Mala gestión

Riesgos graves para la seguridad de las personas y para el medio ambiente en el Monumento Natural de Las Barrancas

Posted on Actualizado enn

AccesoNuevoSenderoPeligroso
Inicio de la nueva senda en el Monumento Natural. Muy peligrosa y dañando zonas sensibles del espacio protegido.

Demandamos de la Consejería el urgente cierre de los senderos abiertos en zonas de peligro y la sustitución de las barandillas deterioradas para evitar accidentes que tengamos que lamentar.

Ecologistas en Acción de Toledo ha denunciado ante el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que distintas zonas del Monumento Natural de Las Barrancas no reúnen las condiciones mínimas de seguridad exigibles para que puedan ser visitables por parte de los miles de personas que cada fin de semana se acercan a disfrutar de este espacio protegido de la provincia de Toledo.

Se da el agravante que las circunstancias de peligro han ido a más a causa de distintas actuaciones que han llevado a cabo de forma imprudente tanto la Dirección Provincial de Agricultura de Toledo como el ayuntamiento de Burujón.

El caso de la Dirección Provincial es el más grave ya que es quien debiera velar por la protección del espacio y el ordenado uso público del mismo, y, sin embargo, es quien está poniendo en peligro la seguridad de las personas y la protección de las especies que lo habitan.

En una reciente remoción de la cartelería y las zonas de uso público, la Dirección Provincial ha abierto un nuevo sendero que saca a los visitantes de la ruta acondicionada para visitar el Monumento, esto es, de la senda ecológica. El nuevo sendero abierto por la Dirección Provincial dirige a los viandantes a una zona muy peligrosa por discurrir por el borde de los cortados, con desniveles que superan en muchos puntos los 50 metros, y que no dispone ni de protecciones ni de balizas. En este nuevo sendero hay además numerosas grietas y se pueden producir derrumbes, por lo que el riesgo de accidentes es altísimo.

Además, el sendero en realidad no es tal, es una trocha provocada por el paso de cazadores y algún visitante osado sobre terrenos de particulares y del ayuntamiento, y no reúne por tanto los requisitos más elementales ni siquiera para ser sendero homologado.

El paso de personas por este sendero nuevo está ocasionando además erosión y daños en el paisaje, así como en los hábitats del Monumento Natural, ya que transcurre por zonas abruptas y de cría de especies protegidas. De hecho, desde hace años esta zona quedó fuera del diseño de rutas por el Monumento ya que es de gran sensibilidad ambiental.

Otros puntos de gran riesgo para los visitantes son las barandillas de la senda ecológica. Éstas parece ser que no reúnen las condiciones para ese fin y, tras la reciente muerte de una persona en el Parque Natural del río Mundo al vencerse una barandilla, se han instalado unos carteles avisando de que no son aptas para apoyarse. Sin embargo, estas barandillas inadecuadas llevan años instaladas y, ahora, a pesar de los carteles, siguen siendo peligrosas y debieran sustituirse por otras que sean seguras.

Ecologistas en Acción no sale de su asombro ante las desatenciones y mala gestión que recibe el Monumento Natural, el espacio más emblemático de la provincia de Toledo y el que más visitantes recibe, sobre todo después de que en los últimos años haya sido escenario de numerosas filmaciones de todo tipo.

A los problemas de seguridad para los visitantes y de protección de la naturaleza, al espacio se le suman las obras ilegales, la presencia masiva de coches en días de afluencia y una falta clamorosa de vigilancia y control de la que son causantes el ayuntamiento y la Dirección Provincial de Agricultura de Toledo.

Estas dos administraciones han desatendido una y otra vez las peticiones de Ecologistas en Acción de hacer un ordenado uso del Monumento, que debe ser gestionado como se merece. Pero ante su falta de respuesta hemos tenido que denunciar los hechos a instancias superiores como es la Consejería.

La asociación reclama al Consejero de cara a la eventual llegada masiva de visitantes para el puente que se avecina que se clausure el nuevo sendero, se retire la cartelería que lo indica, que se ponga vigilancia y que se ordenen las visitas y el aparcamiento de vehículos.

De ocurrir algo que nadie desea, la asociación hará responsables a las administraciones por no actuar con la prudencia y la diligencia exigibles en un caso tan grave como éste, en el que se pone en riesgo la seguridad de las personas que acuden al Monumento Natural y el propio espacio protegido.

