maltrato animal

TRAS CUATRO AÑOS DE TRABAJO, VE LA LUZ UNA PROFUNDA REFORMA DE LA LEY DE CAZA DE CASTILLA-LA MANCHA

Posted on Actualizado enn

web_238231_68602
Foto © David Santiago-WWF

La Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha comparte su satisfacción por el éxito logrado y agradece el apoyo y el trabajo de las 40 organizaciones y 117.414 firmas ciudadanas que han llevado a que por primera vez en España se modifique una ley de caza por la demandas de quienes defienden el uso público del medio rural, el bienestar animal, el medio rural y la naturaleza frente a los privilegios y abusos de la caza.

La aprobación por parte de las Cortes de Castilla-La Mancha de la Ley de modificación de la ley 3/2015 de Caza de Castilla-La Mancha y otras normas supone la culminación de casi cuatro años de actividad de la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha y de las decenas de miles de personas que le ofrecieron su apoyo.

Que una norma de las características de la Ley de caza de 2015 se reforme profundamente atendiendo a las demandas de entidades que defienden el medioambiente, el bienestar animal  y uso sostenible del medio rural es sin duda un hito singular tanto en España como en Castilla-La Mancha.

El esfuerzo de diálogo, debate y oferta de propuestas rigurosas se ha visto recompensado con el equivalente a una nueva ley de caza en la que se recogen buena parte de las demandas de la Plataforma. Prácticamente tres cuartas partes de los contenidos que se modifican en la ley han sido aportaciones de entidades que han sabido aunar criterios y puntos de vista diferentes pero confluentes.

Sin duda la reforma se queda corta en varios aspectos, más de los deseables, pero a través del camino abierto hay una evidente esperanza de mejora aún mayor en el futuro.

Pese a las fuertes, injustas y continuas presiones del lobby cinegético, el trabajo y continua interlocución de la Plataforma con el Gobierno regional, con los grupos parlamentarios que lo sustentan y, en particular, con la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, han dado lugar a que prospere una reforma legislativa más que beneficiosa para el conjunto de Castilla-La Mancha.

A partir de ahora, en Castilla-La Mancha no podrán multar a nadie por salir al campo y espantar inadvertidamente a la caza. Para capturar un animal doméstico en el medio natural habrán de utilizarse medios incruentos que salvaguarden el bienestar. Será más seguro caminar y se multará a quien ponga obstáculos o impida el paso por las vías de uso público. Los agentes medioambientales tendrán mayor visibilidad en la ley de caza. Dejarán de considerarse modalidades de caza el lanceo o los peligrosos aguardos nocturnos. Se harán más responsables a los titulares de los cotos del uso de veneno o de otras prácticas dañinas para las especies y el medio ambiente. Y se controlarán y se sancionarán mejor las actividades ilegales asociadas a la práctica cinegética.

La Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha está convencida de que todo lo logrado redundará en el beneficio de toda la ciudadanía, para que pueda disfrutar responsablemente del entorno natural y para que muchas actividades económicas se puedan desarrollar mejor en el medio rural.

Se adjunta un documento más detallado de balance de la reforma de la Ley de caza de CLM en Balance_ReformaLeyCazaCLM_20180315

 PLATAFORMA CONTRA LA LEY DE CAZA DE CASTILLA-LA MANCHA

Creada en junio de 2014, en la actualidad cuenta con los siguientes miembros.

