Junta de Castilla La Mancha

Cazadores prohiben usar ruta senderista pública en Cabañeros

Posted on

received_1369325069780152

Ecologistas en Acción acusa al ayuntamiento de Hontanar, a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y al Parque Nacional de Cabañeros de no hacer nada por evitarlo y de dar pie a este tipo de atropellos e ilegalidades que perjudican al ecoturismo en la zona.

Las personas que se han acercado esta Semana Santa a una de las rutas que se publicitan en el área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de Cabañeros se han encontrado con una desagradable sorpresa.

Los gestores del coto de caza por el que atraviesa la ruta desde Hontanar (Toledo) a Los Porches y al Collado de la Madroña han instalado sobre la señalización de la misma unos letreros en los que se puede leer “Atención peligro. Prohibido el paso. Se está cazando con arma larga o rifle en toda la finca del 1 del 4 al 31-7-2017”.

Como ya ocurriera con el caso del vecino municipio de Navahermosa denunciado hace unos días, se conmina a los senderistas que quieren hacer uso de caminos públicos a no hacerlo bajo la amenaza del peligro que pueden correr a causa de la práctica de la caza. En este caso, se trataría de recechos de corzo y seguramente también de aguardos de jabalí que la Consejería de Agricultura pretende autorizar en la nueva orden de vedas para el periodo de abril a julio.

Se da la circunstancia de que el acondicionamiento de esta ruta fue solicitado por el ayuntamiento de Hontanar en 2011 y para tal fin recibió una subvención de 39.680 euros de las ayudas que se conceden en el área de influencia socio-económica del Parque Nacional de Cabañeros.

Ecologistas en Acción se hace eco así de las llamadas de varias personas que en estos días han visto frustrados sus planes de paseo por el entorno de Cabañeros y, por ello, está ya dirigiendo escritos al ayuntamiento, a la Consejería de Agricultura y al Parque Nacional para que de inmediato se retiren los carteles y se abra expediente sancionador al coto. También se solicita que se suspenda la caza en la zona, puesto que, como los carteles reconocen implícitamente, es obvio que el uso de rifles en esta zona y época del año es peligrosa para las personas.

Ecologistas en Acción recuerda que no se puede prohibir el paso por caminos de uso público por motivos cinegéticos. Es más, según la normativa son los cazadores los que no sólo no pueden cazar en los caminos sino que además deben respetar una zona de seguridad de 50 metros de ancho y no pueden disparar en su dirección.

Hay que destacar que éste no es un caso aislado, ya que hay más situaciones en las que los cazadores o los ayuntamientos que los amparan prohíben o intentar coartar el paso de senderistas y ciclistas por rutas señalizadas o caminos públicos. Estas acciones encuentran amparo en la falta de vigilancia de las autoridades y, lo que es más grave, en la permisividad cada vez mayor que la Consejería ofrece a modalidades fuera de la temporada general.

La caza del corzo, los aguardos de jabalí y el control con escopeta del conejo van a acabar dando un disgusto serio a algún viandante, turista o ciclista. De momento ya están perjudicando al turismo de naturaleza, dañando la biodiversidad y generando una muy mala imagen de los espacios naturales de Castilla-La Mancha.

Cajas trampa para cazar gatos en zonas de lince: peligrosa propuesta de Castilla La Mancha

Posted on Actualizado enn

lince con pata amputada por trampaLa Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha iniciado la tramitación de una nueva orden de homologación de métodos de control de predadores para usar en los cotos de caza de la región que esconde una desagradable sorpresa y una muy mala noticia para el lince ibérico y el gato montés. Pretende autorizar a los cazadores peligrosas cajas trampa para controlar gatos en las zonas linceras de la región. 

