Manipulación

La propuesta de que los cazadores realicen el seguimiento de poblaciones cinegéticas tiene fines espurios.

Posted on Actualizado enn

caso 4.5.10. cebadero jabalíes
Típicos cebaderos para animales, habituales en la “gestión” cinegética de especies

Ecologistas en Acción reclama que los datos sobre las especies de caza se tomen por entidades técnicas o científicas independientes del sector cinegético. Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha confía en que el gobierno regional deseche rotundamente la delirante propuesta de los cazadores.

En las últimas horas se ha hecho pública una propuesta que la Fundación cinegética Artemisan con apoyo de la Federación Española de Caza ha dirigido al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y a las Comunidades Autónomas para que los cazadores sean quienes faciliten los datos para el seguimiento y evaluación del estado de las poblaciones cinegéticas con vistas a la aprobación de normas de caza.

El proyecto , que se denomina “Observadores cinegéticos” no sólo persigue fines espurios, sino que pone de manifiesto que la tan proclamada buena gestión de que hace gala el sector cinegético queda en entredicho por los propios cazadores.

A día de hoy los cazadores ya están obligados a hacer un seguimiento de las poblaciones de especies cinegéticas, así como a comunicar las capturas que se realizan. La normativa les obliga a través de los planes técnicos de caza que se deben renovar periódicamente y que deben basarse en un adecuado censo de poblaciones. Además, la normativa obliga a comunicar periódicamente esos datos a las administraciones, todo ello en el marco que supone debe garantizar la buena gestión cinegética.

El problema de esos censos y de esos planes técnicos de caza es que nadie se los cree, ni los propios cazadores por lo que se ve. En muchas ocasiones lo que comunican los cazadores son cortas y pega de datos de otros cotos, o de años anteriores. De manera que, ante la pasividad de la administración, se justifique que sigan cazando lo que ellos quieran.  En suma, la “buena” gestión cinegética es una mentira.

Por otra parte, si los cazadores son ya “observadores” de las poblaciones de los cotos, ¿por qué entonces presentan este proyecto? Ellos mismos lo dicen abiertamente, “para reducir los problemas” que en los últimos años se producen por los recursos que interponen organizaciones ambientales y animalistas y que están anulando en los tribunales órdenes de veda y otras normativas cinegéticas.

La jugada del sector cinegético no puede ser más evidente y con fines más espurios. Como los tribunales están anulando las órdenes de veda y planes de gestión, como los del lobo, por ausencia de informes técnicos o científicos que los justifiquen o porque los datos de esos informes no avalan las pretensiones de los cazadores y de las administraciones, lo mejor es que el propio sector los elabore a la medida de sus propios intereses. Así las administraciones los podrán usar para justificarse ante los tribunales y podrían evitar la acumulación de sentencias anulatorias de normas de caza.

Ecologistas en Acción reclama que los datos sobre las poblaciones cinegéticas se tomen por entidades técnicas o científicas independientes del sector cinegético y de los intereses de las administraciones. Y que el sector de la caza cumpla con la normativa en cuanto a los planes técnicos de caza o que se les sancione debidamente. Sólo así se puede garantizar la debida protección y conservación de la fauna silvestre cada día más amenazada por la caza. En este sentido la asociación se dirigirá en próximas fechas tanto al Ministerio como a las Comunidades Autónomas para defender esta postura y abrirles los ojos frente a la #LaVerdadDeLaCaza.

MANIPULACIONES DE QUANTUM MINERÍA EN EL PROYECTO DE TIERRAS RARAS EN CIUDAD REAL

Posted on Actualizado enn

cabecera-maria-valle-tierra-viva_ediima20160521_0282_18Quantum Minería minimiza infructuosamente el impacto de la que sería la primera explotación de tierras raras en Europa, negando el riesgo radiológico advertido por el CSN y el daño sobre los recursos naturales y agrarios.

Desde que en el marco del proceso de evaluación de impacto ambiental se han conocido los informes que distintos organismos han emitido sobre los proyectos de explotación de tierras raras Matamulas y Rematamulas 1 y 2, la empresa Quantum Minería está poniendo todo su empeño en desvirtuarlos o, en su defecto, en dar a entender que modifica el proyecto para evitar lo que a todas luces resulta ya evidente, el proyecto es incompatible con el medio ambiente.

En las últimas semanas la empresa ha ido modificando sobre la marcha datos del proyecto, como el consumo de agua, o minimizando el impacto sobre el medio natural y las explotaciones agropecuarias, contradiciendo abiertamente e intentando sortear los informes emitidos por la Confederación Hidrográfica del Guadiana y distintos estamentos de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural,

Ahora, hace pocos días, en un comunicado la empresa Quantum Minería dice que el proceso de extracción de  monacita que se pretende llevar a cabo no es comparable con el realizado en otros países, como China y Estados Unidos, restando importancia al Riesgo de Radioactividad y obviando que, de llevarse a cabo, éste sería el primer proyecto de minería de tierras raras de Europa y que, por lo tanto, no hay más precedentes ni referentes que los llevados a cabo en otros territorios.

Desde Ecologistas en Acción recordamos que ha sido el Propio Consejo de Seguridad Nuclear el que ha dictaminado que el proyecto es susceptible de causar un impacto radiológico en los trabajadores, el público y el medioambiente. Además exige a la empresa que para poder ejecutar la actividad debe elaborar un estudio sobre el riesgo radiológico para los trabajadores y el entorno.

Quantum ha minimizando nuevamente los riesgos del proyecto, al que compara con un simple cribado de tierras sin aditivos químicos e ignorando la magnitud del proyecto y los valores medioambientales y socioeconómicos de la comarca del Campo de Montiel.

Esta empresa vuelve a improvisar, recordemos que hace pocos días redujo las necesidades de agua previstas a una quinta parte, y  parece sacar pecho ante estos envites contrarios a sus expectativas,  imponiendo sus criterios de viabilidad y minimizando las características del proyecto que pretende remover millones de toneladas de tierra en una extensa zona de elevados valores ambientales. Reconducir el impacto del proyecto a golpe de nota de prensa, no hace sino reafirmar lo que ya se ha señalado con rigor y criterio desde la Plataforma Sí a la Tierra Viva de la que forma parte Ecologistas en Acción, esto es, las graves carencias medioambientales y técnicas de una empresa que pretende ejecutar un proyecto minero que pondrá en juego nuestras recursos naturales, nuestros espacios y especies más valiosos y nuestra salud.

Después de estas actuaciones de Quantum minería, desde Ecologistas en Acción, sólo esperamos que el proyecto se resuelva de la única manera sensata que cabe, con una contundente declaración negativa de impacto ambiental.