Coto

Nuevo caso de envenenamiento grave de fauna en un coto de caza en Toledo

Posted on Actualizado enn

2Milano-real-envenenado-en-estremadura-©SEO_BirdLife_resized
Milano real envenenado en Extremadura. Foto Seo BirdLife
  • Ecologistas en Acción, SEO y WWF denuncian ante el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, la inactividad de la Dirección Provincial de Toledo en la lucha contra el veneno y reclaman medidas urgentes.
  • Alertan de que Toledo se puede convertir en un sumidero de mortalidad de especies amenazadas

Los cadáveres de cuatro milanos reales, especie en peligro de extinción, de cinco águilas ratoneras y un aguilucho lagunero fueron localizados el pasado 29 de octubre en un coto de caza de la localidad de Valmojado, al norte de Toledo, en la comarca de La Sagra.

A las alarmantes cifras de fauna envenenada que históricamente arrastra la provincia de Toledo , se ha sumado un  nuevo caso  de esta práctica ilegal,   en un coto de caza  del término de  Valmojado.

WWF, Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife van apersonarse como parte interesada en el expediente administrativo  y, en caso de llegar a poder localizarse al presunto responsable de los hechos, se personarán como acusación en el juzgado de lo penal.

Las ONG denunciaron la semana pasada ante el Consejero de Agricultura,  Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, la inactividad  de la Dirección Provincial de Toledo en la lucha contra el veneno y le trasladaron la necesidad de una clara voluntad política para resolver el problema. Asimismo, pusieron sobre la mesa la  manifiesta insuficiencia de  resoluciones administrativas para hacer frente al veneno en Castilla –La Mancha,  ya sean medidas cautelares, recuperadoras de las especies afectadas o sancionadoras. Las ONG esperan que el refuerzo de los servicios jurídicos en materia ambiental anunciado por el Consejero se traduzca en una mayor eficacia y agilidad administrativa.

WWF, Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife coinciden en que Toledo, de no tomarse medidas contundentes contra los envenenamientos,  se puede convertir en  uno de los peores sumideros de mortalidad de especies amenazadas en España por esta práctica ilegal.  También, recuerdan que en poco más de tres años (de 2015 a 2018) la provincia ha acumulado más de treinta  milanos reales encontrados envenenados, siendo una cifra que solo representa una parte de la mortalidad real por esta causa, debido a la dificultad del hallazgo de los animales.

Además, recuerdan que varios  de los casos más graves por envenenamiento de esta comunidad autónoma no se han tramitado ni sancionado por la ausencia de una gestión administrativa adecuada, lo que evidencia una falta de compromiso político en la lucha contra el veneno, sobre todo en Toledo.

 Las ONG quieren conocer la gestión que desde la Dirección Provincial se está haciendo del trabajo en esta materia  de los Agentes de Medio Ambiente, así como de la Unidad especializada en investigación de venenos (UNIVE), de los servicios técnicos y en especial  en materia de aplicación de la normativa en la provincia.

También a  partir de este último caso  las organizaciones ecologistas se han dirigido  a la Jefatura del SEPRONA para conocer y colaborar en el trabajo que realizan en investigación de los casos de envenenamiento en Toledo.

El uso de veneno

El informe ‘El veneno en España(1992-2013) analiza los efectos del uso ilegal de cebos envenenados, una de las mayores amenazas para la biodiversidad, y desvela los 8.324 episodios de envenenamiento que se han registrado en el periodo de estudio. Esto ha significado el hallazgo  de 18.503 animales muertos. Una muestra de algunos de los principales episodios de envenenamiento de los últimos años quedó recogida también en el informe  “Casos graves de envenenamiento de fauna silvestre en España 2010-2015”.

La colocación de cebos envenenados  es   un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna. Por ello, está prohibido por la legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal.

Anuncios

168.000 euros de fianza por el envenenamiento de más de 50 ejemplares de fauna en un coto toledano

Posted on Actualizado enn

prod_29_gr.jpg

· Un juzgado de Toledo ha impuesto la fianza por el presunto envenenamiento de 50 animales en un coto de la provincia
 
· Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF ejercen la acusación popular en este procedimiento y destacan la importancia del reconocimiento por parte de los tribunales del valor económico que supone la pérdida irreversible del patrimonio natural.

El juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº4 de Torrijos (Toledo) ha impuesto una fianza de 168.000 euros a los tres acusados por el uso reiterado de veneno que ocasionó la muerte de 55 ejemplares de fauna en el coto de la Casa Nueva en Gerindote. Esta fianza tendrá que ser depositada por el titular del coto y los dos guardas que en el momento en que se produjeron los hechos estaban al cargo de la labores de administración y gestión del aprovechamiento cinegético de los terrenos. El objeto de la fianza es responder a la posible indemnización por los daños causados por los envenenamientos y el pago del valor de las especies de fauna que se vieron afectadas. El juez decreta la celebración del juicio oral después de seis años de instrucción.

WWF, SEO/BirdLife y Ecologistas en Acción ejercen la acusación popular en este proceso, destacando que “la imposición de esta fianza es importante en cuanto que reconocen el valor del daño producido por el uso ilegal de cebos envenenados y demuestra que colocar cebos envenenados en el medio natural tiene consecuencias económicas y legales para los autores”. La presencia en los tribunales, realizado en el marco del proyecto Life+ VENENO, ha permitido a las organizaciones ecologistas trasladar a los órganos judiciales y a la sociedad la gravedad de esta amenaza contra la biodiversidad y apoyar el trabajo de investigación realizado por los agentes de medio ambiente de Castilla-La Mancha y el Seprona de la Guardia Civil.

Los hechos
 
Entre agosto y septiembre de 2011 fueron localizados en el coto privado de Casa Nueva, en el término municipal de Gerindote, al menos 55 ejemplares de animales envenenados, entre los que se encontraban 23 milanos negros, cinco aguiluchos laguneros, seis milanos reales y un águila imperial ibérica, estas dos últimas especies catalogadas En Peligro de Extinción. Los análisis posteriores de los animales confirmaron su muerte por efecto de dos potentes insecticidas que habían sido utilizados para la elaboración de los cebos.

Las labores de investigación de la Unidad de Investigación de Venenos (UNIVE) del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha y el Servicio para la Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, permitieron localizar los animales envenenados y determinar la imputación del titular y los dos guardas como posibles autores de los hechos.

El uso de veneno

El informe El veneno en España (1992-2013)‘ analiza los efectos del uso ilegal de cebos envenenados, una de las mayores amenazas para la biodiversidad, y desvela los 8.324 episodios de envenenamiento que se han registrado en el periodo de estudio. Esto ha significado la muerte de 18.503 animales. Sin embargo, las organizaciones ecologistas estiman que esta cifra podría llegar a los 185.000, ya que, según las especies, entre el 85 % y el 97 % de los animales envenenados no se encuentran. A pesar de ser ilegal, el veneno se sigue utilizando para eliminar depredadores. La colocación de cebos envenenados es una práctica arraigada en nuestros campos, completamente ineficaz para los objetivos que persigue, además de un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna. Por ello, está prohibido por la legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal. El veneno en el campo supone un riesgo para la salud pública, para el medio ambiente y para los animales domésticos.

 

El Organismo Autónomo de Parques Nacionales deja en cuadro a Cabañeros

Posted on Actualizado enn

PN CabañerosEcologistas en Acción denuncia que el parque nacional de Cabañeros va a ver reducida su plantilla hasta límites insospechados, convirtiéndose en el parque peor dotado de toda España. Para atender un espacio que dispone de nada menos que de 40.856 hectáreas se dispone de un solo técnico y un solo agente medioambiental, así como del director conservador.

Así queda la plantilla tras el traslado reciente de otro técnico y tras evitar el Organismo Autónomo que se incorpore a las tareas de vigilancia del parque nacional más personal de guardería.

La disponibilidad de personal con que queda el parque es absolutamente ridícula y no permite atender con una mínima diligencia las tareas administrativas, de vigilancia y de gestión que requiere uno de los espacios más emblemáticos de la red estatal de Parques Nacionales.

La actitud del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) tiene difícil explicación como no sea que haya una voluntad de que el parque quede desatendido para evitar sobre todo que se controlen las actuaciones en las fincas privadas que son la mitad de su superficie. A este respecto conviene recordar que Basilio Rada, director del citado organismo, fue denunciado públicamente por aceptar una invitación a cazar en enero de 2013 en una de las fincas con terrenos en Cabañeros.