Ecologistas en Acción (federación regional de Castilla-La Mancha y las cinco federaciones provinciales con sus grupos federados), Ardeidas, Sociedad Albacetense de Ornitología, Esparvel, Attac CLM, CCOO-CLM, Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla – La Mancha, Coordinadora Regional de Agentes Forestales de CC OO, FSP-UGT Clm, Plataforma Ibérica de Defensa de los Caminos Públicos, Plataforma Caminos Públicos de Toledo, Federación de Deportes de Montaña de CLM, APATA (Talavera), APADAT (Toledo), Mirada Animal, Cuenca Animal, El Arca de Noé (AB), ANDA, Plataforma de Defensa del Tajo de Toledo, Colectivo Tierra Llana de Albacete, Izquierda Unida de Castilla-La Mancha, EQUO Castilla-La Mancha, Partido Castellano, Podemos Toledo, CAVE-Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo, Observatorio Justicia y Defensa Animal, Federación Española para el Bienestar Animal, seis empresas de turismo rural y de naturaleza, apicultores, agricultores, ganaderos y otros usuarios del medio natural a título individual.

Anuncios

Animalistas y ecologistas apoyan pero piden importantes mejoras en la Ley de bienestar, protección y defensa animal de Castilla-La Mancha.

Posted on Actualizado enn

 

PerrosHacinados (600 x 333)Diversas entidades representativas del movimiento animalista y ecologista han decidido aunar criterios y acciones ante la tramitación por parte del Gobierno regional de la nueva ley de bienestar, protección y defensa animal de Castilla-La Mancha.

Dichas entidades valoran como muy positiva y necesaria la aprobación de una nueva ley, ya que la vigente, fechada en 1990, ha quedado desfasada ante la creciente concienciación social contra el maltrato a los animales y por el reconocimiento de unos derechos que los protejan.

Estos colectivos  han presentado alegaciones en el periodo de información pública que estuvo abierto hasta el 18 de septiembre pasado por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en las que, si bien se hizo una formulación individualizada de las mismas, se encuentran unos elementos comunes que ahora se quiere resaltar.

Así, aunque se abordan aspectos tan significativos como el objetivo del sacrificio cero, la prohibición de disparar a los animales o los circos sin animales salvajes, se ponen de manifiesto unas notables carencias que hacen que la ley quede lejos de abordar la especial problemática que en relación al maltrato animal y a la gestión de los animales domésticos existe en Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha arrastra un problemática muy preocupante en relación a la protección animal y es hora de que se pongan límites a las actuaciones de abuso que se producen en espectáculos, fiestas, ferias, actividades o instalaciones con todo tipo de especies animales. Es hora también de que se combata el fomento irresponsable de la tenencia y exhibición de animales y de que se regulen las situaciones de maltrato que se dan entorno a la actividad de la caza. Hace falta además que se garantice con los medios humanos, de vigilancia y materiales oportunos el cuidado de los animales abandonados o perdidos.

En definitiva es hora de una Ley de Bienestar, Protección y Defensa  Animal valiente y completa que dé soluciones y regule la demanda ciudadana de protección para los animales. Que aborde sin miedos las sanciones por maltrato  y  que ponga coto a ciertas actividades como las ligadas a la caza o el empleo de animales en fiestas populares.

Para lograrlo las principales propuestas cuya inclusión en la ley piden las entidades animalistas y ecologistas son las siguientes:

  • Que se armonice y mejore la definición de animal objeto de protección bajo esta ley y que debe abarcar a todo tipo de animal que esté bajo la tutela o en mano de personas o entidades independientemente de la especie a la que pertenezca.
  • Que no se permita la utilización de animales como objeto de lucro o de divertimento banal, sean de especies salvajes o domésticas, no sólo en los circos sino también en cualquier tipo de espectáculo, fiesta, exhibición o feria. Resulta evidente que si se consideran inapropiados los circos con animales, también lo deben ser cualquier otro tipo o lugar donde los animales son tratados de forma análoga o incluso de peor manera.
  • Que se eliminen de la ley de caza, ya que de momento la reforma de ésta no lo contempla,  las referencias a los animales asilvestrados y la posibilidad de cazarlos y que se prohíban por salvajes y masivas las tiradas a animales de granja.
  • Que se tienda a que todos los animales dispongan de algún tipo de identificación reglamentaria  y estén debidamente inscritos en un registro al objeto de controlar la tenencia, asegurar un  trato responsable y poner fin al comercio ilegal y a los abandonos.
  • Que se garanticen los medios necesarios de vigilancia contra el maltrato y para atender debidamente las situaciones de abandono, incluyendo entre ellos la incorporación de los agentes medioambientales entre los servicios de las administraciones dispuestos para el cumplimiento de la ley.
  • Que se fomenten los servicios mancomunados de atención a animales de compañía en los Ayuntamientos donde por sí solos no puedan asumir la competencia,
  • Que se faciliten y se doten de medios suficientes los convenios con protectoras y albergues, y que los Ayuntamientos, las Diputaciones y la Consejería contemplen partidas presupuestarias adecuadas para asumir las funciones que les impone la ley.
  • Que se amplíe la representación de las entidades de defensa animal y protectoras en el Consejo Asesor Regional.