Con esta orden se intenta permitir a los titulares de los cotos de caza la utilización de cuatro nuevos métodos de trampeo, en concreto tres tipos de cajas-trampa y uno de lazo, que se sumarían a los cuatro ya permitidos. Hasta la fecha la finalidad principal de estos métodos era la captura de zorros y urracas, pero ahora se amplía el objeto de las autorizaciones a los cazadores al control de los gatos domésticos. Y para ello la nueva orden que ha iniciado su tramitación en los consejos de caza provinciales, plantea autorizar un modelo de caja-trampa denominado “caja selectiva para gatos asilvestrados” que podría capturar, entre otras, especies de félidos salvajes como el lince ibérico o el gato montés.

Apoyándose en interpretaciones sesgadas de la normativa y de las directrices estatales al respecto, la Junta de Castilla-La Mancha, al igual que al parecer están intentando hacer otras autonomías, quiere legalizar un modelo de caja-trampa algo diferente por tamaño a la prohibida. Sin embargo, como ya se señalan en los estudios de homologación realizados por el MAPAMA en estas trampas podrían ser capturados gatos monteses y linces, especialmente crías y jóvenes.

Ni que decir tiene el peligro que ello representa puesto que, aunque las trampas permiten la captura en vivo y que se suelten los ejemplares capturados, lo cierto es que su manejo será responsabilidad de los cotos y será su personal quien decida en un momento dado qué hacer con el espécimen cazado.  Ecologistas en Acción se ha opuesto siempre a que métodos de caza tan peligrosos sean manejados por los cotos de caza y no por personal de la propia administración.

En este sentido hay que recordar que en una caja-trampa murió en su día la lince Grazalema, motivo por el cual las directrices estatales que regulan el control de predadores terminaron por declararlas medios no selectivos y de imposible homologación.

Por otra parte, como ya ocurre con otros métodos como los lazos en alar en los que ya ha sido capturado un lince, el uso de estos métodos no se restringe en las áreas linceras, no sólo se pueden usar en las llamadas zonas de presencia estable, sino también en las zonas de suelta en Castilla-La Mancha. Por supuesto, no se excluyen en absoluto del uso de estas cajas las zonas de presencia de gato montés, una especie en fuerte regresión en toda su área de distribución.

En cuanto al manejo de los gatos asilvestrados capturados, las autorizaciones contemplan su eliminación mediante un disparo, tal y como se hace en la actualidad con los zorros y urracas que se trampean con otros métodos.

El intento de homologar esta caja trampa para gatos domésticos obedece a las presiones de los cazadores para que se aprueben cada vez más métodos de control de predadores y de animales domésticos y se ve impulsado por una Consejería cada vez más renuente a afrontar con criterios rigurosos y ecuánimes los conflictos que el lobby cinegético va planteando.

Ecologistas en Acción considera que la Consejería está actuando de forma irresponsable y yendo demasiado lejos en sus concesiones al sector cinegético y que por este camino en breve se multiplicarán todo tipo de demandas en los Tribunales.

Control del conejo: licencia para matar, inútil y peligrosa

Posted on Actualizado enn

Conejo_astronomo

Ecologistas en Acción reclama medidas estructurales de intervención en las infraestructuras, mejora del hábitat y de protección de los cultivos frente a la reincidencia en el error de una resolución de comarca de emergencia cinegética que se ha mostrado ineficaz y que implica riesgos para la seguridad de las personas y de los ecosistemas.

Un año más, y van unos cuantos, la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha publicado una resolución por la que se declara comarca de emergencia cinegética temporal por daños de conejo de monte un amplio territorio de Castilla-La Mancha. En los cotos de nada menos que 231 términos municipales se permitirá la caza con hurón todo el año y con escopeta entre el 1 de junio y 15 de agosto con la condición de que comuniquen con al menos veinticuatro horas de antelación el inicio del control.

A esta medida se añade la concesión de permisos extraordinarios y a veces anuales y renovables para cazar conejos con hurón en cientos de kilómetros de taludes de infraestructuras y de otras zonas de seguridad de dominio público, incluidas riberas y cauces de arroyos y ríos, caminos o vías pecuarias.