Tal vez la desatención sea debida también a un intento de descapitalizar al parque de personal y medios de cara al traspaso de competencias que ha reclamado la Junta de Castilla-La Mancha y que sería, junto con el propio espacio, la damnificada por esta situación.

Conviene recordar que en su día el parque llegó a contar con 4 técnicos y 8 agentes, aparte del director conservador, y aún con eso, se consideraba que la plantilla requería ser reforzada.

El estado de cada vez mayor abandono y desatención que presenta Cabañeros por parte del OAPN dependiente del Ministerio es insoportable y requiere de cambios inmediatos. En ese sentido Ecologistas en Acción prepara ya con otras asociaciones ecologistas el envío de un requerimiento conjunto a la Ministra Isabel García Tejerina para que se dispongan inmediatamente los medios materiales y humanos oportunos al servicio del parque nacional ya que se está incumpliendo la obligación de atenderlo conforme a los objetivos del Plan Director de parques nacionales.

Quebrantahuesos muerto de una perdigonada en un coto: exigimos suspensión inmediata de la caza.

Posted on Actualizado enn

WhatsApp Image 2017-03-28 at 14.46.11
Levantamiento del cadáver del quebrantahuesos por Agentes Medioambientales (Foto: Junta de Andalucía)

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha y la Sociedad Albacetense de Ornitología consideran extremadamente grave la muerte a causa de un disparo de un quebrantahuesos en un coto de caza de la localidad de Yeste (Albacete) y dentro del Parque Natural del Calar del río Mundo y la Sima.

Las circunstancias en las que se ha producido esta muerte no pueden resultar más alarmantes. Se ha matado a un ejemplar de una especie declarada en peligro de extinción y que formaba parte del programa de reintroducción en las sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

La muerte se ha producido dentro de un espacio protegido, nada menos que en el Parque Natural del Calar del río Mundo y la Sima, a la sazón parte también de la Red Natura 2000.

Todo apunta a que se trata de una muerte alevosa, ya que el quebrantahuesos no se puede confundir de ninguna manera con ninguna especie cinegética. Lo más probable es que se le haya disparado en la creencia de que podría tratarse de alguna de las especies de grandes águilas que habitan la zona, y a las que se las sigue persiguiendo ilegalmente.

El disparo con escopeta de perdigones, por las fechas en las que pudo producirse la muerte entre finales de enero y principios de febrero, se pudo producir durante la práctica cinegética de caza menor o de perdiz con reclamo o bien durante un control de predadores autorizado o no, lo que pone de manifiesto lo peligroso que es y el riesgo que suponen determinadas modalidades que no son debidamente controladas ni restringidas por parte de la Junta de Castilla-La Mancha.

Además, han pasado ya casi dos meses desde que el quebrantahuesos murió y uno desde que fue localizado y no se ha adoptado ninguna medida preventiva o que permita recuperar la zona del daño causado.

Por todo ello Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha y SAO exigen a la Junta de Castilla-La Mancha a través de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que se adopten las siguientes medidas urgentes:

–          Que se suspenda la caza de forma inmediata en el coto donde apareció el quebrantahuesos y que se aplique un plan de medidas recuperadoras que palie el daño causado a la zona.

–          Que se determinen inmediatamente las circunstancias de la muerte y, en particular, cuál era el tipo de modalidad de caza que se estaba practicando en el coto.

–          Que se revisen las condiciones bajo las que se siguen permitiendo determinadas épocas y modalidades de caza en Castilla-La Mancha, pero muy en particular en los espacios naturales protegidos y en las áreas críticas de especies amenazadas sobre las cuales se viene observando un repunte de este tipo de sucesos.

–          Que se modifique de inmediato la ley de caza y el borrador de la orden de vedas para evitar riesgos de que sigan produciéndose hechos tan graves como el denunciado.

Ecologistas en Acción y Sociedad Albacetense de Ornitología están dando ya los pasos para formalizar lo antes posible su personación en los expedientes sancionados y en la causa penal que eventualmente se abra por estos hechos.

Cajas trampa para cazar gatos en zonas de lince: peligrosa propuesta de Castilla La Mancha

Posted on Actualizado enn

lince con pata amputada por trampaLa Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha iniciado la tramitación de una nueva orden de homologación de métodos de control de predadores para usar en los cotos de caza de la región que esconde una desagradable sorpresa y una muy mala noticia para el lince ibérico y el gato montés. Pretende autorizar a los cazadores peligrosas cajas trampa para controlar gatos en las zonas linceras de la región. 