Acceso libre a fotos y videos del estado del Monumento Natural:

https://photos.app.goo.gl/0GhmhyjTPZblVFID2

https://youtu.be/-icy4Rwv5Rw

NOTICIAS RELACIONADAS CON ACCIDENTES EN ESPACIOS PROTEGIDOS

Parque Natural del río Mundo https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/fallece-un-hombre-al-caer-por-barranco-en-el-nacimiento-del-rio-mundo/10004-3569510

Monumento Natural de la playa de las Catedrales

http://www.farodevigo.es/sucesos/2018/03/30/catedratico-usc-accidente-joven-fallecida/1864392.html

Anuncios

El lobby de la caza trata de tapar sus intereses ocultos y su mala gestión

Posted on Actualizado enn

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn lugar de atender y proteger a las especies que dicen defender, como la perdiz roja, recientemente declarada en extinción en Castilla-La Mancha por los científicos del IREC, pretenden mantener el modelo de caza de sueltas y de caza comercial que ha sentenciado  este ave a la desaparición.

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha considera ridícula y desnortada la posición del lobby cinegético castellano-manchego en relación a la reforma de la ley de caza y la nueva ley de protección y bienestar animal.

A falta de argumentos sólidos para demostrar los presuntos agravios que dicen sufrir, intentan con poco éxito atacar a las organizaciones de defensa del medio ambiente y animalistas.

Pero lo cierto, público y notorio, es que la caza y, más concretamente, el lobby que dirige la federación y los latifundistas sigue privilegiado en Castilla-La Mancha de la mano de una normativa vigente redactada por ellos, aprobada por un primer Gobierno servil y consentida y empeorada por un segundo Gobierno temeroso y rehén del pasado.

Lo verdaderamente importante en lo que concierne a la caza, y el sector quiere ocultar, es la enorme problemática que genera. Y, por lo que se está demostrando día tras día, su nula capacidad para gestionar los cotos cinegéticos y para dialogar con quien no piensa como ellos o simplemente tiene otros planteamientos.

Tenemos un cercano ejemplo en la gestión de la sequía. Ni el Gobierno, ni mucho menos el sector de la caza han tomado ninguna medida para paliar sus efectos en las especies cinegéticas. Ni siquiera en aquellas que más dependen del agua, como las acuáticas. Se han aprovechado de los llamados días de fortuna y han masacrado a animales y especies con pocas defensas.

Lo tenemos también en la problemática que genera la caza en los espacios protegidos, como Cabañeros, en las especies amenazadas, en el uso público del monte, en los conflictos con la agricultura y en los riesgos para la ganadería, y así un largo etcétera.

Pero lo más relevante, y que el sector quiere ocultar es su nefasta gestión de las especies que dicen defender. El reciente caso de la perdiz roja, revelado por parte del Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), institución científica dependiente de la Universidad de Castilla-La Mancha, el CSIC y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, es el paradigma de ello.

Científicos del IREC han confirmado en una reciente jornada celebrada en Ciudad Real y de la que se han hecho eco los medios de comunicación que “no han encontrado ninguna perdiz roja pura en Castilla-La Mancha” y que ello es debido a las sueltas que se hacen especialmente en los cuarteles de caza comercial de perdices rojas hibridadas con perdiz chucar y que a su vez se han cruzado con las autóctonas haciéndolas desaparecer.

Es decir, estamos ante la desaparición de una especie cinegética motivada por la mala gestión cinegética de quienes dicen proteger la caza y garantizar el equilibrio natural.

Frente a semejante situación, el sector, en lugar de movilizarse en favor de la especie y ver cómo resolver el problema, no sólo no rectifica nada sino que dirige sus acciones contra los cambios normativos y contra quienes los defienden.

Curiosamente esos cambios normativos, que por desgracia la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y el Gobierno no están dispuestos a asumir, precisamente pretenden hacer frente a problemas como el de la perdiz roja.

Ecologistas en Acción desde luego no se va a dejar amedrentar por las bravatas de un lobby desquiciado y dañino para la convivencia en el medio rural. Avisamos a quien nos quiera oír que lo que pretenden poco tiene que ver con el bienestar del mundo rural y mucho menos con la protección del medio ambiente y de la propia caza que dicen defender.

Todo es una simple y ridícula puesta en escena que ya han repetido en otras ocasiones cuando ven peligrar los pingües ingresos que obtienen comerciando con la caza y, sobre todo, cuando ven acercarse elecciones autonómicas. Resulta muy llamativo que de sus acciones se beneficien los grandes latifundistas de la caza, los que se llenan los bolsillos trayendo turistas a masacrar animales de granja y que se dé munición a un partido concreto que nunca se ha preocupado por afrontar estas cuestiones considerando todos los puntos de vista.

Ecologistas en Acción, a la vista de los resultados de los trabajos del IREC sobre la perdiz roja está estudiando las acciones a acometer para su protección. De entrada ya se ha pedido a la Consejería una reunión urgente del Consejo Asesor de Medio Ambiente y del Consejo Regional de Caza para conocer de primera mano las investigaciones del IREC y sus eventuales propuestas.

El nuevo plan de residuos de Castilla-La Mancha insuficiente y mal enfocado.