La nueva resolución no hace sino constatar y repetir la ineficacia de las resoluciones anteriores destinadas al control de la población mediante la caza, y el enquistamiento de un problema que viene provocado por causas enteramente humanas.

Los conejos no han hecho otra cosa que proliferar al amparo de unas transformaciones de hábitat que han mermado sus terrenos naturales para ser profusamente ocupados por cultivos agrícolas e infraestructuras. Y al resguardo también de unas actuaciones agrícolas y cinegéticas que han mermado a la mínima expresión sus refugios naturales y las poblaciones de sus predadores naturales.

La plaga, si cabe hablar de ella, no es la de los conejos, es la de las malas prácticas y el desastroso planeamiento de la actividad agraria y de las infraestructuras. A ello hay que sumar dos agravantes muy significativos. La práctica falta de adopción de medidas preventivas por quien dice sufrir los daños. Y la incapacidad de las administraciones, en particular de la Consejería de Agricultura y de las titulares de infraestructuras, para aplicar medidas no meramente coyunturales.

Todo ello ha dado lugar a un terreno abonado para aquellos que lanzando desproporcionados mensajes alarmistas se permiten exigir a los demás actuaciones mientras no están dispuestos a asumir su responsabilidad para proteger los cultivos que dicen defender.

El problema del conejo es, sin duda, complejo. Acucia y es muy doloroso para aquellos casos concretos que lo sufren, aunque no dejan de ser una minoría en el vasto agro castellano-manchego. Pero se hace aún más difícil de abordar cuando una y otra vez se repiten los mismos errores y se asiste al círculo vicioso de protestas y de adopción de medidas ineficaces en el que algunos parecen sentirse más cómodos que si abordaran de una vez por todas las distintas opciones a su alcance para resolverlo.

Ecologistas en Acción ha aportado y seguirá aportando soluciones concretas al problema del conejo, pero como asociación que pretende colaborar con la administración y con las organizaciones agrarias está muy decepcionada por la respuesta recibida por unos y por otros y por el agobiante clima de enfrentamiento que se ha creado en torno a este problema.

Máxime cuando además, resoluciones como la ahora aprobada implican un impacto directo y muy peligroso para las personas que quieren disfrutar en los próximos meses del medio natural, para los espacios naturales y para las especies protegidas. El que se permita cazar con escopeta en tanta superficie de terreno, incluso en o en colindancia con zonas de seguridad, y en época de buen tiempo es una grave irresponsabilidad que debiera ser inmediatamente corregida. Como lo es que se pueda pegar tiros en zonas protegidas de la Red Natura 2000 y en épocas del año donde se precisa de tranquilidad para que las especies, protegidas o no, puedan completar su ciclo reproductor.

Conviene recordar que la resolución incluye y afecta a espacios de la Red Natura 2000, como ZEPA y LIC, y también da pie a que se pueda cazar en zonas de cría de especies protegidas, tales como determinados cultivos agrícolas de secano, las zonas de ribera o incluso espacios forestales colindantes a los cultivos.

Por el contrario, nada dice ni la resolución ni la Consejería de las soluciones estructurales que pasan por la actuación sobre las infraestructuras para que dejen de ser cobijo de madrigueras de conejos, ni de la autoprotección de los cultivos mediante mallas conejeras, ni de la mejora de los hábitats naturales para que sirvan de barrera de protección ni del fomento de especies predadores. En este último punto, resulta particularmente contradictorio que en los mismos cotos en  los que se va a permitir masacrar a los conejos se pueda autorizar el control de sus predadores naturales, entre ellos el zorro.

Por último, Ecologistas en Acción quiere denunciar que esta resolución, que toma el relevo de lo que se denominaba descaste del conejo, facilita que los cotos de caza hagan negocio y vendan la caza fuera de la temporada general. Lo que contribuye al interés de los mismos para que se perpetúen esas superpoblaciones que dicen combatir. La caza comercial, una vez más amparada en una ley retrógrada, se ofrece a resolver un problema que a ella misma le interesa y mucho que se mantenga en el tiempo para seguir ganando dinero a costa de los daños al medio ambiente y a los cultivos.