Con esta orden se intenta permitir a los titulares de los cotos de caza la utilización de cuatro nuevos métodos de trampeo, en concreto tres tipos de cajas-trampa y uno de lazo, que se sumarían a los cuatro ya permitidos. Hasta la fecha la finalidad principal de estos métodos era la captura de zorros y urracas, pero ahora se amplía el objeto de las autorizaciones a los cazadores al control de los gatos domésticos. Y para ello la nueva orden que ha iniciado su tramitación en los consejos de caza provinciales, plantea autorizar un modelo de caja-trampa denominado “caja selectiva para gatos asilvestrados” que podría capturar, entre otras, especies de félidos salvajes como el lince ibérico o el gato montés.

Apoyándose en interpretaciones sesgadas de la normativa y de las directrices estatales al respecto, la Junta de Castilla-La Mancha, al igual que al parecer están intentando hacer otras autonomías, quiere legalizar un modelo de caja-trampa algo diferente por tamaño a la prohibida. Sin embargo, como ya se señalan en los estudios de homologación realizados por el MAPAMA en estas trampas podrían ser capturados gatos monteses y linces, especialmente crías y jóvenes.

Ni que decir tiene el peligro que ello representa puesto que, aunque las trampas permiten la captura en vivo y que se suelten los ejemplares capturados, lo cierto es que su manejo será responsabilidad de los cotos y será su personal quien decida en un momento dado qué hacer con el espécimen cazado.  Ecologistas en Acción se ha opuesto siempre a que métodos de caza tan peligrosos sean manejados por los cotos de caza y no por personal de la propia administración.

En este sentido hay que recordar que en una caja-trampa murió en su día la lince Grazalema, motivo por el cual las directrices estatales que regulan el control de predadores terminaron por declararlas medios no selectivos y de imposible homologación.

Por otra parte, como ya ocurre con otros métodos como los lazos en alar en los que ya ha sido capturado un lince, el uso de estos métodos no se restringe en las áreas linceras, no sólo se pueden usar en las llamadas zonas de presencia estable, sino también en las zonas de suelta en Castilla-La Mancha. Por supuesto, no se excluyen en absoluto del uso de estas cajas las zonas de presencia de gato montés, una especie en fuerte regresión en toda su área de distribución.

En cuanto al manejo de los gatos asilvestrados capturados, las autorizaciones contemplan su eliminación mediante un disparo, tal y como se hace en la actualidad con los zorros y urracas que se trampean con otros métodos.

El intento de homologar esta caja trampa para gatos domésticos obedece a las presiones de los cazadores para que se aprueben cada vez más métodos de control de predadores y de animales domésticos y se ve impulsado por una Consejería cada vez más renuente a afrontar con criterios rigurosos y ecuánimes los conflictos que el lobby cinegético va planteando.

Ecologistas en Acción considera que la Consejería está actuando de forma irresponsable y yendo demasiado lejos en sus concesiones al sector cinegético y que por este camino en breve se multiplicarán todo tipo de demandas en los Tribunales.

Nuevo caso de envenenamiento de aves en un coto de caza de Toledo.

Posted on

IMG-20170119-WA0004.jpgEcologistas en Acción pide a la Consejería de Agricultura que incremente las acciones de vigilancia y que cierre inmediatamente el coto de caza de Gerindote donde han aparecido 5 milanos reales y otras rapaces muertas.

El empleo de veneno con fines cinegéticos no deja de castigar a la fauna de protegida de Castilla-La Mancha, en particular de la provincia de Toledo.

Un nuevo caso ha salido a la luz tras las actuaciones de los agentes medioambientales de la Junta de Castilla-La Mancha. A finales del mes de noviembre pasado se localizaban en un coto de caza del término municipal de Gerindote (Toledo) cinco milanos reales y otras rapaces muertas junto a varios cebos, así como algunas cajas-trampa.

Las investigaciones todavía en curso, de ahí que se ha demorado el dar conocimiento del caso, ponen de manifiesto el empleo de métodos de control de predadores como el veneno y las trampas dentro de un coto de caza menor del citado término municipal.

Ya están en trámite los expedientes sancionadores y de suspensión de la actividad cinegética mientras en los juzgados de Torrijos se tramita la parte penal del caso, ya que el empleo de veneno y de artes de caza como las cajas-trampa, así como la muerte de especies protegidas están sancionadas penalmente.