Posted on

20170207_164912

Ecologistas en Acción considera que el nuevo plan de residuos de Castilla-La Mancha recientemente aprobado no crea los suficientes mecanismos necesarios para evitar manejos ilegales e  incendios como los de Seseña o Chiloeches y que sigue priorizando la incineración y el vertido frente a otros sistemas de gestión no contaminantes.

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha manifiesta sentirse defraudada y frustrada ante la negativa de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural a aceptar las mayor parte de las alegaciones que se le han presentado en el sentido de apostar de una vez por la reducción,  la reutilización y el reciclado, en lugar de hacerlo por el vertido y por la llamada valorización que no es sino una simple incineración.

El escenario de los residuos en Castilla-La Mancha no puede ser más desalentador. Un alto porcentaje de residuos urbanos no gestionados que llenan los vertederos antes de tiempo, como ha ocurrido en el de Toledo. Unas bajas tasas de reciclado. Un descontrol evidente de los centros de gestión de los residuos tóxicos y peligrosos, de los residuos de construcción y demolición, de los lodos y de los neumáticos. Manga ancha para verter con la excusa de servir a la restauración en graveras, pozos y canteras. Una falta de control administrativo eficaz que ofrece el caldo de cultivo donde prosperan situaciones como las que han dado lugar a las catástrofes ambientales de Seseña y Chiloeches. Y todo ello aliñado además con la ausencia de protocolos de emergencias adaptados a estas catástrofes ambientales en las que ha primado la desinformación y el ocultamiento de los riesgos para la población y el medio ambiente.

El Plan desvirtúa  los  objetivos  básicos  de  la  Economía  Circular,  en  los  que  decía  inspirarse y así,  cumpliéndose  los  peores  augurios,  el  pasado  día  29  de  diciembre  ha  quedado  aprobado  un  texto que  tiene  muy  poco  que  ver  con  las  medidas  urgentes  que  exige  el  freno  a  la  escalada  imparable  en  la  generación  de  residuos,  que  aseguren  el  avance  únicamente  de  los  tipos  de  gestión  saludables  para  el  medio  ambiente y la salud   y  que eviten  tanto  la  proliferación  de  vertidos y vertederos como el comercio ilegal pseudo-mafioso en auge.

El plan además facilita el subterfugio para seguir apostando por la incineración a través de los llamados “combustibles  alternativos” o CDR (combustibles derivados de residuos). Este será que, por ejemplo, el destino de parte de los neumáticos de Seseña y de  las  50.000  toneladas  de  hidrocarburos  tóxicos  de  la  laguna  de  Arganda. Restos que se quemarán en centros de trabajo y cementeras, respectivamente, sin  que  nadie  pueda  asegurar  que  con  su  combustión  no  se  liberarán  a  la  atmósfera  las  mismas  sustancias  tóxicas  que  se  emitieron  en  el  incendio.

Ecologistas  en  Acción,  organización que representa a las asociaciones de defensa de medio ambiente en Consejo de Prevención y Reciclado de Residuos, fiel  a  los  propósitos  de  la  Economía  Circular – prolongar  el  ciclo  de  utilidad  de  los  residuos,  ahorrar  materiales  y  recursos  y  evitar  emisiones  contaminantes -,  puso  en  sus  sugerencias  al  borrador  especial  interés  en  mantener  como  eje  rector  del  Plan  el  principio  de  jerarquía – prioridad  absoluta  de  la  reducción,  la  reutilización  y  el  reciclaje  (las  tres  R ) -, reclamando  por  ello  la  supresión  del  principio  espurio   de  Gestión  Integrada,  que  promueve  la  igualdad  de  rango  de  todos  los  tipos  de  gestión,  en  especial,  de  la  incineración,  que  por  sus  efectos  nocivos  había  sido  colocada  en  penúltimo  lugar,  desvirtuando  así  la  jerarquía  en  la  gestión  y  haciéndola  en  la  práctica  inoperante.

Apostamos por los sistemas de SDDR (de depósito, devolución y retorno) en implantación en comunidades limítrofes como la valenciana. Por la instalación del contenedor de materia orgánica, por nuevos sistemas integrados de gestión. Por la sensibilización ambiental de los ciudadanos y de los agentes productores. Por la dotación de medios humanos que asegura la adecuada vigilancia y control en la gestión de los residuos.

Entre otras muchas cosas que no se han aceptado, sólo dos han parecido tener alguna respuesta por parte de la Consejería, el incremento de inspecciones, puesto en marcha ya con un programa recientemente aprobado. Y la imposición de tasas e impuestos al transporte y gestión que desincentiven el hecho de que hoy por hoy Castilla-La Mancha es una comunidad importadora de los peores residuos que se generan en España. Sin embargo ambas medidas tendrán dificultades en su aplicación, la primera por la falta de personal especializado, y la segunda porque requiere de modificaciones legislativas que no se sabe cuánto tardarán.