Protección

La protección de espacios naturales fomenta el desarrollo y la economía rural de Castilla-La Mancha.

Posted on Actualizado enn

activate_dia_europeoEcologistas en Acción de Castilla-La Mancha se suma a la celebración del Día Europeo de los Parques Naturales y de la Red Natura 2000 y anima a que se visiten y disfruten estos espacios de forma ordenada y responsable.

Para la asociación el incremento exponencial de visitas en estos espacios protegidos está impulsando de manera muy notoria la actividad en nuestros núcleos rurales. Los datos de 2016, con 165.000 visitantes registrados por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, muestran un notable incremento de la actividad ecoturística y suponen un acicate para futuras campañas y hay que felicitarse por ello.

Esos visitantes no sólo han podido disfrutar de nuestro rico y variado Patrimonio Natural, sino que en muchas ocasiones han pernoctado o comido en Castilla-La Mancha, ofreciendo un valor añadido que está apuntalando de forma notoria la economía rural de muchas zonas.

Ecologistas en Acción considera que hay todavía mucho margen para impulsar el ecoturismo en nuestra región, si bien hay que hacerlo desde la dotación de unos medios de atención al público y de control medioambiental que se deben mejorar.

Al objeto de que se puedan impulsar más y mejor las visitas a estos espacios Ecologistas en Acción demanda una normativa específica de regulación del ecoturismo, que lo diferencie de las actividades denominadas de turismo activo. Una consolidación de las inversiones en personal y en el mantenimiento de los centros de visitantes e infraestructuras de uso público. Y completar la red de espacios protegidos, especialmente en Toledo que es hoy por hoy la provincia más desprotegida y desatendida de todas.

Por último, Ecologistas en Acción hace un llamamiento a las Consejerías responsables de medio ambiente y de turismo para que incrementen su apuesta por los espacios protegidos, para que coordinen a todas las administraciones implicadas y para que le den mayor proyección nacional e internacional a este tipo de turismo responsable.

El lobo, en situación crítica, precisa de atención urgente en Guadalajara

Posted on Actualizado enn

20170326_125925.jpg

  • La caza furtiva, el veneno y la alteración de los hábitats llevan al lobo a ver reducida su escasa población a la mitad de lo que se censó hace 10 años. Apenas queda un núcleo reproductor y medio en Guadalajara.
  • El lobo precisa de medidas urgentes de protección y conservación que no se están adoptando y una acción contundente y constante en su favor por parte de las administraciones.
  • La convivencia con la ganadería es posible, hay soluciones si cada parte afronta su responsabilidad y si se atajan los principales problemas que atañen al medio rural y que no tienen nada que ver con el lobo.

La Jornada sobre conservación del lobo ibérico en Guadalajara organizada por Ecologistas en Acción y el Proyecto de Voluntariado para el Censo y Evaluación del Estado de Conservación de Lobo Ibérico se celebró ayer en Guadalajara con gran presencia de público e interesantes ponencias.

El desarrollo de la jornada, en la que intervinieron científicos, técnicos, educadores y naturalistas, ofreció muchos datos, experiencias y propuestas que permitieron sacar dos conclusiones fundamentales. La primera es que el lobo ibérico está en estado crítico en Guadalajara y Castilla-La Mancha, por lo que precisa de medidas urgentes de protección y conservación que no se están adoptando. La segunda es que existen fórmulas eficaces para que la connivencia entre ganadería y lobo sea una realidad y, en ese sentido, hay que apoyar la ganadería extensiva bien gestionada frente a los modelos que no atienden adecuadamente las necesidades del ganado y su interacción con el medio natural.

Respecto de la situación del lobo ibérico se puede constatar, tanto por los datos oficiales como por los manejados por los especialistas en la Jornada, que la población sigue bajo mínimos a pesar de que la especie está declarada en peligro de extinción desde 1998 en Castilla-La Mancha. En las hipótesis más optimistas apenas queda un núcleo reproductor en la provincia de Guadalajara, con muy pocos ejemplares, y al que podría añadirse otro compartido con Madrid. Esto supondría que los tres núcleos censados a mediados de la década pasada no sólo se habrían reducido, sino que también han tenido que cambiar de sitio.