Con este es el tercer caso en tres años de envenenamiento masivo de aves que afecta sobre todo al milano real en la provincia de Toledo. Esta especie, declarada en peligro de extinción por la creciente merma en sus poblaciones reproductoras, es especialmente vulnerable al veneno ya se alimenta de animales muertos y de los restos o despojos que encuentra ocasionalmente. De hecho, en Castilla-La Mancha su población reproductora está cercana a la desaparición. En 1994 se censaron cerca de 100 parejas y en 2014 sólo se consiguieron contabilizar 7 puntos de reproducción, sólo 2 de ellos en Toledo.

Ecologistas en Acción considera que se sigue sin hacer lo suficiente para combatir el veneno en provincias como Toledo, donde la ardua labor de los agentes medioambientales se ve muchas veces condicionada por el exceso de trabajo y por la lenta tramitación de los expedientes. Tampoco se está haciendo lo necesario para salvaguardar a nuestras especies más amenazadas como el milano real.

Por ello es absolutamente necesario, si no queremos que desparezcan especies que son propias de nuestra región, que se incrementen las labores de vigilancia del medio natural y que se tramiten diligentemente los expedientes sancionadores y de suspensión de la caza en aquellos cotos que como los de Gerindote en donde se producen este tipo de delitos medioambientales

CAZA: EL PEOR BALANCE AMBIENTAL DE LA MEDIA VEDA EN AÑOS

Posted on Actualizado enn

aguiluchocenizo_disparo_extremadura_ag2016_amus

Ecologistas en Acción ha registrado a lo largo de la media veda, cuyo periodo hábil acaba de terminar en la mayor parte de las comunidades autónomas, numerosas incidencias e irregularidades que afectan negativamente a las especies cinegéticas y a las no cinegéticas, objeto de esta controvertida temporada especial de caza.

Estas prácticas, a veces fraudulentas, otras veces simplemente delictivas, están extendidas por todo el Estado español, pero se concentran más en regiones como Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura, Andalucía, Castilla y León, Navarra o Aragón.

Es en estas áreas donde se concentra buena parte la actividad cinegética en torno a la caza de la tórtola europea o común, la codorniz y la paloma torcaz, que son las especies objetivo de la media veda y que suelen ser abatidas desde puestos de caza durante el paso migratorio postnupcial.

Más allá de la controversia no resuelta de que este periodo no se ajusta a la prohibición de cazar en época de cría, tal y como dictaminó el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha en favor de las demandas de Ecologistas en Acción (y motivo por el cual hay interpuestos recursos contencioso-administrativos en Madrid, Castilla y León o Navarra), la media veda es una época en la que las tropelías en materia cinegética son cada día de mayor impacto.

Un simple rastreo por los anuncios en internet, por las revistas de caza, por los programas en radio y televisión y por los cotos de caza, permite detectar numerosas situaciones denunciables sobre las que la inacción de las comunidades autónomas, responsables de la gestión cinegética, ha creado un clima de impunidad.

Entre las situaciones detectadas por Ecologistas en Acción, destacamos algunas de las más graves.

Disparos a especies protegidas

La media veda sigue dando lugar al disparo, accidental o intencionado, sobre especies protegidas, hasta el punto de que por esta causa se produce un incremento de entradas en los centros de recuperación, a pesar de que cada día es más difícil encontrar animales heridos o muertos porque cazadores y guardas los esconden.

En 2016 ha sido llamativa la entrada de rapaces heridas en los centros de recuperación. Entre las especies afectadas por los disparos encontramos sobre todo rapaces medianas y pequeñas, pero también grandes águilas y búhos. Un ejemplo reciente y dramático es el caso del halcón peregrino. SEO/BirdLife denunciaba hace unos días la baja de uno de los especímenes marcados en el programa de seguimiento de la población de esta especie en Madrid. Se recogía herido por un tiro, con pocas probabilidades de recuperación, en un coto de caza de Viso de San Juan. Es el tercer ejemplar abatido en Toledo en cuatro años y, según SEO/BirdLife, solo se localizan el 10% de los que mueren por esta causa.

