conservación

Exitosa reforestación en el Monumento Natural de las Barrancas de Castejón y Calaña, en Burujón.

Posted on Actualizado enn

IMG-20200307-WA0014

Unos 60 activistas convocados por las organizaciones Ecologistas en Acción Toledo y “Me mojo por el Tajo” han realizado durante el sábado 7 de marzo una reforestación con especies autóctonas en el Monumento Natural de las Barrancas de Castrejón y Calaña, en el término municipal de Burujón.

El acto ha contado con la colaboración de otras organizaciones y entidades entre las que se cuentan el cuerpo de agentes medioambientales de la provincia de Toledo; la Consejería de agricultura, medio ambiente y desarrollo rural, la Diputación provincial de Toledo y sus respectivos viveros forestales (quienes cedieron las plantas con las que se ejecutó la reforestación); el Ayuntamiento de Burujón y otras organizaciones como “Amigos por Naturaleza” o “Rebelión o extinción”.

En la actividad, desarrollada en Las Barrancas, se ha procedido al trasplante de unos 300 ejemplares de diferentes especies propias del ambiente mediterráneo como la encina, la coscoja, la cornicabra, la orzaga o la efedra. Del mismo modo en diferentes puntos de la senda ecológica de Las Barrancas y el arroyo de Alcubillete, se han plantado especies más higrófilas como el Olmo, el almez o el espino blanco.

El Monumento Natural de las Barrancas de Castrejón y Calaña es uno de los espacios naturales más significados y conocidos de la geografía toledana, integrado en la Red Natura 2000, de notable interés paisajístico, geológico y para la conservación de la biodiversidad. Muy visitado por todo tipo de público, se encuentra en riesgo de conservación por diferentes factores de amenaza, entre los que se encuentra una turistificación en ciertos momentos desaforada y que requiere más e mejores esfuerzos y medios para su adecuada conservación.

La reforestación, que ha consistido en la reposición de marras de una reforestación previa que fue desarrollada a iniciativa de la administración regional, intenta dar un paso más en la recuperación de las cubiertas vegetales de este singular espacio natural.

Las entidades organizadoras quieren mostrar su agradecimiento a todas las personas que han dedicado su tiempo libre a mejorar nuestro medio natural y a las entidades, agentes medioambientales y administraciones que con sus aportaciones en diferentes modos y ámbitos competenciales han hecho posible este provechoso y responsable evento

El Mapama abandona la normativa europea y la conservación del Tajo

Posted on Actualizado enn

2017030117182069299• Las cinco organizaciones ambientales estatales denuncian que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha dado el visto bueno a trasvasar agua del Tajo al Segura a pesar de ser ilegal. 

• Aseguran que, de nuevo, se deja de lado el cumplimiento de la normativa europea en materia de aguas, como ya hiciera con la aprobación del Memorándum del Trasvase Tajo-Segura. 

• Demandan un cambio radical en el rumbo de la política de aguas, para evitar más problemas ambientales, sociales y económicos. 

Las cinco organizaciones ambientales estatales (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF España), a través de los vocales designados en el Consejo Nacional del Agua para la defensa de los intereses ambientales, solicitan al Mapama que les remita, de forma urgente, toda la documentación necesaria que certifique que no se ha llevado a cabo un incumplimiento de la ley, del principio de precaución y un deterioro acumulado de los ecosistemas acuáticos del Tajo.

Las entidades consideran que este nuevo episodio pone de manifiesto que, una vez más, lejos de solucionar la problemática que rodea el trasvase Tajo-Segura, las reformas legislativas y la complejidad jurídica que han envuelto a la explotación de este trasvase, acarrean conflictos sociales, ambientales, jurídicos y políticos insostenibles. 

Así, denuncian que el Ministerio ha dado el visto bueno a un trasvase de dos hectómetros cúbicos entre el viernes 29 de septiembre y el domingo 1 de octubre. Todo ello en un momento en que la cabecera del Tajo se encuentra en situación de extrema emergencia, con los embalses de cabecera, Entrepeñas y Buendía, 134 hm3 por debajo del mínimo permitido para trasvasar y la declaración del nivel cuatro debido a sus existencias de recurso. Bajo esta situación, y conforme a las reglas de explotación establecidas, no es posible trasvasar agua, un hecho que afecta de igual manera a las cesiones de derechos. La decisión del Ejecutivo abandona por completo el cumplimiento de la normativa europea y la protección de los ecosistemas acuáticos de la cuenca del Tajo. 

Para las cinco organizaciones ambientales, este hecho refleja una vez más el nulo interés por parte del Ministerio por cumplir con los principios básicos de la normativa europea en materia de aguas, la Directiva Marco del Agua, como son los principios de gestión ecosistémica, de precaución, de no deterioro y de gestión participativa. Un hecho preocupante que mantiene la línea que ya estableció el Mapama o cuando no sólo modificó el régimen legal del trasvase Tajo-Segura, sino también de la Ley de Aguas y del Plan Hidrológico Nacional en varias disposiciones introducidas sorpresivamente en octubre de 2013, en el trámite de enmiendas a la Ley de Evaluación Ambiental en el Congreso. Una situación que provocó aún más, si cabe, un giro radical a la regulación del trasvase Tajo-Segura, y que ya fue denunciado por diferentes organizaciones ambientales y sociales. 

En este sentido, las organizaciones ambientales argumentan que, ante la situación crítica a la que se enfrenta la cuenca del Tajo a medio y largo plazo, es necesario poner sobre la mesa la explotación del trasvase. Es insostenible mantener la explotación actual, inadaptada a la reducción del régimen natural en las últimas décadas y sin medidas en el Plan Hidrológico del Tajo que aporten soluciones. Un modelo de explotación que queda fuera de la planificación hidrológica que exige la normativa comunitaria, condiciona por completo la gestión del agua en la Demarcación Hidrográfica del Tajo y condena al río Tajo a una situación de degradación permanente por falta de caudales, incluso por la inexistencia de caudales ecológicos. 

Las cinco entidades reclaman un cambio de rumbo urgente en la política de aguas de este país si se quieren evitar más problemas ambientales, sociales y económicos como los sufridos este pasado año hidrológico. Demandan que se destierren por completo los enfoques productivistas y mercantilistas incompatibles con la normativa del siglo XXI y se reorienten los sectores económicos de forma que se adapten a los recursos disponibles y al uso sostenible de los mismos. Consideran una irresponsabilidad institucional cualquier medida que no vaya en esa dirección, como lo es este último trasvase. La única hoja de ruta posible es el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua. Camino que parecen no querer recorrer.