El lobo ibérico está siendo permanente acosado y con toda probabilidad objeto de caza y furtivismo ilegal. Eso hace que no se estabilice la población y, mucho menos, que prospere hasta alcanzar un estado de conservación favorable. También lleva a que se favorezca un mayor número de conflictos con el ganado, ya que es conocido que los grupos desestructurados y los individuos solitarios tienen más dificultades para alimentarse de presas salvajes.

Detrás de la persecución al lobo sólo cabe pensar que hay dos tipos de comportamientos, que desgraciadamente son comunes a los que se dan en el resto de Sistema Central. Los de ciertos ganaderos que no respetan las leyes y los de ciertos cazadores y cotos de caza en los que se realizan prácticas de furtivismo y envenenamiento de fauna.

Aparte del conflicto con la ganadería, en la jornada se ha puesto de manifiesto la preocupación por el conflicto con la actividad cinegética, más oculto, pero seguramente mucho más peligroso para el futuro del lobo. Hay que recordar que algunas organizaciones cinegéticas vienen pidiendo con reiteración que se declare al lobo especie de caza en Castilla-La Mancha. Y que la causa de la práctica extinción del lobo en Ciudad Real ya se debió a su persecución por motivos cinegéticos. Por otra parte, en zonas loberas de Guadalajara ya se han dado casos reiterados de uso del veneno denunciados por organizaciones ambientales y sancionados por la Junta y los Tribunales.

Otro grave problema para la población del lobo es la gestión de sus hábitats, especialmente las alteraciones y las molestias en las zonas de cría que hacen que la especie no se reproduzca bien. Curiosamente muchas de estas situaciones se dan en espacios presuntamente protegidos, como la Sierra de Ayllón o el Alto Tajo, donde los planes de gestión no han tenido en cuenta los requerimientos de la especie. El incumplimiento de la normativa de protección de especies y de la europea de protección de la Red Natura 2000 es flagrante, por lo que se requiere de una acción de conservación más decidida y eficaz de las administraciones en favor del lobo ibérico y sus hábitats.

El lobo carece de plan de recuperación en Castilla-La Mancha, a pesar de que su redacción es obligatoria desde 1998. También carece de objetivos y medidas para conseguir un estado de conservación favorable, como establece la Directiva Hábitats desde 1992. Y ni la protección de la especie, ni la conservación y restauración de sus hábitats están siendo considerados como deben en los planes de gestión de la Red Natura 2000 y en los planes de ordenación y gestión de la red de espacios naturales protegidos de Castilla-La Mancha.

En este sentido y como medidas concretas hay que priorizar la vigilancia y persecución del furtivismo y del uso del veneno en la provincia, así como delimitar áreas sensibles para el lobo donde se garantice la tranquilidad y el buen estado de conservación del hábitat frente a actividades ganaderas, cinegéticas y forestales.

Es preciso que todas las carencias se rectifiquen y las medidas se adopten cuanto antes si no se quiere que el lobo se vea abocado a su desaparición en muy corto espacio de tiempo.

De otra parte, en relación a la convivencia con la ganadería, la jornada ha puesto de manifiesto que existen diversas medidas de probada eficacia para prevenir los conflictos con el lobo. De hecho, ganaderos que participan en el proyecto que al respecto está llevando a cabo Ecologistas en Acción han prestado su testimonio para confirmar que una adecuada atención y protección del ganado reduce de forma muy significativa la incidencia de posibles ataques. No dejar al ganado sólo en el campo, usar perros de guarda, recoger el ganado por la noche o hacer las parideras en sitios cercados, son medidas útiles y que se deben llevar a cabo contando si es preciso con el apoyo de las ayudas que sean pertinentes, incluida una etiqueta de calidad que permita identificar y valorar mejor los productos ganaderos procedentes de comarcas loberas.

Complementariamente a las medidas que han de adoptar los ganaderos, la administración debe ayudar a la ganadería extensiva bien gestionada a afrontar los perjuicios, mucho más importantes que los que ocasiona el lobo, que la propia actividad tiene por el exceso de burocracia, descenso de las ayudas de la PAC y de los precios que marcan los oligopolios del mercado ganadero y de la distribución.

Guadalajara, al igual que distintos territorios en Castilla-La Mancha, reúne las condiciones idóneas para que exista una población de lobo estable y equilibrada con el entorno natural y en convivencia con las actividades humanas. Pero para que ese objetivo se pueda llevar a cabo es preciso que las administraciones, en particular la Junta de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se pongan a trabajar de forma rigurosa y constante tanto en favor del lobo como de la ganadería y actividades forestales que sean compatibles con el entorno natural.