La Plataforma Contra la Ley de Caza presenta sus alegaciones para que la reforma de la ley sea de verdad y en profundidad.

Posted on

IMG-20170307-WA0012

La Plataforma contra la ley de caza de Castilla-La Mancha ha terminado de entregar las alegaciones que las entidades que la conforman han consensuado para hacer frente común ante la recta final del proceso de reforma de la retrógrada ley de caza vigente desde 2015.

Las alegaciones han sido suscritas por al menos 46 entidades, algunas de ellas que no forman parte de la Plataforma pero que comparten su criterio entorno al documento de alegaciones. Considerando que entre estas entidades hay a su vez federaciones y plataformas, en total las entidades individuales representadas en estas alegaciones estaría muy cerca de las 100.

La Plataforma valora muy positivamente el consenso y apoyo recibido, ya que si lo unimos a la exitosa recogida de firmas y que alcanzó 117.621 firmas en change.org, estamos ante la una de las mayores campañas de movilización habidas en Castilla-La Mancha en toda su historia.

Por ello, y porque los argumentos de las alegaciones son sólidos tanto desde el punto de vista técnico y científico como social y económico, la Plataforma exige a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y al Gobierno de Castilla-La Mancha que profundice en la reforma de la ley, ya que el texto actual se queda muy corto respecto de las expectativas creadas.

La Plataforma no se conforma con una reforma de alcance limitado y que mantiene buena parte de los privilegios que injustamente se dan a los cazadores, así como el incentivo a la caza comercial e intensiva.

No es de recibo que se bajen las sanciones a la caza a la mitad de lo que eran en la ley de 1993, ni que ahora se quiera eximir a muchos de ellos de pagar las tasas o de hacer el examen del cazador. Pero aún menos lo es que en paralelo no se les exija cuestiones básicas de respeto en materia de medio ambiente, del bienestar animal o del uso público del medio natural.

Ahora quienes representan a los cazadores en la llamada Mesa de la Caza se hacen los ofendidos e invocan posibles movilizaciones. Olvidando su responsabilidad en que la ley de caza sea ahora la más retrograda de España y que haya habido que afrontar una reforma que no hubiera sido necesaria si no hubieran impuesto al Gobierno anterior, y este lo aceptase con gusto, condiciones de privilegio, de no diálogo con otras entidades y de aprobar todas y cada una de las exigencias del sector, hasta las más peregrinas e ilegales. Por eso en la ley actual se sanciona muy gravemente por molestar, aunque sea inadvertidamente, a la caza. Se facilitan y promueven prácticas tan dañinas como el control de predadores, el lanceo, el abatir animales domésticos o los cuarteles de caza comercial. O se abre la mano a más vallados, a daños a especies y espacios protegidos o a cazar prácticamente todo el año.

Para la presentación de alegaciones la Plataforma facilitó un escrito resumen de dos páginas que contiene las medidas y objetivos principales. Por otra parte, ha elaborado un documento más extenso, de 50 páginas, que revisa artículo por artículo la ley, con el objetivo de adecuarla debidamente. Tal vez hubiera sido más fácil hacer una ley nueva, pero desgraciadamente se acordó el modelo de reforma y esto está dificultando todo el proceso.

La Plataforma en todo caso anima a que todos los interesados sigan presentando las alegaciones y a que se sumen a sus reivindicaciones.

Las alegaciones de la Plataforma se resumen en los siguientes catorce puntos.