Las entidades animalistas y ambientales trasladarán mañana martes día 24 de octubre estos puntos de vista al Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente que se ha convocado en Toledo.

Estos colectivos han manifestado que esperan  que las alegaciones presentadas serán debidamente atendidas y que esperan que la Consejería hará oídos sordos de las quejas demagógicas e infundadas que determinados colectivos han expresado en contra de la ley.

LISTADO DE ORGANIZACIONES FIRMANTES

Apadat, Arca de Noé de Albacete, Ardeidas, Área de Protección Animal de Izquierda Unida Castilla-La Mancha, Ecologistas en Acción Castilla-La Mancha, Equo Castilla-La Mancha, Esparvel, Federación Española para el Bienestar Animal – FEBA, Fundación Alma Animal, Ong-ADDA, Plataforma NAC, Sociedad Albacetense de Ornitología.

La caza intensiva atenta cada vez más contra la biodiversidad y el bienestar animal

Posted on Actualizado enn

whatsapp-image-2016-11-10-at-09-50-09Ecologistas en Acción demanda a las comunidades autónomas la eliminación de la caza intensiva y de todas las malas prácticas asociadas a ella. 

En Castilla-La Mancha el problema es especialmente grave, pues abundan las zonas de caza intensiva y ésta van a aumentar, incluso en espacios protegidos, si termina de implantarse la figura del  cuartel de caza comercial derivada de la vigente ley de caza. En la región, los intensivos son responsables de casos muy grave de veneno y de muerte de especies protegidas y de que se usen los métodos más peligrosos de control de predadores, como los alares. Actualmente hay en Castilla-La Mancha del orden de 287 cotos intensivos o cuarteles de caza comercial, cuando en España había poco más de 600 en 2013. Pedimos a la Junta que retire esta figura de la ley de caza en el proceso de reforma en marcha.

La caza intensiva, basada en la suelta de animales criados en granjas, está creciendo exponencialmente en España en los últimos años. Muy particularmente en las comunidades autónomas del centro y sur peninsular, tales como Castilla-La Mancha, Madrid, Andalucía, Extremadura y Castilla y León.

El crecimiento de este tipo de caza ha sido tan grande que ya se da muerte a más perdices rojas “de bote” o criadas en granjas que naturales. Según datos del último Anuario de Estadística Forestal publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en 2013, en España se cazaron 2.423.519 perdices en total, mientras que se soltaron del orden de 1.352.058, es decir, las sueltas equivalen al 55,7 % del total de ejemplares cazados. Asimismo se mataron más de 104.000 faisanes, todos procedentes de sueltas.

Esta caza, que cabría calificar de industrial, basada en la cría en granjas, sueltas y caza masiva de ejemplares, lleva aparejada un intenso manejo del acotado para garantizar que la alta inversión que implica todo el proceso se rentabiliza con los altos precios que están dispuestos a pagar los clientes que se acercan a ellos.

