Ministerio Agricultura

Impulso a la agroecología como alternativa al modelo agrario en Castilla-La Mancha

Posted on Actualizado enn

agroecologiaEcologistas en Acción realiza un proyecto para poner en valor la agroecología y analizar su situación en nuestra región. Ayudará a impulsar proyectos sostenibles en los que la población rural y los jóvenes serán los más beneficiados.

La agroecología es la propuesta capaz de integrar los conocimientos tradicionales de campesinos y campesinas de todo el mundo con las aportaciones del conocimiento técnico y científico moderno, para proponer formas sustentables de gestión y aprovechamiento de los recursos naturales. Para los ecologistas y para un cada vez mayor sector de agricultores y ganaderos, la agroecología es la única solución a los problemas que genera el modelo agroindustrial imperante y la que ofrece un verdadero futuro al medio rural, especialmente a los jóvenes que se quieren incorporar a él.

¿Qué iniciativas agroecológicas hay en Castilla-La Mancha y qué pueden aportar?, es la pregunta a la que un grupo de trabajo de Ecologistas en Acción quiere dar respuesta. Para ello desde octubre pasado se trabaja en la planificación y puesta en marcha de esta iniciativa, cuyos objetivos son conocer cuáles y cómo son los proyectos agroecológicos que se desarrollan en la región, detectar las problemáticas a las que se enfrentan a la hora de ponerse en marcha y ofrecer un espacio de contacto y experiencias para desarrollar nuevos proyectos. Todo ello dará lugar a unas jornadas que servirán de punto de encuentro y para elaborar un diagnóstico inicial del sector que marcará las pautas para mejorar en el futuro.

Desde Ecologistas en Acción se quiere contribuir a poner remedio a la falta de conocimiento que hay sobre la agroecología en Castilla-La Mancha y a poner en valor los diversos proyectos productivos que siguen esta filosofía, que por otro lado también afecta a mucha población joven.

Queremos saber cuántos proyectos tenemos en nuestra región y cómo ha sido su evolución. También conocer las necesidades, para poder evaluar la situación de estos proyectos y mejorar su desarrollo”, comenta Ascensión Navalón, una de las responsables del proyecto.

El proyecto tendrá varias fases, “la dimensión de Castilla-La Mancha, en este tipo de proyectos muy ligados al territorio, nos impide muchas veces juntarnos. Trabajaremos una parte online [1]  y otra presencial en la que intentaremos que haya una importante participación. Es un mes que el campo nos permite un poco de descanso… Finalmente se desarrollarán unas jornadas con una conclusiones,  que nos servirán de prediagnóstico y nos darán las pautas para mejorar en el futuro”, concluye Navalón.

[1]  Formulario de recogida de datos en redes sociales: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfcRw0ogVxdYNWLiFEFenjAg0T2O-A_3djnkfpXL_8BHRqNkQ/viewform

Gran acumulación de espumas en el río Jarama

Posted on Actualizado enn

El río Jarama, unos pocos metros más abajo de juntarse con el río Manzanares, aparece con grandes acumulaciones de espumas. Esta situación tiene su origen en la deficiente depuración de las aguas de los municipios madrileños que ambos espumas-jarama-tajoríos encuentran a su paso, así como en los cultivos de regadío situados en sus riberas. Los colectivos ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo vienen denunciando desde hace años la falta de calidad de las aguas de estos ríos y su influencia negativa en el río Tajo, sin que las administraciones competentes establezcan las medidas necesarias.

En la presa del Rey, en el municipio de Rivas Vaciamadrid, el río Jarama presenta una imagen impactante, con espumas que cubren todo su cauce. Lamentablemente, no es un episodio puntual, pues es una situación que ocurre habitualmente al removerse las aguas tras pasar por el salto de la presa. Previamente, unos metros más arriba, las aguas del río Jarama se juntan con las del Manzanares. Ambos ríos van cargados de contaminantes no tratados suficientemente en las depuradoras madrileñas.

