-

CAZADORES

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN VOTA EN CONTRA DEL TEXTO DE PLAN RECTOR DE USO Y GESTIÓN DEL PARQUE NACIONAL DE CABAÑEROS.

Posted on Actualizado enn

Cabañeros Ecologistas en Acción Castilla La Mancha

En la reunión extraordinaria del patronato del Parque, el texto, informado favorablemente por el patronato, permitirá la  práctica de la caza como “método de control” de las poblaciones de ungulados.

El Plan rector de uso y gestión (PRUG) del parque nacional de Cabañeros es el instrumento básico de planificación territorial del espacio natural en el que se establecen además las directrices para el desarrollo de su gestión durante el período de vigencia del mismo, establecido en diez años desde su aprobación

En la reunión extraordinaria del Patronato del parque nacional de Cabañeros, que tuvo lugar este martes, día 30 de junio de 2020, se sometió a votación entre los miembros del Patronato (en el que Ecologistas en Acción ostenta dos vocalías) el texto definitivo del PRUG para su información favorable o desfavorable. Tras la votación, el PRUG de Cabañeros fue aprobado con 17 votos a favor y 6 votos en contra, dos de
estos últimos a cargo de los representantes de Ecologistas en Acción.

La difícil decisión fue adoptada por permitir el texto sometido a votación la perpetuación de la actividad cinegética como método de control de la sobrecarga de ungulados en la parte privada del parque nacional. Este asunto, que Ecologistas en Acción considera central en la redacción del PRUG, es contrario a lo establecido en Ley de parques nacionales y el propio texto del PRUG validado por la votación de los
miembros del Patronato, que considera la caza como actividad  incompatible en el parque, aunque finalmente la admite, sólo para la parte privada del parque nacional, como método de control de las poblaciones de ungulados. Cabe recordar, que dentro de los límites del parque nacional de Cabañeros, existen terrenos de titularidad pública y privada.

El cumplimiento de la vigente Ley de parques nacionales y su enmienda 278, presentada por el Partido Popular en el momento de su aprobación para prorrogar la práctica venatoria en los parques nacionales durante seis años más a partir de la fecha de su entrada en vigor, vienen a determinar la extinción de esta actividad en los parques nacionales para diciembre de 2020.  A juicio de Ecologistas en Acción, la caza debe por tanto resultar ilegal a partir de esta fecha.

No obstante, la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad (responsable de la redacción del texto del PRUG de Cabañeros) y la Comisión Mixta (Estado y Comunidad Autónoma) para la gestión del parque nacional, en un ejercicio político de equidistancia por parte de la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha – se entiende que en el ánimo de apaciguar las presiones del sector cinegético y/o los intereses particulares de los propietarios titulares de terrenos privados en Cabañeros – han presentado un texto definitivo de PRUG que permite la continuidad de la actividad cinegética (siquiera de forma no comercial ni publicitada a tales fines) y durante el período de  vigencia de este instrumento de gestión como método de control de las poblaciones de ungulados (ciervo, jabalí, corzo, etc.) y sólo en la parte de
titularidad privada. Entre tanto, en los terrenos de titularidad pública, el control de ungulados se realizará mediante otros métodos distintos a la caza (capturaderos) que, del mismo modo, podrían ponerse en práctica en las zonas de titularidad particular. En virtud de esta decisión, Ecologistas en Acción considera además que, con este PRUG, no se acomete una adecuada y deseable eliminación progresiva de infraestructuras (tiraderos, caminos, vallados, etc.) relacionadas con la práctica de la caza en la parte privada del parque nacional y que restan naturalidad a un espacio que debería estar dotado del máximo nivel de protección en España. Se recuerda que la Red de Parques
Nacionales, máximo exponente de la existencia de nuestros ecosistemas
más representativos, sólo supone la preservación natural del 0.7 % del territorio nacional.

Por otra parte, el PRUG tampoco considera en ningún momento la posibilidad de introducción en el parque nacional de especies que como el Lobo Ibérico, completarían la estructura de las cadenas tróficas naturales y ayudarían con su presencia al control de las poblaciones de ungulados; siendo además el lobo en nuestra comunidad autónoma una especie declarada en peligro de extinción desde 1998.