  1. Que se amplíen las zonas de seguridad y que se señalicen adecuadamente a costa de los titulares de los cotos.
  2. Que se sancione como infracción muy grave la caza en zonas de seguridad y la obstaculización por causa de la caza del libre tránsito por vías y zonas públicas.
  3. Que se publiquen con antelación suficiente las fechas y las zonas de celebración de cacerías organizadas.
  4. Que se remita toda la regulación concerniente a animales domésticos a la futura nueva ley de protección y bienestar animal ya anunciada, incluida la de los denominados “asilvestrados” término que en todo caso debe eliminarse de la ley de caza.
  5. Que no se permitan medios o sistemas de caza que sean especialmente peligrosos para las personas o para la fauna, que sean masivos o que atenten contra el bienestar animal o la conservación de especies amenazadas. Entre ellos particularmente la caza con hurón, la caza de aves en época de cría o migración, la caza de hembras acompañadas de crías, el perro de madriguera, la caza nocturna, la caza al atardecer o al amanecer, la caza en zonas incendiadas, la cetrería o la caza de acuáticas.
  6. Que se elimine la figura de cuartel de caza comercial y que, en todo caso, no se permita la realización de caza intensiva en los espacios protegidos y de la red Natura 2000.
  7. Que se garantice la seguridad y las potestades de los agentes medioambientales y que se les informe puntualmente de las resoluciones de todo tipo que afecten a los cotos de su demarcación.
  8. Que se incrementen las inspecciones, incluidos controles de alcoholemia y drogas, y las sanciones por cazar sin estar en condiciones físicas adecuadas o sin cumplir las normas de seguridad en el manejo de las armas.
  9. Que se suba la edad mínima para cazar a la mayoría de edad.
  10. Que las sanciones aumenten su cuantía y no sean discrecionales. Que toda sanción grave o muy grave lleve aparejada siempre, además de la multa, la retirada de permisos o de las autorizaciones que correspondan al coto, al cazador o a los guardas y auxiliares de caza.
  11. Que se prohíban los reclamos y atrayentes, así como especialmente los comederos, cebaderos o la aportación de alimentación suplementaria para fomentar de forma artificial las poblaciones de especies de caza o para facilitar la caza misma.
  12. Que por sus perniciosos efectos para el medio ambiente y las especies se prohíba la munición de plomo y que para que tal medida sea efectiva en un plazo corto se elabore una estrategia de sustitución por alternativas no tóxicas, atendiendo a las recomendaciones de carácter internacional sobre la necesidad de eliminar el plomo en la munición.
  13. Que se dé como máximo un plazo de un año improrrogable para adecuar los vallados existentes y las zonas de caza a la legislación modificada que se apruebe.
  14. Que se amplíen y mejoren las definiciones de la ley, en particular los términos “modalidad de caza”, “métodos excepcionales”, “tradicional”, “capacidad de carga” y “perjuicios graves e importantes”.

La Plataforma contra la Ley de Caza la conforman actualmente:

Ecologistas en Acción (federación regional de CLM y las cinco federaciones provinciales de Ecologistas en Acción), Ardeidas, Sociedad Albacetense de Ornitología, Esparvel, Attac CLM, CCOO-CLM, Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla – La Mancha, Coordinadora Regional de Agentes Forestales de CC OO, FSP-UGT_Clm, Plataforma Ibérica de Defensa de los Caminos Públicos, Plataforma Caminos Públicos de Toledo, Federación de Deportes de Montaña de CLM, APATA (Talavera), APADAT (Toledo), Mirada Animal, Cuenca Animal, El Arca de Noé (AB), ANDA, Plataforma de Defensa del Tajo de Toledo, Colectivo Tierra Llana de Albacete, Izquierda Unida de Castilla-La Mancha, EQUO Castilla-La Mancha, Partido Castellano, Podemos Toledo, CAVE-Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo, Observatorio Justicia y Defensa Animal, FEBA, empresarios de turismo rural, apicultores, agricultores y ganaderos a título individual.

Se recrudecen las agresiones y amenazas a defensores de la vida silvestre y la naturaleza, especialmente en Castilla-La Mancha

Posted on Actualizado enn

IMG_20170303_180747.jpg

Ecologistas en Acción de CLM denuncia el apedreamiento de la puerta del domicilio del coordinador en Cuenca. Los discursos incendiarios, las amenazas, insultos y agresiones se recrudecen especialmente en Castilla-La Mancha y reclamamos a las administraciones, partidos y organizaciones una reflexión al respecto.

