Glifosato

CASTILLA LA MANCHA SE PUEDE QUEDAR SIN POLINIZADORES SI NO SE TOMAN MEDIDAS URGENTES. 

Posted on Actualizado enn

Bee_in_flowerEcologistas en Acción advierte de las graves consecuencias ambientales sociales y económicas de la reducción de los insectos polinizadores.

Las malas prácticas agrícolas, el uso de herbicidas en zonas verdes, carreteras y jardines particulares son los mayores factores de amenaza en la región. Ecologistas en Acción demanda una estrategia regional de protección y recuperación de los polinizadores, la prohibición inmediata del glifosato y el reenfoque de las ayudas comunitarias para evitar que las prácticas agrícolas intensivas sigan destruyendo biodiversidad.

  • Con motivo del el Día Mundial de las Abejas (20 de mayo) y del Día Mundial de la Biodiversidad (22 de mayo), Ecologistas en Acción advierte de la importante regresión de las poblaciones de insectos polinizadores. 
  • La organización ecologista reclama a las administraciones españolas que adopten medidas urgentes para asegurar la conservación de estos animales, ya que la reducción de la polinización pone en riesgo la biodiversidad pero también los múltiples beneficios que generan, como la producción de nuestros alimentos.

La polinización constituye un proceso fundamental en los ecosistemas terrestres. Es vital para la conservación de los ecosistemas y para la producción de alimentos. Se calcula que el 87,5 % (aproximadamente 308.000 especies) de las plantas silvestres con flores del mundo dependen, al menos parcialmente, de la polinización realizada por animales.

La polinización genera también múltiples beneficios para las personas, destacando la obtención de alimentos. En España alrededor del 70 % de los cultivos para consumo humano dependen de los insectos que desarrollan la polinización. Además nos ofrecen otros productos como miel, cera o medicamentos y contribuyen directamente a la producción de fibras como el algodón y el lino o materiales de construcción como la madera.

El servicio esencial que ofrecen los polinizadores en la oferta de alimentos se valora en 500.000 millones de dólares a nivel mundial, 22.000 millones de euros para la agricultura europea y más de 2.400 millones de euros para la agricultura española. En los últimos cinco decenios el volumen de producción de cultivos que dependen de los polinizadores ha aumentado a nivel mundial en un 300%, de modo que nuestra subsistencia está cada vez más supeditada a la polinización.

En las latitudes templadas, como las que ocupa España, son los insectos quienes llevan a cabo la mayoría de la polinización. Nuestro territorio es una de las zonas con mayor diversidad de estas especies de toda Europa lo que ha venido asegurando el éxito de la polinización hasta ahora, contando con más de 7.000 especies de dípteros, 4.000 de lepidópteros, 9.500 de himenópteros y más de 10.000 coleópteros que realizan esta función.

Sin embargo, a lo largo de las últimas décadas se ha comprobado que existe una marcada disminución de las poblaciones de insectos polinizadores. Una reciente revisión de estudios estima que en los últimos 27 años las poblaciones de insectos voladores se han reducido en un 76 %. La mitad de las especies de insectos están disminuyendo rápidamente y al menos un tercio se encuentran en peligro de extinción. Esta pérdida de insectos polinizadores puede llevarnos a una situación con consecuencias catastróficas, dado que se pone en juego el buen funcionamiento de los ecosistemas y la producción de nuestros propios alimentos.

Las principales amenazas para los insectos polinizadores proceden de las actividades humanas como la fragmentación de hábitats, el cambio en el uso de la tierra, los productos químicos agrícolas e industriales, los parásitos y las enfermedades, las especies exóticas invasoras, las colisiones en carreteras, el cambio climático y diversas prácticas agrícolas.

La conservación y recuperación de estas especies es fundamental para el futuro del planeta tal y como lo conocemos. Las administraciones deben tomar medidas eficaces para luchar contra sus principales amenazas.

Ecologistas en Acción reclama la adopción urgente de las siguientes medidas:

– Recuperar y conservar hábitats favorables para los polinizadores mediante buenas prácticas agrícolas que permitan mantener la disponibilidad de flores, fomentar la agricultura ecológica y limitar los cambios de usos del suelo, especialmente en la agricultura intensiva.

– Reducir en un 50 % la utilización de plaguicidas para el año 2023, no autorizando de forma excepcional, como se hace en la actualidad, productos tóxicos prohibidos.

– Control para evitar la introducción de nuevas especies exóticas invasoras y la propagación de las ya introducidas.

– Promover iniciativas que aumenten la disponibilidad de flores y recursos para la nidificación de estos insectos en el medio silvestre, áreas agrícolas, entorno de carreteras y ciudades.

– Promover la educación y la sensibilización en los sectores público y privado sobre los múltiples valores de los polinizadores y sus hábitats.

– Mejorar los instrumentos que sirven de apoyo para la adopción de decisiones para implementar medidas prácticas para evitar la disminución de los polinizadores.

– Incrementar la investigación sobre las especies polinizadoras y su adecuada conservación.