El texto del PRUG, fue participado, entendemos que de forma adecuada y con el oportuno y reconocido esfuerzo por parte de las administraciones, mediante diferentes reuniones con los distintos sectores implicados, lo cual se agradece. Posteriormente, tras ser sometido el borrador del PRUG a información pública, nuestra organización participó en la presentación de alegaciones, algunas de las cuales fueron aceptadas. Sin embargo, la eliminación real y definiva de la caza en la demarcación del parque nacional de Cabañeros, cuestión también alegada por nuestra organización y que consideramos clave para el adecuado funcionamiento y
estructuración de los ecosistemas en él representados, no fue considerada para la totalidad del espacio natural (pues se seguirá practicando en su parte privada).

Por otra parte, conforme al texto del PRUG informado favorablemente por el Patronato de Cabañeros, el control de ungulados mediante la caza queda supeditado a la elaboración por parte del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) de un “Plan de control de ungulados”, aún desconocido y por definir y que debería ser aprobado, tras el correspondiente sometimiento a información pública, antes de finalizar 2020. De hecho, en la reunión del Patronato, el propio OAPN llegó a pedir disculpas por no haber presentado aún dicho documento junto al texto de PRUG sometido a votación, excusándose en la situación derivada de la COVID19 y comprometiéndose a hacerlo en torno al mes de septiembre.

Así la cosas, ante este grado de incertidumbre al respecto de lo que se pretende hacer con la caza en Cabañeros (sin menoscabo de que desde nuestro punto de vista lo apropiado sería negar la mayor, es decir, su erradicación definitiva) y a pesar de considerar este instrumento de gestión urgente y necesario para el adecuado ordenamiento de todo cuanto afecta al espacio natural de Cabañeros y a pesar de reconocerse que el PRUG también considera aspectos de gestión positivos, Ecologistas en Acción se ha visto en la obligación de emitir su voto desfavorable al texto de PRUG presentado en la última sesión extraordinaria del Patronato.

Nuestra organización lamenta el haber tenido que intervenir de este modo, pero en conciencia, no nos quedaba otro remedio para poder seguir luchando por un Cabañeros libre de caza. Con todo ello, se valora y agradece el esfuerzo de los técnicos que han participado en la redacción del PRUG, los cuales, tal vez, se hayan visto condicionados por los intereses políticos de una administración regional que en múltiples ocasiones (también en la reunión del Patronato, como así reconoció el
propio Director General de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero Cañizares) se ha esforzado durante los últimos tiempos en considerar la caza como una actividad “esencial”.

Finalmente, Ecologistas en Acción quiere hacer llegar sus más sinceras solidaridad y aprecio para con la persona de D. Isidro Corsino, compañero vocal en el Patronato de Cabañeros y Alcalde de Navas de Estena así como a toda su familia que, en las últimas fechas, han sufrido vandálicas y entendemos que dolorosas agresiones sobre sus propiedades y sin duda sobre su estado de ánimo. Ecologistas en Acción condena enérgicamente estos hechos asimilables a estilos puramente mafiosos por parte de sus despreciables responsables, para los cuales, desea recaiga sobre ellos todo el peso de la ley. La organización solicitó previamente a la celebración de la reunión del Patronato, a su presidencia y a través de la dirección del parque nacional, que aquella corporación emitiera y consecuentemente  reflejase en acta un inciso en
este mismo sentido. Como así se hizo y también agradecemos.

 

Denunciada la Federación de Caza de Castilla-La Mancha por incumplimiento del estado de alarma, ante la Delegación de Gobierno y la Junta

Posted on Actualizado enn

Circular Federación Caza CLM remarcada
Circular Federación Caza CLM remarcando el presunto incumplimiento del estado de alarma.

Ecologistas en Acción ha denunciado a la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ante la Delegación de Gobierno en la región y ante la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad por un presunto incumplimiento de las condiciones que rigen sobre el ejercicio de la actividad cinegética durante el estado de alarma.

El motivo es la publicación el pasado día 1 de mayo de 2020 de una circular que se puede consultar en la página web de la Federación en la que se comunica una “Ampliación de los criterios para el control de poblaciones en Castilla-La Mancha” que se derivarían de las nuevas indicaciones que la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad publicó al respecto el 30 de abril pasado en la web institucional.

Sin embargo, la descripción que hace la Federación de Caza de Castilla-La Mancha de los criterios que comunica a los cazadores se contradicen abiertamente con las indicaciones de la Junta de Castilla-La Mancha y con las condiciones que limitan los movimientos y actividades de personas en la situación actual.

La Federación informa a los cazadores en el punto tres de su escrito que los desplazamientos para ejercer control de poblaciones se pueden realizar entre provincias y en la totalidad del territorio de Castilla-La Mancha. Y da a entender que estos desplazamientos y los consiguientes controles de población los pueden hacer simples cazadores. Ninguna de las dos situaciones son ciertas a la luz de las condiciones impuestas por la Junta y visadas por la Delegación de Gobierno.