Operadores de turismo cinegético llegan a facturar del orden de 46 a 57 euros por perdiz cobrada, y se garantiza siempre un mínimo de capturas a cada partida de 3-8 cazadores que puede rondar las 500-600 perdices. Es decir, un grupo que ha contratado los servicios de uno de estos cotos intensivos está dispuesto a pagar cerca de 36.000 euros en un solo fin de semana.

La desproporción entre lo que se caza en las zonas intensivas y lo que se caza en el resto de espacios aumenta cuando se observa que las primeras ocupan el 1 % de la superficie total de zonas de caza en España y suponen un 2% del total de espacios acotados.

Sin embargo, su impacto en términos de daños a la biodiversidad y al bienestar animal se multiplica, ya que estos cotos actúan como sumideros de especies protegidas y no protegidas debido a las malas prácticas que los caracterizan,  producen un efecto contagio en la mala gestión del resto de cotos y, además, han forzado cambios normativos que los promueven a la par que reducen los controles ambientales. Así ha ocurrido, por ejemplo, con la Ley de Caza de Castilla-La Mancha aprobada en marzo de 2015, donde el lobby de los intensivos ha forzado un cambio a su favor sin precedentes introduciendo la figura del cuartel de caza comercial.

Las malas prácticas que se dan en la caza intensiva son numerosas, pero las más destacadas son las que tienen que ver con la utilización de medios legales e ilegales de control de predadores, tales como lazos, cajas-trampa o veneno; la caza masiva y el tiro al blanco que se ejerce sobre los animales de granja, que se matan por cientos cuando no por miles en una sola jornada de caza; y la dispersión brutal de plomo en el medio natural que provoca el uso de la munición.

Además, en los cotos intensivos se permite cazar fuera de la temporada general de caza, en época de reproducción o de paso migratorio, y se suelen realizar numerosas infraestructuras impactantes para darles servicio, tales como grandes caseríos y palacetes, una densa red de caminos y pistas, vallados que cercan la finca y hasta aeropuertos privados.

Ejemplos del perjuicio que provocan los cotos intensivos en la biodiversidad los hay numerosos y muy recientes. En el pasado verano el Seprona denunciaba a un coto intensivo de Moratalla, Murcia, por usar veneno y matar animales domésticos y silvestres.  Recientemente se ha conocido la sentencia que condena a un año y medio de prisión y 90.000 euros de indemnización al titular de las fincas La Nava y Barranco de la Gomera, al sur de Ciudad Real, por la muerte de la lince “Grazalema” en una caja-trampa para capturar predadores. En septiembre pasado se denunciaba al coto Mata del Moral en la provincia de León por la muerte masiva de especies protegidas. Un conocido coto intensivo toledano, Mochares, con dos precedentes de uso de veneno, ha sido sancionado a principios de 2016 con un año de suspensión de la caza tras aparecer 10 rapaces, entre ellas 5 milanos reales especie en peligro de extinción, y 16 cebos envenenados.

Pero lo malo no son sólo las actuaciones ilegales, también las legales son más que peligrosas. Uno de los linces del programa de reintroducción en Castilla-La Mancha, Llera, cayó en mayo de 2015 en un lazo en alar autorizado y pudo ser liberado gracias a que portaba radiotransmisor. En estos alares que permiten las comunidades autónomas amparándose en una inaudita homologación realizada por el MAGRAMA se llegan a instalar 240 lazos por cada 500 hectáreas de terreno, una tupida red de trampas de la que difícilmente escapará predador alguno. El alar ha sido una demanda de los cotos intensivos y de otros grandes cotos que no entienden la caza sin perseguir a lo que ellos llaman “alimañas”.