El descenso de las poblaciones de polinizadores supondrá luna reducción de la polinización, lo cual afectará al mantenimiento de la biodiversidad de plantas silvestres, a la estabilidad de los ecosistemas, a la producción de los cultivos, a la seguridad alimentaria y al bienestar humano. Por ello Ecologistas en Acción, iniciará una campaña en redes sociales para informar sobre la importancia de la conservación de estos insectos.

Anuncios

#Glifosato en #CastillaLaMancha ¿Seremos los últimos siempre?

Posted on

Pedimos apoyo de grupos parlamentarios a proposición contra herbicidas

Posted on

DSCN3415

El jueves día 2 de junio se debate en la Cortes de Castilla-La Mancha la Proposición no de Ley ante el Pleno relativa a los herbicidas químicos, expediente 09/PNLP-00020.

Ecologistas en Acción pide a los grupos políticos que apoyen la PNL ante la evidencia de los daños que para la salud y el medio ambiente tienen este tipo de productos, para cuya función existen alternativas viables y con mejor impacto en el empleo, como es el tradicional desbroce.

La PNL , presentada por el Grupo Parlamentario Podemos, viene siendo demandada por un cada día más amplio movimiento social generado por el creciente uso del glifosato. Este producto se emplea para eliminar vegetación del borde carreteras, caminos, vías de ferrocarril, acequias y otras infraestructuras y zonas verdes. Su uso, como ha denunciado recientemente Ecologistas en Acción, se ha disparado en los últimos meses y ha llevado a que con este peligroso herbicida se fumigue por zonas periurbanas y urbanas, cauces de agua, espacios naturales y cultivos. Y ello a pesar de que está declarado posiblemente cancerígeno por la OMS y a que sus efectos perniciosos en la contaminación de las aguas y de los suelos, en la flora y fauna, especialmente la acuática, son graves y conocidos.

No tiene sentido seguir usando glifosato ni herbicidas peligrosos para la salud y el medio ambiente y, por ello, confiamos que los grupos políticos de las Cortes de Castilla-La Mancha aúnen criterios y voluntades para que se dejen de utilizar en los usos no agrarios dependientes de las administraciones.

 

 

Empleo masivo de glifosato en las carreteras castellano-manchegas.  

Posted on

IMG_20160529_173719

Castilla-La Mancha está siendo objeto de una fumigación masiva y sin precedentes del peligroso herbicida glifosato. La Consejería de Fomento, el Ministerio de Fomento y las Diputaciones Provinciales están utilizándolo indebidamente para limpiar márgenes, cunetas y drenajes en multitud de autovías y carreteras estatales, regionales y locales. Ecologistas en Acción pide que cese de una vez el uso de glifosato por parte de las administraciones públicas de Castilla-La Mancha.

Las fumigaciones se han realizado sobre todo durante los lluviosos meses de abril y mayo, no han cumplido con los condicionantes establecidos en la normativa en vigor y se han llevado a cabo  cerca y sin previo aviso ni señalización de zonas urbanas e industriales, con el riesgo que esto conlleva para la salud de las personas.

En su recorrido, las máquinas fumigadoras no han reparado tampoco en cultivos, espacios naturales, arroyos o zonas húmedas, pudiendo haber ocasionado daños en la fauna y la vegetación próxima a las carreteras, así como haber producido la contaminación de distintas masas de agua de la región

Unas fumigaciones tan masivas no se habían conocido en años anteriores y, como es sabido, tienen como injustificada finalidad eliminar la vegetación del margen de las carreteras y otras zonas, a pesar de que existe una alternativa simple y no peligrosa para hacer esa labor, como es el desbroce manual o con maquinaria.

Diversos estudios sobre el glifosato han llevado a que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) el 20 de marzo de 2015 lo catalogara como producto  “probablemente cancerígeno para humanos” y lo introdujera en la lista de los productos y acciones de riesgo. Ante este riesgo, cada vez son más los ayuntamientos y las diputaciones que en España se están declarando libres de glifosato y están poniendo límites al uso de fitosanitarios.

Algunos de los casos más llamativos de uso de glifosato se han registrado en Cuenca, Guadalajara y, sobre todo, en Toledo. En esta última provincia, tanto el Ministerio como la Consejería de Fomento y la Diputación parecen haberse puesto de acuerdo para regar de herbicida las autovías y carreteras de las comarcas de la Sagra y de Torrijos. También en el ayuntamiento de Toledo se ha registrado su uso en parques o en el polígono.

La normativa que regula el uso de estos productos (Real Decreto 1311/2012 de Uso Sostenible de Productos Fitosanitarios), previene de su uso en carreteras y otras redes de servicios, debido al riesgo de contaminación de aguas superficiales y subterráneas y de los daños que puede producir en la fauna y vegetación acuáticas. Así, sólo podrían haberse usado los herbicidas “en aquellos casos o tramos en que no sea viable la utilización de medios mecánicos u otros alternativos”, con el condicionante añadido de que sea “siempre en épocas en que sea menos probable que se produzcan lluvias”.

