Residuos

La parcela del vertedero de Seseña-Valdemoro no está limpia ni descontaminada un año después.

Posted on Actualizado enn

WhatsApp Image 2017-05-12 at 11.03.56Una desagradable sorpresa aguardaba esta mañana a los miembros de Ecologistas en Acción y a los periodistas que han acudido al vertedero de neumáticos de Seseña-Valdemoro, cuando se cumple un año exacto del inicio del fuego.

Al contrario de lo que anunciaron los consejeros de medio ambiente de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha y el propio alcalde del Ayuntamiento de Seseña, la parcela no está limpia ni descontaminada, de hecho se sigue trabajando en ella.

En la parcela de 11 hectáreas se puede observar como una retroexcavadora de Tragsa carga camiones con restos de tierra y cenizas procedentes de los caminos hechos durante el incendio. Dichos portes son trasladados a los gestores y vertederos autorizados en Novés (Toledo) y Valdilecha (Madrid).

En la parcela también se puede observar como en una superficie de unas tres hectáreas numerosos trozos de neumático sobresalen en la superficie, mezclados y enterrados en la tierra. Los trozos, algunos de gran tamaño, proceden de restos que no ardieron y que no han sido retirados en las labores de limpieza. Por último, sospechosas sombras negras destacan sobre el blanco de la ladera, denotando que aún quedan rastros de cenizas sin limpiar sobre el terreno.

Estas circunstancias y el hecho indudable de que Tragsa está trabajando en la zona ponen de manifiesto que la parcela que alojó el mayor vertedero de neumáticos de Europa sigue sin estar limpia ni descontaminada. Y que aunque sea una reducida parte sobre lo que ya se ha retirado, todavía quedan cenizas y restos de neumático por eliminar para completar la labor de restauración de la zona.

Ecologistas en Acción considera absolutamente increíble que ni en la zona de Madrid ni en la correspondiente a Castilla-La Mancha se hayan terminado los trabajos y desmiente que la parcela esté absolutamente limpia, como se ha dicho en reiteradas ocasiones.

Demandamos una explicación veraz de la situación, así como todos los informes que se ha dicho que acreditan la descontaminación de las zonas. A la vista de las circunstancias, poca credibilidad merece lo anunciado hasta ahora por las autoridades.

Ante la inesperada situación que demuestra que no se ha limpiado ni restaurado la zona, Ecologistas en Acción ha declinado participar en el acto que el Ayuntamiento de Seseña había programado para mañana en reconocimiento a las personas que ayudamos durante la catástrofe. La asociación ha pedido al alcalde que aplace el acto hasta que de verdad esté limpia y recuperada la zona.

El nuevo plan de residuos de Castilla-La Mancha insuficiente y mal enfocado.

Posted on

20170207_164912

Ecologistas en Acción considera que el nuevo plan de residuos de Castilla-La Mancha recientemente aprobado no crea los suficientes mecanismos necesarios para evitar manejos ilegales e  incendios como los de Seseña o Chiloeches y que sigue priorizando la incineración y el vertido frente a otros sistemas de gestión no contaminantes.

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha manifiesta sentirse defraudada y frustrada ante la negativa de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural a aceptar las mayor parte de las alegaciones que se le han presentado en el sentido de apostar de una vez por la reducción,  la reutilización y el reciclado, en lugar de hacerlo por el vertido y por la llamada valorización que no es sino una simple incineración.

El escenario de los residuos en Castilla-La Mancha no puede ser más desalentador. Un alto porcentaje de residuos urbanos no gestionados que llenan los vertederos antes de tiempo, como ha ocurrido en el de Toledo. Unas bajas tasas de reciclado. Un descontrol evidente de los centros de gestión de los residuos tóxicos y peligrosos, de los residuos de construcción y demolición, de los lodos y de los neumáticos. Manga ancha para verter con la excusa de servir a la restauración en graveras, pozos y canteras. Una falta de control administrativo eficaz que ofrece el caldo de cultivo donde prosperan situaciones como las que han dado lugar a las catástrofes ambientales de Seseña y Chiloeches. Y todo ello aliñado además con la ausencia de protocolos de emergencias adaptados a estas catástrofes ambientales en las que ha primado la desinformación y el ocultamiento de los riesgos para la población y el medio ambiente.

El Plan desvirtúa  los  objetivos  básicos  de  la  Economía  Circular,  en  los  que  decía  inspirarse y así,  cumpliéndose  los  peores  augurios,  el  pasado  día  29  de  diciembre  ha  quedado  aprobado  un  texto que  tiene  muy  poco  que  ver  con  las  medidas  urgentes  que  exige  el  freno  a  la  escalada  imparable  en  la  generación  de  residuos,  que  aseguren  el  avance  únicamente  de  los  tipos  de  gestión  saludables  para  el  medio  ambiente y la salud   y  que eviten  tanto  la  proliferación  de  vertidos y vertederos como el comercio ilegal pseudo-mafioso en auge.