Los daños de los intensivos en la biodiversidad están acreditados por numerosos estudios. Una revisión de especialistas del CSIC sobre los efectos de la caza menor publicada en la revista Ecosistemas (número 22, mayo-agosto, 2013) concluía sobre ellos que “las sueltas de perdices de granja u otras características de los cotos intensivos podrían estar afectando negativamente a dos grupos de aves protegidas”, las rapaces y las esteparias.  Y considera que “además de sus efectos en las poblaciones nativas de las especies en cuestión, las sueltas pueden tener efectos negativos en la fauna no cinegética, ya que pueden favorecer la introducción de parásitos nuevos en el medio, que podrían afectar negativamente a otras especies presentes en los mismos ecosistemas”.

A pesar de las evidencias, las administraciones no solo se muestran reacias a prohibir la caza intensiva, sino que cada día la fomentan más, con normativas cada vez más permisivas y con una ausencia de vigilancia flagrante. La presión del lobby que maneja este negocio es tal que llegar incluso a acallar las voces de otros sectores cinegéticos que dicen sentirse perjudicados por este tipo de caza, a la que acusan de haber acabado con la perdiz autóctona.

La caza intensiva que se ejerce en los cotos intensivos, en los cuarteles de caza comercial o en los llamados escenarios de caza no puede permitirse de ninguna manera, y es hora de que las administraciones responsables la prohíban de una vez por todas. Solo una débil justificación economicista que beneficia a unos pocos hace que se mantenga una práctica dañina y perjudicial en todos los sentidos.

 

Anteproyecto de Ley de Caza CLM: UNA REFORMA INSUFICIENTE

Posted on Actualizado enn

(Valoración de la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha de la toma en consideración del anteproyecto de Ley por parte del Gobierno Regional.)

20151213_130931

La Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha considera que la reforma de la ley de caza planteada inicialmente por el Gobierno regional es insuficiente y está todavía bastante lejos de cumplir con las expectativas de los colectivos y personas por cuya iniciativa y reivindicación se está afrontando este cambio legislativo.

Admitiendo y agradeciendo que por fin se haya dado voz a quienes de distintas maneras se ven afectados por la caza sin ser cazadores, no es menos cierto que el anteproyecto de ley se inicia sin el consenso con la Plataforma, perdurando en la propuesta de reforma peligrosos y controvertidos preceptos de la ley vigente promovida por el Gobierno anterior de la Sra. Cospedal.

A la espera de que se haga oficial el texto del anteproyecto de ley y de que la Plataforma lo estudie en detalle, y a la vista de los borradores y de las reuniones mantenidas con la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, se esperan avances en materia de compatibilización de usos en el medio natural y, en menor medida, de respeto del bienestar animal.

Así, se modificaría profundamente el artículo 27.m que penalizaba de forma genérica el espantar a las especies de caza, aunque fuera de forma involuntaria. Ahora sólo se multaría aquellas acciones, incluso de los propios cazadores, que tengan la intención de perjudicar a propósito las actividades cinegéticas legalmente autorizadas. También, en esta línea, se señalizarán más y mejor las zonas de seguridad, contribuyendo a evitar accidentes y molestias a quienes hagan uso del medio natural para actividad de ocio, turismo u otras.

Por otra parte, aunque seguimos defendiendo que los animales domésticos no deben ser en ningún caso objeto de la ley de caza, se establecería como prioritaria la captura en vivo de los mal llamados “asilvestrados”, frente al abatimiento como plantea ahora la ley de 2015.

Además, otras propuestas de la Plataforma se han incorporado al anteproyecto de ley, aunque sea parcialmente. Por ejemplo, se ampliarán las medidas de control de las actividades e infraestructuras cinegéticas más perjudiciales para el medio natural, se remarca la figura del agente medioambiental y se retira la referencia a las subvenciones para los empresarios del turismo cinegético.

A lo que el anteproyecto de ley no da una respuesta adecuada es al enfoque economicista e intensivo al que se dirige la actividad cinegética. Fundamentándose en una dudosa aportación que la caza ofrece al desarrollo rural, se facilita la intensificación manteniendo la figura de los cuarteles de caza comercial, permitiendo los cuarteles de caza menor en la Red de Áreas Protegidas y disminuyendo el tamaño de los cotos de caza mayor.