El Real Decreto también regula especialmente su uso en zonas urbanas. Pero las administraciones han hecho caso omiso de lo establecido en la normativa, lo cual supone una grave irresponsabilidad.

Por todo ello, Ecologistas en Acción denuncia que las administraciones están vulnerando de forma sistemática la normativa de uso de fitosanitarios poniendo en peligro la salud de los castellano-manchegos y contaminando las aguas y espacios naturales y pide que cese de una vez el uso de glifosato por parte de las administraciones públicas de Castilla-La Mancha.

Fotografías de libre disposición:uso de glifosato en autovías y carreteras de Toledo

https://goo.gl/photos/H4HAtSEraVVypsM6A

 

 

PEDIMOS AL GOBIERNO REGIONAL Y A LOS PARTIDOS POLITICOS QUE PROHIBAN EL GLIFOSATO EN CASTILLA-LA MANCHA

Posted on Actualizado enn

Este producto fitosanitario, que está catalogado como probablemente cancerígeno por la OMS y que produce notables impactos en las aguas, suelo, fauna y flora, se usa ampliamente en Castilla-La Mancha en carreteras, acequias, jardines y espacios públicos, así como en la agricultura, y ello a pesar de que existen alternativas y que la normativa obliga a limitar su empleo.20160416_122547_resized

En el marco de la “Jornada sobre situación actual, efectos sobre la salud y alternativas al Glifosato”, que se ha desarrollado en Guadalajara y en la que han participado la doctora Sandra Castro, médico y experta en disruptores endocrinos y el catedrático de medio ambienteen la Universidad de Alcalá de Henares, Manuel Peinado, Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha anuncia que la próxima semana registrará en la Cortes Regionales y ante las Consejerías de Fomento y de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, una propuesta para que la región se convierta en libre de glifosato, prohibiéndolo en zonas públicas no agrícolas y regulándolo estrictamente en la agricultura.

De esta forma, Castilla-La Mancha se sumaría a las comunidades autónomas que ya se han posicionado en este sentido, como La Rioja o Extremadura, y a grandes ciudades como Sevilla, Madrid o Barcelona,  e instituciones locales, provinciales o regionales que ya llegan a casi el centenar, entre ellas la Diputación de Guadalajara.

El Glifosato es el principio activo que contienen la mayoría de los herbicidas químicos usados en el mundo, en España y en Castilla-La Mancha. Estos herbicidas se vienen aplicando, con permiso e incluso promoción por parte de las administraciones competentes en espacios públicos, tales como bordes de carreteras, vías férreas, acequias, aceras, jardines y parques.

Como han expuesto los expertos en la Jornada, en marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica al Glifosato como “probablemente cancerígeno” tras la publicación por parte de Agencia de Investigación sobre el Cáncer (IACR) de un amplio estudio que demuestra que esta sustancia favorece la aparición de Linfoma No-Hodgkin en humanos y causa daños en el ADN, además de provocar cáncer en animales de laboratorio. Actúa además como disruptor endocrino, provocando alteraciones hormonales. Ello lo convierte en un grave problema de salud que pone en riesgo especialmente a la población más vulnerable, como niños, personas mayores y embarazadas.

Por su parte, según los estudios científicos expuestos por el D. Manuel Peinado, su impacto en el medio ambiente se aprecia fundamentalmente en los daños que produce en la vegetación y en la fauna, especialmente la acuática. Y dado su carácter persistente y no biodegradable perjudica al suelo y traslada sus efectos a puntos alejados de su lugar de aplicación.

El vigente Real Decreto 1311/2012, de 14 de Septiembre, que establece la normativa para el Uso Sostenible de los Productos Fitosanitarios en España, señala que en esta materia se ha de aplicar especialmente el principio de precaución y que “la Administración competente en cada caso puede aplicar el principio de cautela limitando o prohibiendo el uso de productos fitosanitarios en zonas o circunstancias específicas”.

Teniendo en cuenta todo lo anterior y que existen alternativas viables a los herbicidas químicos para el control de la vegetación no deseada, tales como el vinagre de madera o los métodos mecánicos o térmicos que se utilizan en la mayor parte de los países europeos, desde Ecologistas en Acción hemos redactado una propuesta para solicitar al Gobierno Regional de Castilla-La Mancha y a los grupos políticos con representación en las Cortes Regionales lo siguiente:

  • Que se prohíba el uso no agrario de herbicidas químicos para el control de vegetación no deseada en espacios públicos, cunetas de carreteras, líneas férreas y de servicios, acequias, jardines y aceras.
  • Que, tal y como recomienda el RD 1311/2012, tome las medidas oportunas para sensibilizar e informar a la población de los riesgos para la salud y el medio ambiente que supone el uso de los herbicidas químicos también en lo referente a sus usos agrarios a fin de fomentar una reducción de su uso en el ámbito agrario y su aplicación en condiciones de mayor seguridad.