedan vacantes para el de la segunda quincena de julio.

Las inscripciones para el campamento urbano medioambiental “Mirando al Tajo” que organiza Ecologistas en Acción de Toledo con la colaboración de la Concejalía de la Juventud del ayuntamiento de Toledo van a muy buen ritmo. Ya se ha colgado el cartel de completo del primer turno, y sólo queda por completar las inscripciones al segundo, que se desarrolla en la segunda quincena del mes de julio.

Ante la buena acogida que ha tenido la oferta del campamento se ha optado por abrir el rango de edad para este segundo turno, aunque los grupos se trabajarán diferenciadamente en dos tramos 8 a 11 años y 12 a 14 años.

El campamento tendrá un horario de lunes a viernes de 9 a 15 horas, y tiene como objetivo facilitar un ocio vacacional novedoso para la infancia y la juventud, fomentando la sensibilización y la implicación medioambiental. Todo ello en el entorno privilegiado del Molino de Santa Ana, en la misma senda del Tajo en Toledo.

Habrá tiempo para todo, para disfrutar del río y su entorno, para divertirse jugando o haciendo teatro, para investigar sobre los tesoros de la naturaleza y del patrimonio, para hacer ejercicio, para hablar sobre los problemas de la naturaleza, el agua o el cambio climático, y para realizar talleres y actividades de lo más diverso. Todo en un ambiente integrador y con el objetivo número uno de pasarlo bien.

Para ello, el Molino de Santa Ana es un espacio ideal que dispone de los materiales adecuados. Y el campamento tiene un programa que mejora cada año y que se enmarca además en los planteamientos de la Estrategia de Educación Ambiental de Castilla-La Mancha.

La petición de información para inscribirse se puede realizar a través tanto de la Concejalía de Juventud como de Ecologistas en Acción de Toledo, siendo esta segunda entidad la encargada de la gestión de reservas, inscripciones y desarrollo del campamento.

Más información del campamento:

Tf. 608823110

Inscripciones organizacion.toledo@ecologistasenaccion.org