También resulta muy negativo que se mantengan, sea como modalidades de caza o sea como métodos de control de poblaciones, prácticas peligrosas, como la caza nocturna; dañinas para especies protegidas, como la cetrería o el rifle del 22; y crueles o masivas, como el perro de madriguera, los hurones o las sueltas. En este apartado sólo se ha prohibido el tiro de pichón o el lanceo a caballo, lo que implica una escasa voluntad de ejercer un verdadero control de los abusos y crueldades que se cometen al llevar a cabo determinadas prácticas de caza.

La Plataforma también se opone frontalmente a que se permita cazar con 14 años, una edad a la que se carece de la madurez y de las cualidades físicas precisas para portar un arma, o a que se mantenga la rebaja y la discrecionalidad en las sanciones.

Por todo ello, sorprende y defrauda a la Plataforma que estos retrocesos en materia cinegética se apoyen por un Gobierno que anunció que promovería una caza sostenible y compatible con la conservación del medio natural, respetuosa con los principios de bienestar animal y de compatibilidad de usos en el medio rural.

Una vez se haga oficial el texto concreto del anteproyecto que el Gobierno somete a participación pública la Plataforma valorará definitivamente la iniciativa, así como la estrategia y actuaciones a poner en marcha para que la reforma de la ley de caza sea tan profunda como esperan las miles de personas que se movilizaron en contra de la Ley de Caza de 2015 y las casi 120.000 que firmaron la petición de su retirada.

Será el momento de plantear la campaña y las movilizaciones que sin duda serán precisas para conseguir que el Gobierno y las Cortes no frustren las expectativas de cambio en profundidad de una ley medieval y comercial como es la vigente en Castilla-La Mancha y contra la que se habían posicionado los partidos que a día de hoy sustentan al Gobierno regional.

LA LEY DE CAZA DE CASTILLA LA MANCHA, MUY LEJOS DE ESTAR CONSENSUADA

Posted on Actualizado enn

(Nota de Prensa Plataforma Contra la Ley de Caza de Castilla La Mancha)

Manifestacion-Ley-Caza-Toledo_EDIIMA20150221_0384_23Como parte integrante de la mesa de negociación y conocedores de la situación real del proceso de elaboración del nuevo proyecto de Ley de Caza, la Plataforma Contra la Ley de Caza de Castilla La Mancha no puede evitar una honda preocupación y cierto punto de desconcierto ante las declaraciones emitidas este jueves en el pleno de las Cortes por el Consejero de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Castilla La Mancha respecto al consenso logrado en un para nosotros desconocido nuevo proyecto de Ley a punto de aprobarse.

Según las informaciones publicadas por eldiariodigital.es, Francisco Martínez Arroyo declaró para nuestra sorpresa al hilo de la pregunta oral que la diputada del PP Lola Merino formuló en el pleno de las Cortes, “sentirse orgulloso” de un proyecto de Ley de Caza “consensuado al 95% de la mano de sectores cinegéticos y ecologistas”, que está previsto que se lleve al Consejo de Gobierno este mes de julio y en el que “se ha conseguido que el contenido casi íntegro tenga el aval de todos los que han estado sentados en la mesa”.

Nuestro estupor proviene, partiendo de la base de que desconocemos completamente de la existencia de ningún borrador definitivo de la Ley, de no compartir en absoluto tales afirmaciones, ni en cuanto al estado del proceso ni, por supuesto, respecto a ese presunto 95% de consenso. La única afirmación expresada por el Consejero que sí compartimos es la relativa a lo “muy contento” que se muestra el séctor cinegético respecto a ese desconocido borrador, lo que no nos extraña si la cuestión ha quedado en el punto de la negociación del que hasta ahora nosotros teníamos conocimiento y en el que habíamos estado presentes.