La presa del Rey sirve para derivar aguas del río para el riego de cientos de hectáreas de regadío situadas en los municipios de San Martín de la Vega, Ciempozuelos y Seseña entre otros. A pesar de la evidente contaminación, la principal zona de regadío de la región se abastece sin ningún problema de esas aguas. Hay que señalar que, la presa del Rey, está colmatada de lodos en los que se ha encontrado altas concentraciones de lindano, amonio y fósforo (páginas 42 y 104 del Esquema de Temas Importantes de la Confederación Hidrográfica del Tajo). Ni la administración regional ni la Confederación Hidrográfica del Tajo han puesto nunca la más mínima pega para que se siga regando con esas aguas.

Hay que tener en cuenta, además, que el río Jarama en este punto se encuentra en el Parque Regional del Sureste, uno de los espacios protegidos de la Comunidad de Madrid. Desde su creación, hace más de 20 años, la contaminación de los principales cursos fluviales del Parque, el Jarama y el Manzanares, ha sido un asunto que importara en la gestión diaria por parte de la Consejería de Medio Ambiente.

Las aguas que muestra hoy el río Jarama es muy similar a la que hace unos días mostraba el río Tajo en Toledo. El Presidente de la Confederación del Tajo, Miguel Antolín, señalaba que el origen de esas espumas se debían a vertidos puntuales desde un colector municipal y desde la depuradora de Benquerencia, “desmintiendo con rotundidad” que el origen estuviera en las aguas provenientes del río Jarama. Hay que tener en cuenta, que el río Jarama aporta hasta tres veces más cantidad de agua que la que lleva el río Tajo, en Aranjuez. A la vista de cualquiera, el aspecto del río Tajo a su paso por Toledo está fuertemente influenciado por los aportes que le llegan desde el río Jarama, al margen de que existan vertidos puntuales, en todo su curso, que vayan empeorando más todavía su estado.

Los colectivos ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo lamentan, una vez más, la falta de responsabilidad y la inacción de la Confederación Hidrográfica del Tajo y de los órganos responsables de la administración regional madrileña.

La licencia única de caza: más facilidades para la caza, más riesgo para la naturaleza

Posted on Actualizado enn

descargaEl convenio para la creación de la licencia interautonómica de caza auspiciado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y suscrito por las comunidades autónomas de Madrid, Castilla y León, Extremadura y Asturias, supone un notable retroceso en el control de la actividad cinegética. Se considera positivo que Castilla La Mancha no haya suscrito el convenio y se propone que se estudie el tema en el marco de la reforma de la Ley de Caza.

El convenio para la creación de la licencia interautonómica de caza solo se plantea como objetivo dar facilidades administrativas a los cazadores para obtener la licencia en las comunidades autónomas, pero se olvida de garantizar que el desarrollo de la actividad cinegética se realice asegurando los necesarios conocimientos y formación a los cazadores.

La licencia interautonómica obvia que la normativa cinegética, así como la sectorial en materia de protección de la naturaleza, bienestar animal y uso público del medio natural, es distinta en cada comunidad autónoma. Por este motivo, se instauró el examen del cazador, una herramienta para asegurar unos conocimientos mínimos en quienes practican la caza en cada territorio.

La llamada licencia única no establece mecanismos que obliguen a realizar el examen del cazador en las diferentes comunidades autónomas y se limita a facilitar, sin más, un trámite administrativo que también es requerido para otras muchas actividades (turismo en la naturaleza, recreativas, de estudio científico, etcétera).

En estas condiciones, los cazadores que cacen en una comunidad autónoma que no es la de su origen no acreditarán conocimientos esenciales como, por ejemplo, conocer el listado específico de especies cazables.

La licencia interautonómica, en este sentido, es una muestra más de los privilegios que el Gobierno y determinadas comunidades autónomas están dispuestos a conceder al lobby cinético. No les importa una adecuada regulación de la caza, sino arañar unos pocos votos con una medida de marcado carácter electoralista.

Es bueno que diversas comunidades autónomas, entre ellas Castilla-La Mancha, no hayan suscrito el convenio, aunque los motivos esgrimidos sean en principio de carácter económico. Esto permitirá estudiar en más detalle el alcance y los condicionantes a los que debe someterse la licencia única. En este orden de cosas, en nuestra región, el marco adecuado para debatir este asunto sería el grupo de trabajo recientemente conformado para reformar la vigente ley de caza castellanomanchega.