retirada

LA CONSEJERÍA DE FOMENTO DEBE RETIRAR EL BORRADOR DE NUEVA LEY DE TELECOMUNICACIONES QUE DESPROTEGE LA SALUD DE LA CIUDADANÍA

Posted on Actualizado enn

Electromagnetic-Radiation-1Ecologistas en Acción apoya la concentración que se realizará este próximo  domingo  día  24  de  junio, a  partir  de  las 12:15, en  la  Plaza  del  Pan  de  Talavera  de  la  Reina (Toledo) contra  la  imposición  del  despliegue  de  la  tecnología  5G  sin  haberse  realizado  ninguna  evaluación  del  impacto  en  la  salud.

Desde Ecologistas en Acción vemos con gran preocupación la intención del Gobierno de Castilla-La Mancha de sustituir la vigente ley regional de radiocomunicaciones 8/2001, que ha sido hasta ahora un modelo adelantado en España de regulación de las instalaciones de telefonía móvil al partir del principio básico de proteger la salud frente al efecto dañino de la contaminación electromagnética que producen las antenas de telefonía móvil y otras.

Hace dos semanas la Consejería de Fomento sometió a consideración del Consejo Asesor de Medio Ambiente un nuevo texto legal en la materia en el que la carencia más llamativa resultó ser la retirada como objetivo de la ley el de la protección de la salud. Precisamente el punto número uno de la ley en vigor desde 2001. De resultas de ello se desprende que el Gobierno regional quiere anular los criterios de protección que frente a la contaminación electromagnética salvaguardan en la actualidad a la población en general y, singularmente a los colectivos más sensibles, como son los menores, enfermos y mayores de edad.

En la actualidad hay vigentes unos niveles de protección que obligan a mantener unas distancias entre antenas y zonas habitadas, que se vuelven más exigentes en relación a centros educativos, hospitales y asistenciales.

La vigente ley está en perfecta sintonía con  la Resolución 1815 del Parlamento y Consejo de Europa, que establece niveles más restrictivos para la protección de la salud de la población expuesta a la radiación electromagnética, siguiendo lo que aconsejan las investigaciones científicas más recientes, muchas de las cuales ya han constatado los efectos biológicos, y no sólo térmicos, sobre el organismo humano, que van desde alteraciones hormonales, cardiovasculares e inmunológicas hasta daños genéticos y cerebrales, con un riesgo mayor para la población más vulnerable como niños, embarazadas, enfermos y ancianos.

Para atajar esos posibles efectos nocivos de los campos electromagnéticos (CEM), se promulgó en 2001 la ley castellanomanchega, una de las más progresistas de Europa, que además ha sido avalada por el Tribunal Constitucional, que desestimó en 2012 un recurso del gobierno central sobre una supuesta invasión de competencias y reforzando con la sentencia la legítima autonomía de aquélla en materia de salud.

Por todo ello, se hace inimaginable que el nuevo texto de la Consejería de Fomento pretenda borrar de un plumazo una ley proteccionista y avalada por el Tribunal Constitucional.

Así se puso de manifiesto en la reciente reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente, donde los colectivos ambientales criticaron todos a una y duramente la propuesta sin encontrar respuesta en el representante de la Consejería de Fomento. De facto, y ante la falta de apoyos a la norma, se puede considerar que el informe del CAMA sobre la nueva ley se debe considerar totalmente negativo.

Curiosamente este cambio normativa se pretende llevar a efecto cuando se quiere instalar en Talavera de la Reina la red 5G dentro de una prueba estatal que también se hace en Segovia. Así , ambas ciudades y sus habitantes se van a convertir en conejillos de indias de una tecnología que ya avanza, por su mayor potencia, unos mayores riesgos de contaminación electromagnética.

Difícilmente se puede pensar que cambio normativo y prueba de 5G en Talavera de la Reina sean hechos que no están conectados.

Ecologistas en Acción reclama al Gobierno regional que no desproteja la salud de la ciudadanía de Castilla-La Mancha frente a la contaminación electromagnética y retire el borrador de la ley de instalaciones de telecomunicación.

Asimismo, la asociación se une a la concentración que se realizará este próximo  domingo  día  24  de  junio, a  partir  de  las 12:15, en  la  Plaza  del  Pan  de  Talavera  de  la  Reina (Toledo) contra  la  imposición  del  despliegue  de  la  tecnología  5G  sin  haberse  realizado  ninguna  evaluación  del  impacto  en  la  salud.

El Plan de Sequías de la cuenca del Tajo perjudica gravemente el estado de los ríos y favorece a quienes más agua consumen

Posted on Actualizado enn

Mani Tajo Toledo
Foto atletismotoledano.blogspot.com
  • El Plan de Sequías podrá rebajar los caudales ecológicos antes de aplicar medidas de ahorro y reducción del consumo en los usos agrícolas, ganaderos o industriales.
  • Contiene numerosas disposiciones contrarias a la normativa vigente
  • Omite incorporar la gestión del Trasvase Tajo-Segura en situaciones de sequía

 

El proyecto de Plan Especial de Sequías de la demarcación hidrográfica del Tajo no supondrá un documento válido para afrontar los periodos de sequía prolongada. Entre otras medidas contrarias a la normativa, prevé la reducción de los caudales ecológicos y el deterioro de las masas de agua, en situaciones en las que seguirá permitiendo usos suntuosos del agua. Además, permitirá que sigan existiendo trasvases por el Acueducto Tajo-Segura aún en situaciones de sequía prolongada en la cabecera del Tajo. Ecologistas en Acción considera inaceptable este documento e insta a la Confederación Hidrográfica del Tajo que lo retire de forma inmediata.

