ley bienestar animal

El lobby de la caza trata de tapar sus intereses ocultos y su mala gestión

Posted on Actualizado enn

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn lugar de atender y proteger a las especies que dicen defender, como la perdiz roja, recientemente declarada en extinción en Castilla-La Mancha por los científicos del IREC, pretenden mantener el modelo de caza de sueltas y de caza comercial que ha sentenciado  este ave a la desaparición.

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha considera ridícula y desnortada la posición del lobby cinegético castellano-manchego en relación a la reforma de la ley de caza y la nueva ley de protección y bienestar animal.

A falta de argumentos sólidos para demostrar los presuntos agravios que dicen sufrir, intentan con poco éxito atacar a las organizaciones de defensa del medio ambiente y animalistas.

Pero lo cierto, público y notorio, es que la caza y, más concretamente, el lobby que dirige la federación y los latifundistas sigue privilegiado en Castilla-La Mancha de la mano de una normativa vigente redactada por ellos, aprobada por un primer Gobierno servil y consentida y empeorada por un segundo Gobierno temeroso y rehén del pasado.

Lo verdaderamente importante en lo que concierne a la caza, y el sector quiere ocultar, es la enorme problemática que genera. Y, por lo que se está demostrando día tras día, su nula capacidad para gestionar los cotos cinegéticos y para dialogar con quien no piensa como ellos o simplemente tiene otros planteamientos.

Tenemos un cercano ejemplo en la gestión de la sequía. Ni el Gobierno, ni mucho menos el sector de la caza han tomado ninguna medida para paliar sus efectos en las especies cinegéticas. Ni siquiera en aquellas que más dependen del agua, como las acuáticas. Se han aprovechado de los llamados días de fortuna y han masacrado a animales y especies con pocas defensas.

Lo tenemos también en la problemática que genera la caza en los espacios protegidos, como Cabañeros, en las especies amenazadas, en el uso público del monte, en los conflictos con la agricultura y en los riesgos para la ganadería, y así un largo etcétera.

Pero lo más relevante, y que el sector quiere ocultar es su nefasta gestión de las especies que dicen defender. El reciente caso de la perdiz roja, revelado por parte del Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), institución científica dependiente de la Universidad de Castilla-La Mancha, el CSIC y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, es el paradigma de ello.

Científicos del IREC han confirmado en una reciente jornada celebrada en Ciudad Real y de la que se han hecho eco los medios de comunicación que “no han encontrado ninguna perdiz roja pura en Castilla-La Mancha” y que ello es debido a las sueltas que se hacen especialmente en los cuarteles de caza comercial de perdices rojas hibridadas con perdiz chucar y que a su vez se han cruzado con las autóctonas haciéndolas desaparecer.

Es decir, estamos ante la desaparición de una especie cinegética motivada por la mala gestión cinegética de quienes dicen proteger la caza y garantizar el equilibrio natural.

Frente a semejante situación, el sector, en lugar de movilizarse en favor de la especie y ver cómo resolver el problema, no sólo no rectifica nada sino que dirige sus acciones contra los cambios normativos y contra quienes los defienden.

Curiosamente esos cambios normativos, que por desgracia la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y el Gobierno no están dispuestos a asumir, precisamente pretenden hacer frente a problemas como el de la perdiz roja.

Ecologistas en Acción desde luego no se va a dejar amedrentar por las bravatas de un lobby desquiciado y dañino para la convivencia en el medio rural. Avisamos a quien nos quiera oír que lo que pretenden poco tiene que ver con el bienestar del mundo rural y mucho menos con la protección del medio ambiente y de la propia caza que dicen defender.

Todo es una simple y ridícula puesta en escena que ya han repetido en otras ocasiones cuando ven peligrar los pingües ingresos que obtienen comerciando con la caza y, sobre todo, cuando ven acercarse elecciones autonómicas. Resulta muy llamativo que de sus acciones se beneficien los grandes latifundistas de la caza, los que se llenan los bolsillos trayendo turistas a masacrar animales de granja y que se dé munición a un partido concreto que nunca se ha preocupado por afrontar estas cuestiones considerando todos los puntos de vista.

Ecologistas en Acción, a la vista de los resultados de los trabajos del IREC sobre la perdiz roja está estudiando las acciones a acometer para su protección. De entrada ya se ha pedido a la Consejería una reunión urgente del Consejo Asesor de Medio Ambiente y del Consejo Regional de Caza para conocer de primera mano las investigaciones del IREC y sus eventuales propuestas.

Anuncios

Animalistas y ecologistas apoyan pero piden importantes mejoras en la Ley de bienestar, protección y defensa animal de Castilla-La Mancha.