En el Día Mundial de la Vida Silvestre, Ecologistas en Acción denuncia que en los últimos meses se han recrudecido de forma inadmisible las amenazas y las agresiones de todo tipo a personas que de una manera u otra están comprometidas con la defensa de la vida silvestre y de la naturaleza en España, particularmente en algunas Comunidades Autónomas. Tales situaciones proliferan contra integrantes y entidades que forman parte de la confederación ecologista.

El pasado 23 de febrero, a las 19:30 de la tarde (como consta en la denuncia presentada ante la Policía Nacional), fue apedreada la vivienda de Carlos Villeta, coordinador de Ecologistas en Acción de Cuenca. Al parecer, según testigos del suceso, dos personas tiraron sendas piedras contra la puerta de la casa de Villeta y salieron corriendo. Las piedras destrozaron el acristalamiento de la puerta y provocaron un gran estruendo. Mientras, los hijos del activista ecologista hacían los deberes en casa.

Para la organización, a falta de que se sustancien las oportunas investigaciones, esta acción podría enmarcarse en el clima de agresividad contra “los ecologistas” alentado por la creciente ola de incidentes que distintos colectivos y agrupaciones políticas están protagonizando, a través de lenguajes innecesariamente violentos, proposiciones de declaración de personas ‘non gratas” dirigidas a Ecologistas en Acción o discursos incendiarios en tribunas e instituciones públicas.

En el caso de Cuenca, en los últimos meses se han producido diversos incidentes que han contribuido a empeorar las cosas, si bien la preocupante subida de tono en el clima contra los colectivo ecologistas puede no obedecer a causas concretas. Uno de ellos ha sido la problemática generada en torno al cese de la suelta y pesca de la trucha arcoiris tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre especies exóticas invasoras. Otro, la parada impulsada por Ecologistas en Acción de la obra de una pista que atravesaba una zona de cría de especies protegidas en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca. La lucha contra el cementerio nuclear en Villar de Cañas y por la ampliación de la ZEPA de El Hito también ha generado enfrentamientos verbales violentos en Villar de Cañas. Cabe mencionar amenazas más o menos veladas en encuentros diversos e incluso por teléfono. Por último, recientemente, en una moción que afortunadamente no prosperó, se había pedido por un grupo de la oposición la declaración de ‘persona non grata’ a Ecologistas en Acción en un municipio de la Serranía conquense.

En este caso concreto estas han podido ser las circunstancias. Pero otros muchos casos discurren por terrenos peligrosamente similares. Así, por ejemplo, y sin salir de Castilla-La Mancha, con las polémicas sobre la defensa de las zonas de especial protección de aves de ambientes esteparios o de la reforma de la ley de caza, anónimos y dirigentes de entidades agrarias, cinegéticas o políticas han incrementado el volumen de sus descalificaciones e insultos a “los ecologistas”, creando hacia un ambiente cada día más propenso a situaciones de violencia.

Otros casos que entroncan con esta problemática son los que se están viviendo en Andalucía y Aragón a causa de la citada sentencia del Tribunal Supremo. En el primer caso se ha declarado ‘persona non grata’ a Ecologistas en Acción en el municipio de Isla Mayor (Sevilla). El motivo, la limitación a la pesca del cangrejo rojo americano, por su impacto en las especies y el ecosistema de Doñana. Y en el segundo, algunas entidades de pescadores de exóticas e invasoras se manifiestan reiterada y airadamente contra la asociación ecologista.

Otras amenazas tienen el remite del sector de la caza. Recientemente una organización cinegética reconocida a nivel nacional amenazó con dirigirse a la fiscalía por la simple publicación de un informe técnico sobre el impacto de la caza. Y hace solo unos días una entidad de cetreros remitió un burofax amenazante por una nota de prensa que un grupo local había circulado denunciando una exhibición de rapaces en un mercado medieval.