En el centro de atención a la fauna silvestre que la asociación AMUS (Acción por el Mundo Salvaje) mantiene en Villafranca de los Barros (Badajoz), solo en la primera semana de la media veda entraron con disparo un búho real, un águila calzada y un aguilucho lagunero.

Cebaderos fraudulentos en la caza de la tórtola

Un práctica cada día más extendida para intentar garantizar que los clientes de las cacerías de esta especie cacen el máximo de tórtolas es la de establecer cebaderos para atraer a las aves y cazarlas a la entrada o salida del mismo. Las leyes autonómicas suelen permitir mejoras de los hábitats de alimentación, como siembras, pero no el cebado de zonas concretas para atraer la caza. Se considera una práctica fraudulenta, pues permite cazar más de la cuenta y dejar en desventaja a los cotos que no utilizan estas prácticas. Ecologistas en Acción ha localizado varios cotos en las provincias de Toledo, Ciudad Real, Madrid, Extremadura y el norte de Andalucía donde se realiza esta práctica. Además, se publicita abiertamente sin que nadie actúe para impedirlo.

La tórtola es una especie en declive, su población en Europa se ha reducido un 70% entre los años 80 y 2014, y en España un 30% desde 1996. El sector cinegético, para evitar que deje de cazarse, acusa a los pesticidas y a la situación en sus zonas de invernada en África para explicar el descenso.

Pocas codornices y se sigue cazando

Siempre se ha oído que el sector de la caza se autogestiona. Sin embargo, como se puede comprobar en el caso de la codorniz, eso no ocurre. Este año, los propios cazadores en Castilla y León o Extremadura, avisaron en los primeros días de la temporada de las escasas capturas de esta especie. Pero la temporada, en lugar de suspenderse, se ha mantenido abierta, por lo que la presión cinegética se ha mantenido sobre unas poblaciones cada vez más exiguas.

El daño se añade a los de temporadas anteriores, en las que, salvo casos muy puntuales, la codorniz ha ido en descenso, llegando a una situación tan preocupante como la de la tórtola europea. Se dan cifras de un descenso cercano al 30% entre 2002 y 2012.

Para compensar la falta de codornices, algunos cotos recurren a soltar ejemplares de granja, lo que agrava el problema poblacional. Se imposibilita un buen control de la práctica cinegética y se favorece competencia e hibridajes entre las codornices naturales y las de granja. Además, estas sueltas suelen ir acompañadas de prácticas de control de predadores muy dañinas para la biodiversidad.

Se permiten modalidades anómalas

Las especies tradicionales de la media veda están en declive. De un tiempo a esta parte, las comunidades autónomas han ido permitiendo otras modalidades que habitualmente se practican en otras fechas. Por ejemplo, cada vez es más habitual que se permita el conejo en media veda o los aguardos de jabalí. También, cada vez más, se permite la caza del zorro, sea al salto o desde puesto fijo.  Disfrazados, según corresponda como descastes y como falsos controles por daños, se permite cazar especies que ya tienen sus propias épocas de caza. Lo curioso es que estas modalidades se comercializan, por lo que en lugar de contribuir al control de poblaciones para evitar perjuicios a la agricultura contribuyen a su incremento. Es un negocio y nadie va a terminar con la abundancia de unos animales que generan cuantiosos ingresos. Por ello, también se han detectado comederos de jabalís que fomentan y atraen a esta población y que, en lugar de controlar las hembras para evitar que críen, se abate solo a los machos porque lo que interesa es el trofeo.

No se planifican servicios de vigilancia

Aparte de la mala gestión cinegética y el sentido economicista y sobreexplotador que dirige buena parte de la caza, el que la media veda se haya convertido en una época tan nefasta se debe a la ausencia de voluntad de las Direcciones Provinciales de Agricultura para atajarlo. En provincias como Toledo y Ciudad Real no se asignan servicios a los agentes medioambientales para controlar y denunciar a los infractores. Y así hay un clima de impunidad ante la desidia de los Directores Provinciales y de los técnicos encargados de la gestión cinegética.

Ecologistas en Acción siempre ha tenido claro que la media veda es una época perniciosa para especies en declive como la tórtola y la codorniz y para especies protegidas que son perseguidas por cazadores y guardas desalmados. Pero ahora tiene claro también que el desorden que se ha impuesto tiene una causa estructural que debe atajarse, la falta de concienciación y de voluntad de aquellos que desde la Consejería tienen que velar por el cumplimiento de las leyes.