Posted on Actualizado enn

 

PerrosHacinados (600 x 333)Diversas entidades representativas del movimiento animalista y ecologista han decidido aunar criterios y acciones ante la tramitación por parte del Gobierno regional de la nueva ley de bienestar, protección y defensa animal de Castilla-La Mancha.

Dichas entidades valoran como muy positiva y necesaria la aprobación de una nueva ley, ya que la vigente, fechada en 1990, ha quedado desfasada ante la creciente concienciación social contra el maltrato a los animales y por el reconocimiento de unos derechos que los protejan.

Estos colectivos  han presentado alegaciones en el periodo de información pública que estuvo abierto hasta el 18 de septiembre pasado por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en las que, si bien se hizo una formulación individualizada de las mismas, se encuentran unos elementos comunes que ahora se quiere resaltar.

Así, aunque se abordan aspectos tan significativos como el objetivo del sacrificio cero, la prohibición de disparar a los animales o los circos sin animales salvajes, se ponen de manifiesto unas notables carencias que hacen que la ley quede lejos de abordar la especial problemática que en relación al maltrato animal y a la gestión de los animales domésticos existe en Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha arrastra un problemática muy preocupante en relación a la protección animal y es hora de que se pongan límites a las actuaciones de abuso que se producen en espectáculos, fiestas, ferias, actividades o instalaciones con todo tipo de especies animales. Es hora también de que se combata el fomento irresponsable de la tenencia y exhibición de animales y de que se regulen las situaciones de maltrato que se dan entorno a la actividad de la caza. Hace falta además que se garantice con los medios humanos, de vigilancia y materiales oportunos el cuidado de los animales abandonados o perdidos.

En definitiva es hora de una Ley de Bienestar, Protección y Defensa  Animal valiente y completa que dé soluciones y regule la demanda ciudadana de protección para los animales. Que aborde sin miedos las sanciones por maltrato  y  que ponga coto a ciertas actividades como las ligadas a la caza o el empleo de animales en fiestas populares.

Para lograrlo las principales propuestas cuya inclusión en la ley piden las entidades animalistas y ecologistas son las siguientes:

  • Que se armonice y mejore la definición de animal objeto de protección bajo esta ley y que debe abarcar a todo tipo de animal que esté bajo la tutela o en mano de personas o entidades independientemente de la especie a la que pertenezca.
  • Que no se permita la utilización de animales como objeto de lucro o de divertimento banal, sean de especies salvajes o domésticas, no sólo en los circos sino también en cualquier tipo de espectáculo, fiesta, exhibición o feria. Resulta evidente que si se consideran inapropiados los circos con animales, también lo deben ser cualquier otro tipo o lugar donde los animales son tratados de forma análoga o incluso de peor manera.
  • Que se eliminen de la ley de caza, ya que de momento la reforma de ésta no lo contempla,  las referencias a los animales asilvestrados y la posibilidad de cazarlos y que se prohíban por salvajes y masivas las tiradas a animales de granja.
  • Que se tienda a que todos los animales dispongan de algún tipo de identificación reglamentaria  y estén debidamente inscritos en un registro al objeto de controlar la tenencia, asegurar un  trato responsable y poner fin al comercio ilegal y a los abandonos.
  • Que se garanticen los medios necesarios de vigilancia contra el maltrato y para atender debidamente las situaciones de abandono, incluyendo entre ellos la incorporación de los agentes medioambientales entre los servicios de las administraciones dispuestos para el cumplimiento de la ley.
  • Que se fomenten los servicios mancomunados de atención a animales de compañía en los Ayuntamientos donde por sí solos no puedan asumir la competencia,
  • Que se faciliten y se doten de medios suficientes los convenios con protectoras y albergues, y que los Ayuntamientos, las Diputaciones y la Consejería contemplen partidas presupuestarias adecuadas para asumir las funciones que les impone la ley.
  • Que se amplíe la representación de las entidades de defensa animal y protectoras en el Consejo Asesor Regional.

Las entidades animalistas y ambientales trasladarán mañana martes día 24 de octubre estos puntos de vista al Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente que se ha convocado en Toledo.

Estos colectivos han manifestado que esperan  que las alegaciones presentadas serán debidamente atendidas y que esperan que la Consejería hará oídos sordos de las quejas demagógicas e infundadas que determinados colectivos han expresado en contra de la ley.

LISTADO DE ORGANIZACIONES FIRMANTES

Apadat, Arca de Noé de Albacete, Ardeidas, Área de Protección Animal de Izquierda Unida Castilla-La Mancha, Ecologistas en Acción Castilla-La Mancha, Equo Castilla-La Mancha, Esparvel, Federación Española para el Bienestar Animal – FEBA, Fundación Alma Animal, Ong-ADDA, Plataforma NAC, Sociedad Albacetense de Ornitología.