Como es lógico, Ecologistas en Acción admite todo tipo de críticas, y asume el derecho de cualquiera a denunciar a la organización si considera que ha hecho algo ilegal. Pero lo que no es admisible es que eso se haga fuera de los marcos legales y democráticos y que, en definitiva, genere un clima que desborde las normas de convivencia, que puede desembocar en sucesos como el de Cuenca.

Pero esta situación no solo la sufre Ecologistas en Acción, también lo hacen otras entidades ecologistas y conservacionistas e incluso agentes y técnicos medioambientales por el simple hecho de defender la vida silvestre y la naturaleza.

Hay que recordar que lo que defienden las y los ecologistas en los ámbitos en conflicto no es otra cosa que el cumplimiento de la ley y que se usen criterios científicos para adoptar decisiones que luego pueden tener graves consecuencias. Si Ecologistas en Acción, u otras organizaciones, ha obtenido sentencias favorables en materia de especies exóticas invasoras, de caza o de protección de ZEPA, es porque las leyes las amparan y porque las administraciones no han cumplido con su obligación de respetar e interpretar debidamente tanto la legislación vigente como los principios más básicos de protección de la naturaleza.

Lejos de ello, las administraciones y algunos representantes y partidos políticos atacan las sentencias, incluso las del Supremo, y a través de declaraciones y mociones en instituciones públicas tratan de desacreditarlas o proponen directamente modificar las normas a la medida de grupos de interés o de presión.

En el Día Mundial de la Vida Silvestre, Ecologistas en Acción quiere hacer un llamamiento para que todos los conflictos se traten con el debido respeto a las personas y entidades. Asimismo, exhorta a las instituciones, partidos políticos y personas que los representan a medir sus pronunciamientos y acciones. Es necesario vigilar aquellas situaciones que pueden descontrolarse para no tener que lamentar sucesos como los denunciados u otros peores.

Las ONG ambientales alegan juntas al plan de gestión de las ZEPA de Ambientes Esteparios de Castilla-La Mancha

Posted on

vinedosespalderaesteparias-600-x-450
Los viñedos en espaldera dañan las Zepas Esteparias

Las principales organizaciones de defensa del medio ambiente en Castilla-La Mancha, Ardeidas, Ecologistas en Acción, Esparvel, SEO/BirdLife, la Sociedad Albacetense de Ornitología y WWF, han unido fuerzas y han presentado un documento conjunto de alegaciones al Plan de Gestión de las 8 Zonas de Especial Protección de Aves de ambientes esteparios.

En este escrito se solicita a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que mejore notablemente el borrador del plan sometido a información pública. También exigen que no se deje influir por las injustificadas solicitudes de las organizaciones profesionales agrarias, ya que si se aceptan no se resolverá nunca el problema de seguridad jurídica que se mantiene sobre las ZEPA y hacen peligrar la consecución de 40 millones de euros de  ayudas europeas que llegarían de la mano del Plan de Desarrollo Rural (PDR).

En las alegaciones, las ONG defienden la importancia de las ZEPA de aves esteparias y la necesidad de aprobar un plan de gestión que aúne criterios de conservación con el mantenimiento e impulso de una agricultura verdaderamente sostenible y rentable económicamente.

Las ONG apuestan por trabajar en la mejora de rentabilidad del modelo agrícola que ha permitido la conservación de las especies hasta la fecha, donde predominan los cultivos extensivos de cereal, frente al avance de un modelo intensivo que daña y pone en riesgo los valores naturales de estos espacios.

En este sentido, se hace especial énfasis en la incompatibilidad de las espalderas y de nuevos cultivos leñosos con el hábitat de las especies esteparias, así como en el perjuicio directo sobre las aves, las aguas, y sobre la salud de las personas supone el empleo de semillas blindadas y de pesticidas, en particular de los herbicidas como el glifosato que se emplea en la siembra directa.