El Plan Especial de Sequías (PES) de la cuenca del Tajo ha sido sometido a información pública por la Confederación Hidrográfica del Tajo, cuyo periodo de alegaciones ha concluido el 22 de marzo. Este texto contiene numerosas irregularidades debido a una perversa interpretación del concepto de “sequía” y a una tergiversación de la normativa existente. Diferencia, por un lado “sequía prolongada” y por otro “escasez coyuntural”. La primera tendría que ver con la disminución de las precipitaciones en un periodo de tiempo; la “escasez” tiene que ver con la imposibilidad de atender las demandas con los recursos hídricos existentes, sea por las razones que sea. La “escasez coyuntural”, tal y como es definida, es algo que tiene que ver con la sobreexplotación o la deficiente gestión de los recursos y no con la “sequía” tal y como está definida en la normativa[i] .

Para combatir las situaciones de sequía, el PES propone dos medidas: la reducción de los caudales ecológicos y permitir el deterioro temporal de las masas de aguas. Estas dos medidas son contrarias a la normativa. Por un lado, vulneran el artículo 4.6 de la Directiva Marco del Agua ya que el deterioro temporal de las masas de agua solo es de aplicación una vez que se han realizado todas las demás medidas posibles para reducir las demandas (usos agrícolas, industriales, recreativos, etc.).  Por otro lado, el Texto Refundido de la Ley del Aguas establece que los caudales ecológicos son una restricción previa al resto de usos (a excepción del abastecimiento a poblaciones en situaciones como las sequías excepcionales) y por tanto no pueden alterarse mientras sigan garantizándose otros usos. A juicio de Ecologistas en Acción, la Confederación Hidrográfica del Tajo hace una interpretación malintencionada de la normativa para favorecer consumos suntuosos mientras se perjudica la calidad ambiental de los ecosistemas acuáticos.

Por otro lado, los indicadores propuestos para detectar las situaciones de “sequía prolongada” son inaceptables y arbitrarios. Responde solo a situaciones de intensidad pero no tienen en cuenta la duración del fenómeno. Su falta de validez se demuestra al aplicarlos de forma retrospectiva al periodo comprendido entre 1980 a 2012. Entre el 24% y el 34% de los meses de este periodo, en la mayor parte de las subcuencas del Tajo, estarían en situación de “sequía prolongada”, por lo que estos indicadores no sirven para identificar una sequía “excepcional e imprevisible”. Los indicadores lo que están haciendo es identificando situaciones normales dentro del comportamiento de un clima mediterráneo, caracterizado por la recurrencia de periodos secos y periodos húmedos.

En cuanto a la “escasez coyuntural”, la Confederación Hidrográfica del Tajo se inventa un escenario que no aparece en la normativa de agua. Los escenarios de escasez que contemplan en el Plan Hidrológico del Tajo son los de “pre-alerta”, “alerta” y “emergencia”. El PES incorpora el de “emergencia para abastecimiento”. Este nuevo escenario lo que pretende es aliviar las restricciones a los usos agrícolas en situaciones de “emergencia”, cuando estas no podrían garantizarse por la ausencia del recurso. En este sentido, la Confederación pretende gestionar la escasez de una manera irresponsable.

En cuanto a las medidas propuestas para las situaciones de escasez se observa que se priman las actuaciones que promueven la “movilidad del recurso”, es decir proporcionar agua desde fuentes no convencionales como la puesta en marcha de pozos. Hay que señalar que la Confederación Hidrográfica del Tajo propone nuevas obras e infraestructuras, cuando son actuaciones que solo pueden proponerse en el marco de los Planes Hidrológicos. Igualmente se proponen reducciones adicionales a los caudales ecológicos en los ríos Sorbe, Tajuña, Jarama, Manzanares, Alberche y Lozoya, mientras no se reducen los consumos agrícolas, ganaderos o industriales. Esto supondría la desecación de decenas de kilómetros de estos ríos, mientras se siguen permitiendo regadíos.

Por último y no menos importante, hay que señalar que la Confederación Hidrográfica del Tajo omite deliberadamente al Trasvase Tajo-Segura en la gestión de las sequías. Este seguirá gestionándose a través de sus propias normas de explotación, lo que supone primar los usos suntuarios de la cuenca receptora frente a los usos y el deterioro de la cuenca cedente. Además de ser ilegal es una muestra de la irresponsabilidad de la Confederación para gestionar los recursos hídricos en su demarcación.

Por todas estas razones, desde Ecologistas en Acción se insta a la Confederación Hidrográfica del Tajo a la retirada del texto propuesto del Plan Especial de Sequía de la demarcación del Tajo debido a que incumple la normativa vigente, generará más conflictos entre usuarios, perjudicará el estado ambiental de las masas de agua y prima un consumo irresponsable del agua.