La realidad es que la ley tiene mucho por mejorar, pues hay prácticamente dos tercios de propuestas aún por discutir y dista enormemente de ese 95% de consenso, que nosotros cifraríamos más bien en un 15%-20%, y sigue siendo sustancialmente la ley de Cospedal, por lo que consideramos que nuestro consejero peca de optimismo en gran exceso.

De hecho, salvo el reconocimiento al hecho de haberse variado el polémico artículo 27m respecto a las sanciones económicas para aquellas personas que incluso involuntariamente, espantaran piezas de caza, en esos 2 tercios por debatir se encuentran nuestras propuestas sobre los artículos y sentencias más graves y perniciosas para la naturaleza y su uso público y favorecedoras del modelo de caza intensivo y depredador tan promovido por la anterior administración autonómica y que desató un clamor popular en contra de la Ley de Caza aún vigente. Entre tales propuestas sin debatir podemos destacar:

–          El traslado a la ley de protección animal de la fórmula de gestión de los animales domésticos que se encuentren abandonados en el medio natural, eliminando el concepto de asilvestrado y la posibilidad de que estos animales puedan ser abatidos por guardas de caza.

–          La prohibición de la caza nocturna, salvo los aguardos de jabalí debidamente reglamentados, y la caza desde vehículos, así como otras modalidades masivas y crueles.

–          La eliminación de los cuarteles de caza comercial y la prohibición de la caza intensiva, en particular en las zonas sensibles por sus valores naturales.

–          La prohibición de la figura de los vallados secundarios o, al menos, la prohibición expresa de la caza dentro de los mismos.

Por todo ello, rogamos más prudencia en las declaraciones y sobre todo, más pausa en el procedimiento y más negociación en profundidad del texto finalmente a aprobar, no quedando este en un remedo del infame texto anterior que tantos colectivos diversos, incluidos sectores de caza, y castellanomanchegos de a pie levantó en su contra.

Noticia de Referencia en http://eldiadigital.es/not/181704/martinez-orgulloso-del-proyecto-de-ley-de-caza-consensuado-al-95-/

 

Mochares, coto de caza emblemático en Castilla-La Mancha, sancionado a un año de cierre por aparición de veneno.

Posted on

Foto archivo encastillalamancha.es
Foto archivo encastillalamancha.es

La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Toledo ha notificado a Ecologistas en Acción de Toledo, como parte personada en el expediente sancionador incoado contra el titular de la finca Mochares, la imposición definitiva de una sanción de suspensión de la actividad cinegética de un año por la aparición de veneno dentro del coto.

Aunque no se ha podido acreditar la autoría directa de los hechos, lo que hubiera sido además motivo de  sanción penal, sí ha quedado establecido que en el coto apareció el veneno y alguno de los animales que lo ingirieron murió de forma fulminante en el propio lugar. Ello ha permitido que se haya podido establecer la responsabilidad “in vigilando” del titular de la finca y que se le sancione por no disponer de la vigilancia adecuada ni haber dado aviso de la presencia del veneno.

La sanción está ligada al caso Nambroca, uno de los más graves detectados en España en los últimos años, investigado por los agentes medioambientales en diciembre de 2014 y que permitió la detección de los cadáveres de cinco milanos reales, cuatro aguiluchos laguneros,  un águila ratonera y varios zorros, así como de 16 cebos envenenados con pesticidas según confirmaron las analíticas posteriores.

De las tres fincas en las que aparecieron los animales muertos, Mochares es la única que tiene una intensa actividad cinegética, de hecho en su publicidad se anuncia como coto intensivo y desarrolla numerosas campañas de publicidad a través de invitaciones a personajes destacados y medios de comunicación del sector.

También Mochares era la única de las tres fincas con antecedentes de aparición de casos de veneno, aunque hasta ahora no habían sido sancionados por diferentes defectos en la tramitación de los expedientes.