Las ONG se oponen rotundamente a que en las ZEPA continúen las transformaciones de cultivos, a la siembra directa y a que no se limite el uso de pesticidas, y considera injustificadas las peticiones en este sentido de las organizaciones profesionales agrarias.

Quienes defienden estos cambios en el plan de gestión, e incluso su paralización, faltan a la verdad al enjuiciar el supuesto impacto y las limitaciones que las ZEPA generarían en la agricultura. Lógicamente, al tratarse de espacios protegidos requieren de un plan de gestión y de medidas de protección y de incentivo para orientar la práctica agrícola en estas zonas. Pero recordemos que las ZEPA son sólo 200.000 hectáreas, esto es, menos del 6 por ciento de la superficie agrícola de Castilla-La Mancha, y que las medidas que se proponen tienen un efecto limitado que además se compensa económicamente.

Las ONG emplazan a las organizaciones agrarias y a quienes se oponen al plan de gestión a un debate abierto y honesto sobre el tema y a que enuncien definitivamente sus propuestas concretas, puesto que parecen más interesados en una estrategia de desgaste que en la creación de un marco de gestión claro que permita a los agricultores orientar sus producciones dentro de las ZEPA y que permita desbloquear el acceso a 40 millones de euros para los cuales ya hay numerosos agricultores demandantes.

Nuevo caso de envenenamiento de aves en un coto de caza de Toledo.

Posted on

IMG-20170119-WA0004.jpgEcologistas en Acción pide a la Consejería de Agricultura que incremente las acciones de vigilancia y que cierre inmediatamente el coto de caza de Gerindote donde han aparecido 5 milanos reales y otras rapaces muertas.

El empleo de veneno con fines cinegéticos no deja de castigar a la fauna de protegida de Castilla-La Mancha, en particular de la provincia de Toledo.

Un nuevo caso ha salido a la luz tras las actuaciones de los agentes medioambientales de la Junta de Castilla-La Mancha. A finales del mes de noviembre pasado se localizaban en un coto de caza del término municipal de Gerindote (Toledo) cinco milanos reales y otras rapaces muertas junto a varios cebos, así como algunas cajas-trampa.

Las investigaciones todavía en curso, de ahí que se ha demorado el dar conocimiento del caso, ponen de manifiesto el empleo de métodos de control de predadores como el veneno y las trampas dentro de un coto de caza menor del citado término municipal.

Ya están en trámite los expedientes sancionadores y de suspensión de la actividad cinegética mientras en los juzgados de Torrijos se tramita la parte penal del caso, ya que el empleo de veneno y de artes de caza como las cajas-trampa, así como la muerte de especies protegidas están sancionadas penalmente.

Con este es el tercer caso en tres años de envenenamiento masivo de aves que afecta sobre todo al milano real en la provincia de Toledo. Esta especie, declarada en peligro de extinción por la creciente merma en sus poblaciones reproductoras, es especialmente vulnerable al veneno ya se alimenta de animales muertos y de los restos o despojos que encuentra ocasionalmente. De hecho, en Castilla-La Mancha su población reproductora está cercana a la desaparición. En 1994 se censaron cerca de 100 parejas y en 2014 sólo se consiguieron contabilizar 7 puntos de reproducción, sólo 2 de ellos en Toledo.

Ecologistas en Acción considera que se sigue sin hacer lo suficiente para combatir el veneno en provincias como Toledo, donde la ardua labor de los agentes medioambientales se ve muchas veces condicionada por el exceso de trabajo y por la lenta tramitación de los expedientes. Tampoco se está haciendo lo necesario para salvaguardar a nuestras especies más amenazadas como el milano real.

Por ello es absolutamente necesario, si no queremos que desparezcan especies que son propias de nuestra región, que se incrementen las labores de vigilancia del medio natural y que se tramiten diligentemente los expedientes sancionadores y de suspensión de la caza en aquellos cotos que como los de Gerindote en donde se producen este tipo de delitos medioambientales