El plan además facilita el subterfugio para seguir apostando por la incineración a través de los llamados “combustibles  alternativos” o CDR (combustibles derivados de residuos). Este será que, por ejemplo, el destino de parte de los neumáticos de Seseña y de  las  50.000  toneladas  de  hidrocarburos  tóxicos  de  la  laguna  de  Arganda. Restos que se quemarán en centros de trabajo y cementeras, respectivamente, sin  que  nadie  pueda  asegurar  que  con  su  combustión  no  se  liberarán  a  la  atmósfera  las  mismas  sustancias  tóxicas  que  se  emitieron  en  el  incendio.

Ecologistas  en  Acción,  organización que representa a las asociaciones de defensa de medio ambiente en Consejo de Prevención y Reciclado de Residuos, fiel  a  los  propósitos  de  la  Economía  Circular – prolongar  el  ciclo  de  utilidad  de  los  residuos,  ahorrar  materiales  y  recursos  y  evitar  emisiones  contaminantes -,  puso  en  sus  sugerencias  al  borrador  especial  interés  en  mantener  como  eje  rector  del  Plan  el  principio  de  jerarquía – prioridad  absoluta  de  la  reducción,  la  reutilización  y  el  reciclaje  (las  tres  R ) -, reclamando  por  ello  la  supresión  del  principio  espurio   de  Gestión  Integrada,  que  promueve  la  igualdad  de  rango  de  todos  los  tipos  de  gestión,  en  especial,  de  la  incineración,  que  por  sus  efectos  nocivos  había  sido  colocada  en  penúltimo  lugar,  desvirtuando  así  la  jerarquía  en  la  gestión  y  haciéndola  en  la  práctica  inoperante.

Apostamos por los sistemas de SDDR (de depósito, devolución y retorno) en implantación en comunidades limítrofes como la valenciana. Por la instalación del contenedor de materia orgánica, por nuevos sistemas integrados de gestión. Por la sensibilización ambiental de los ciudadanos y de los agentes productores. Por la dotación de medios humanos que asegura la adecuada vigilancia y control en la gestión de los residuos.

Entre otras muchas cosas que no se han aceptado, sólo dos han parecido tener alguna respuesta por parte de la Consejería, el incremento de inspecciones, puesto en marcha ya con un programa recientemente aprobado. Y la imposición de tasas e impuestos al transporte y gestión que desincentiven el hecho de que hoy por hoy Castilla-La Mancha es una comunidad importadora de los peores residuos que se generan en España. Sin embargo ambas medidas tendrán dificultades en su aplicación, la primera por la falta de personal especializado, y la segunda porque requiere de modificaciones legislativas que no se sabe cuánto tardarán.

Denunciamos vertidos ilegales y mala gestión en la Planta de Tratamiento de Residuos de Almagro

Posted on Actualizado enn

IMG-20161014-Foto_3.jpgEcologistas en Acción, a través del área de residuos, ha dirigido al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Ciudad Real escrito de denuncia por hechos muy graves que atentan contra el medio ambiente en la Planta de Tratamiento de Residuos de Almagro.

En el escrito de denuncia que se acompaña de abundante material documental y gráfico, la asociación pone en conocimiento del Seprona que recientemente se han realizado vertidos de residuos líquidos no autorizados en el nuevo vaso de vertido de la planta de Almagro, así como la mala gestión de los residuos que llegan a la planta.

En concreto los residuos líquidos vertidos provienen de la limpieza de fosas sépticas y de instalaciones industriales, tal y como se puede comprobar en las fotos que acompañan la denuncia, y que muestran como camiones cuba proceden al vertido directo de esos líquidos en el vaso del vertedero.

El vertido de residuos líquidos en vertederos está expresamente prohibido por el artículo 5.3 del Real Decreto 1481/2001 por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, extremo que recoge la autorización ambiental integrada de la planta emitida en  2010 por la Junta de Comunidades no admitiéndose “residuos de carácter líquido o fangos y lodos que presenten una humedad superior al 40% en peso” (punto 4.6 Condiciones generales para el tratamiento de residuos no peligrosos, pág. 42.361, Diario Oficial Castilla-La Mancha de 17/09/2010).

Además, si esos líquidos provinieran de instalaciones industriales pudieran ser residuos peligrosos, incumpliéndose las condiciones de entrada de residuos en la planta, dado que en términos generales, y salvando ciertas excepciones, los residuos peligrosos nunca pueden depositarse en un vertedero de residuos no peligrosos, tal y como además lo establece la propia autorización ambiental integrada.