Impulso para la mejora de los espacios naturales de Las Barrancas y el embalse de Castrejón en la provincia de Toledo

Posted on Actualizado enn

3-Anilla. garzas 6-6-08.JPG

La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y Ecologistas en Acción colaboran para la mejora de los espacios naturales de la provincia de Toledo

El director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. José Manuel Martín Aparicio, y los miembros de Ecologistas en Acción de Toledo, Miguel Ángel Hernández y Roberto Carlos Oliveros, realizaron en la tarde de ayer una visita de campo para comprobar la situación actual por la que atraviesan el Monumento Natural de Las Barrancas en Burujón y el Refugio de Fauna y vedado de pesca del embalse de Castrejón.

En estos espacios naturales que conforman un enclave de gran diversidad natural y paisajística, único en la provincia de Toledo y en toda Castilla-La Mancha, se venían arrastrando también diversas amenazas a las que poco a poco y fruto de la colaboración entre las administraciones públicas, empresas y los ecologistas se están aportando soluciones que están dando frutos positivos.

Entre las actuaciones que han supuesto mejoras significativas a lo largo del último año, tanto la Dirección Provincial como la asociación ecologista, han valorado tres de ellas como muy importantes.

Por un lado, se ha procedido a la regulación del tránsito por la senda ecológica de las Barrancas y la incorporación de personal de vigilancia en los días de mayor afluencia de visitantes. Con la colaboración del ayuntamiento de Burujón se ha cerrado al paso de vehículos no autorizados al acceso a los miradores de las Barrancas, con lo que se han reducido las aglomeraciones de coches en el Monumento Natural y se ha facilitado el acceso a pie, haciendo la visita más grata a los miles de visitantes que acoge este lugar.

En segundo lugar, y según ha destacado Martín Aparicio, la instauración por parte de la Dirección Provincial de un vedado de pesca que cubre la mayor parte del embalse de Castrejón, “lo que ha permitido evitar molestias a las aves en las zonas más sensibles y que este año se haya incrementado notablemente el número de parejas nidficantes de garzas”.

Según los datos manejados por Ecologistas en Acción, en éste 2016 se ha evitado la pérdida de nidos por molestias y se han controlado por medio del anillamiento 182 pollos de garzas cuando en 2015 sólo se pudieron controlar 93, siendo la mejoría de la población del 100%.

Además, las campañas de limpieza llevadas a cabo por voluntarios y agentes medioambientales han permitido eliminar todas las basuras acumuladas en las márgenes del vedado.

En tercer lugar también ha sido muy importante el arreglo de dos tendidos eléctricos peligrosos para las aves rapaces llevado a cabo por Iberdrola, empresa que ha corregido un total de 22 apoyos en los que “por desgracia” habían muerto poco antes del arreglo 3 águilas imperiales y 2 águilas perdiceras, ambas especies en peligro de extinción.

En opinión de los miembros de Ecologistas en Acción y del director provincial, hay que poner en valor estas acciones y los esfuerzos de administraciones y empresas para corregir los impactos que vienen dañando estos espacios protegidos.

En este sentido, los ecologistas han incidido en la necesidad de consolidar estos esfuerzos e impulsar otras medidas que permitan gestionar adecuadamente estos espacios protegidos y recuperar los hábitats y las especies características.

Así, durante la visita, Miguel Ángel Hernández ha planteado la necesidad de renovar la señalización, instalando indicadores adecuados tanto en el monumento natural como en el refugio de fauna y en el vedado de pesca.

Ecologistas en Acción ha señalado también la necesidad de ampliar la presencia de monitores que sirvan de apoyo a la vigilancia de la zona y de orientación al cada vez mayor número de visitantes, así como poner en práctica un grupo de trabajo con todas las administraciones y grupos interesados para impulsar proyectos de mejora del uso público, ecoturismo y conservación de la naturaleza.

Por último, la Dirección Provincial y Ecologistas en Acción de Toledo se han comprometido a seguir colaborando en la mejora de los espacios naturales de la provincia, y particularmente en estos dos, ya que son un ejemplo de buena gestión y de colaboración, que debe continuar en el futuro.