Un caso tan relevante como éste pone de manifiesto la relación de la caza, y sobre todo sus modalidades más intensivas y publicitadas, con la aparición del veneno como medio para controlar predadores.

Ecologistas en Acción confía que el cierre del coto tenga efectos inmediatos y que sirva de llamada de atención a todos los cotos tentados de hacer uso de venenos u otros métodos de caza ilegales en particular en Castilla-La Mancha y en la provincia de Toledo, donde por desgracia este tipo de actuaciones siguen produciéndose con demasiada  frecuencia y provocando un daño enorme en la biodiversidad.

Reclamamos a Iberdrola y la Junta CLM el proyecto que habría salvado a las águilas electrocutadas

Posted on

AveelectrocutadaEcologistas en Acción pide que se reactive y se ejecute el proyecto que hubiera evitado las recientes electrocuciones de águilas imperiales y perdiceras en Toledo.  Reclamamos a Iberdrola y a la Junta el arreglo urgente de los tendidos que han provocado la muerte de águilas imperiales y perdiceras en el entorno del Monumento Natural de las Barrancas. 

La reciente localización por parte de agentes medioambientales de la Junta de Castilla-La Mancha de tres águilas imperiales y un águila perdicera electrocutadas en tendidos eléctricos muy próximos entre sí y al Monumento Natural de las Barrancas y al Refugio de Fauna del embalse de Castrejón, pone de manifiesto el daño que este tipo de instalaciones está ocasionando en la poblaciones de especies en peligro de extinción en Castilla-La Mancha y en los espacios protegidos de la provincia de Toledo.

Este daño no es un hecho puntual, sino reiterado y periódico en la zona y en los mismos tendidos donde se han localizado las nuevas electrocuciones. El tendido donde ha aparecido el águila perdicera es el que une la central de Portusa con la Puebla de Montalbán, y en él ya se han recogido numerosas rapaces muertas en los últimos años, entre ellas al menos otras dos águilas perdiceras, un milano real, y diversas águilas ratoneras y búhos reales. Por su parte, el tendido en el que han aparecido las tres águilas imperiales es una derivación de la anterior.

Ecologistas en Acción recuerda que estos tendidos están entre los puntos negros detectados por la Consejería de Agricultura desde hace tiempo y que en su día se redactó un proyecto para su remodelación. Sin embargo, ni el titular de los mismos, Iberdrola, ni la Junta, encontraron los fondos ni el momento de arreglarlo y parar con ello la sangría de rapaces muertas que provocan.

Al objeto de evitar de una vez por todas que las electrocuciones sigan produciéndose, Ecologistas en Acción se ha dirigido a Iberdrola y a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural para que se recupere, amplíe y ejecute el proyecto de rectificación de los apoyos que están provocando estas electrocuciones en el entorno de las Barrancas. Y a tal efecto se ha solicitado una reunión con todas las partes que se confía tenga lugar en próximas fechas.

Es evidente el daño que a especies y espacios naturales protegidos está provocando la existencia y mal diseño de estos tendidos, por lo que entendemos que es exigible una actuación responsable, en especial de Iberdrola como titular de las instalaciones, para evitar que se reproduzcan las electrocuciones.

Recordemos que tanto la ley de responsabilidad ambiental como las normativas de protección de naturaleza obligan a reparar las situaciones que afecten negativamente a la biodiversidad. De otra forma, se podrían reclamar, no ya las indemnizaciones pertinentes, sino incluso responsabilidades penales por la inacción ante los hechos.

Por último, Ecologistas en Acción quiere llamar la atención sobre la situación especialmente grave del águila perdicera, ya que las electrocuciones y la caza ilegal están llevando a las poblaciones toledanas de esta rapaz al borde de la desaparición mientras sigue sin aprobarse el plan de recuperación. Apenas queda una decena de parejas reproductoras en Toledo de esta especie, frente a las más de 80 que hay ya de águila imperial ibérica.