Ecologistas en Acción sospecha que estas actuaciones no son puntuales, sino que más bien obedecen a una forma de proceder sistemática en la mala gestión de la planta, donde no sólo se admitirían vertidos indebidos, sino que además no se daría el trato adecuado a los residuos domiciliarios que entran. Así lo delataría el hecho de que después de 8 años de que la instalación recibiera la primera autorización ambiental integrada el vaso de vertido inicial se colmatara antes de tiempo y hubiera que construir y autorizar un nuevo vaso de vertido. Eso se debió a la ausencia de tratamiento alguno de los residuos domiciliarios entrantes en la planta de residuos y al vertido en bruto de los mismos, sin recibir ningún tipo de tratamiento previo.

Según la documentación de que dispone Ecologistas en Acción y que ha sido trasladada al Seprona, el vertido de residuos con ausencia de tratamiento previo ya fue objeto de un expediente sancionador por la autoridad ambiental de Castilla-La Mancha y quedan acreditados por informes de Inspección Ambiental de fecha 13 de noviembre de 2014. Una inspección posterior, de marzo de 2015, señala que aparentemente se han solucionado los motivos de la sanción, sin embargo, observaciones visuales de la planta y del vertedero demuestran que no ha sido hasta este verano cuando la planta de tratamiento ha comenzado a funcionar parcialmente de forma correcta, aunque como se ha observado continuando con algunos vertidos directos de residuos que no han recibido tratamiento previo.

Por todo ello, Ecologistas en Acción pide que se investigue si hay delito ambiental en los hechos denunciados, pero sobre todo que se compruebe que los residuos que entran en la planta reciben en su totalidad un tratamiento previo a su vertido y que cesen los vertidos de líquidos residuales y en especial de los posibles residuos industriales peligrosos.

TOLEDO AIRE LIMPIO Y ECOLOGISTAS EN ACCIÓN ADVIERTEN A MEDIO AMBIENTE DE LA JUNTA DE CASTILLA-LA MANCHA DE LA CONTAMINACIÓN QUE PROVOCAN LAS CEMENTERAS.

Posted on Actualizado enn

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Representantes de la Plataforma Toledo Aire Limpio contra la Incineración de Residuos en Cementeras y de Ecologistas en Acción, nos hemos reunido este miércoles 25 de noviembre con el Viceconsejero de Medio Ambiente de Castilla-la Mancha, Sergio David González. Por Toledo Aire Limpio han asistido Santiago Salvador, Carmen Tejedor y Félix Ruiz, y por Ecologistas en Acción ha asistido Miguel Ángel Hernández.

Durante la reunión se le ha trasladado al Viceconsejero nuestra preocupación por la actividad de incineración de residuos en las fábricas de cemento toledanas, a las que la Consejería ha autorizado a incrementar la cantidad de residuos a incinerar en sus hornos, lo que a nuestro juicio supone un incremento de emisiones contaminantes a la atmósfera y un mayor riesgo para la salud.

También se le ha trasladado al Viceconsejero nuestra preocupación y crítica porque la Consejería no haya contestado todavía al Recurso de Alzada presentado el 13-08-2015 por Toledo Aire Limpio, donde se solicitaba una revisión de oficio de las autorizaciones concedidas para incinerar residuos en las fábricas de cemento toledanas. El Viceconsejero de Medio Ambiente se ha comprometido a estudiar el recurso y a contestar con la mayor celeridad.

Asimismo se ha pedido a la Consejería que valore el estudio epidemiológico que investigadores del Instituto de la Salud Carlos III, del Área de Epidemiología Ambiental, han publicado en “Chemosphere 128” (enero-2.015) “Mortalidad por cáncer en el entorno de cementeras”, donde se hace referencia a un incremento de cáncer de colón-recto entre un 7% y un 10%, de pleura un 71%, de peritoneo un 62%, de vesícula el 25%, de vejiga el 11%, y de estómago más del 9%.

Igualmente hemos pedido a la Consejería que tenga en consideración y valore un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente de noviembre/2.011 sobre los costes de la contaminación atmosférica de 662 industrias europeas, analizando los datos del Registro E-PRTR. En él se atribuye a Lafarge Cementos de Villaluenga de la Sagra haber contribuido a una pérdida de expectativa de vida valorada en 45 millones de euros (índice VSL) y a muertes asociadas a la contaminación atmosférica por valor de 35 millones de euros (índice VOLY), a través del método de evaluación sucesiva de emisiones-propagación atmosférica-transformación química en el medio ambiente-impactos (muertes prematuras, enfermedades, hospitalizaciones, pérdida productiva, deterioro material, etc.)

Finalmente le hemos trasladado al Viceconsejero nuestra preocupación porque las cementeras de La Sagra puedan acabar también incinerando los lodos contaminados procedentes de la “Charca del aceite” de Arganda del Rey y los neumáticos de Seseña.

Desde los movimientos ambientalistas vemos con preocupación cómo en los últimos años las cementeras se han convertido en verdaderas incineradoras de residuos encubiertas. Por ello, Toledo Aire Limpio y Ecologistas en Acción hemos pedido al Viceconsejero una apuesta clara del gobierno de Castilla-La Mancha para promover el Reciclado y la Reutilización frente a la incineración.