Tanto si se realizan controles de conejo como de otras especies como el jabalí, el gamo o el ciervo, se deben cumplir dos condiciones que se especifican en punto 3 del documento de “Preguntas y respuestas en referencia a daños por Especies Cinegéticas en Castilla-La Mancha” de 30 de abril de 2020.

La Dirección General especifica que las personas autorizadas para practicar el control de poblaciones no son los cazadores, sino sólo los profesionales de la agricultura o los titulares y vigilantes acreditados de los espacios agrícolas o cinegéticos.

También recuerda lo estipulado en el Artículo 2/2 del Real Decreto-ley 13/2020, de 7 de abril, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en materia de empleo agrario, que indica que: “Podrán beneficiarse de las medidas de flexibilización aprobadas por este real decreto-ley las personas cuyos domicilios se hallen próximos a los lugares en que haya de realizarse el trabajo”.

En el momento actual de Fase 0 de estado de alarma siguen sin estar permitidos los desplazamientos interprovinciales no profesionales, ni la caza; actividad que según las previsiones publicadas por el Ministerio de Sanidad no podría autorizarse antes del 25 de mayo.

En su escrito de denuncia Ecologistas en Acción reclama que se incoen a la Federación de Caza de Castilla-La Mancha los correspondientes expedientes sancionadores y que se le exija la rectificación inmediata de la circular por el riesgo sanitario que implicaría que ahora los cazadores invadan campos y carreteras.

El Gobierno de Castilla-La Mancha tramita una vergonzante resolución para permitir cazar durante del estado de alarma

Posted on Actualizado enn

IMG-20200414-WA0054

La resolución ni está justificada ni es coherente con el confinamiento.

La filtración interesada de una resolución del Gobierno de Castilla-La Mancha a un medio de comunicación ligado a la caza ha hecho saltar las alarmas. Efectivamente es cierto que se prepara y ya está camino del diario oficial una norma que permitiría cazar conejos en distintas zonas de la región con la excusa de prevenir daños a los cultivos.

La resolución genera estupor e incredulidad por muy diversos motivos.

En primer lugar, porque es simplemente falso que se estén produciendo daños en los cultivos. La abundancia de lluvias está permitiendo a los conejos alimentarse de la vegetación natural que prolifera esta primavera. De hecho, la organización Asaja en Ciudad Real reconocía que no los había. Pedro Alcolea, vicepresidente provincial de esta organización dijo ante los medios de comunicación el 10 de abril que la situación era de “normalidad”, aunque estarían “vigilantes”.

En segundo lugar, la resolución está en pleno trámite de debate en los Consejos de Caza, por lo que su remisión al DOCM antes de que se eleven informes de dichos órganos supone un desprecio a estos órganos de participación y pone de manifiesto que en Castilla-La Mancha se toman decisiones unilaterales por parte del Gobierno.

Y en tercer lugar, porque ya ha quedado acreditado que en situación de estado de alarma no se puede cazar, ya que no es una actividad esencial ni, vistos los endebles argumentos de la Junta, están justificados los daños. Precisamente Castilla y León tuvo que rectificar hace muy escasas fechas una resolución análoga.

Ecologistas en Acción considera que el Gobierno regional de Castilla-La Mancha debe paralizar esta resolución y no caer en el descrédito que a todos los niveles implicaría su aprobación.

Ecologistas en Acción lamenta profundamente que una vez más el Gobierno regional adopte medidas en función de la presión de determinados colectivos y sin escuchar al resto. Y menospreciando además el esfuerzo de toda la ciudadanía para mantenerse confinado en esta especial situación de estado de alarma.

Pero hay que lamentar más todavía que redunde en el error de pensar que la caza puede resolver los presuntos daños en la agricultura a causa del conejo. Lo que sí es sabido, como lo ha refrendado la UICN en sus últimos informes declarando en peligro al conejo, es que la gestión cinegética de la especie está siendo desastrosa.

Conviene recordar que si hay algún caso puntual de daño en cultivos, este se da en campos en los que no se han respetado linderos, se ha labrado sin dejar una hierba ni un arroyo y donde no se han instalado medidas de autoprotección de los cultivos.

Por ello, y en concordancia con la situación de la especie y con la necesidad de aplicar medidas que realmente sean eficaces a largo plazo, Ecologistas en Acción propone las siguientes:

–          Que se realicen informes rigurosos e imparciales sobre daños y que se publiquen las estadísticas.

–          Que se extienda la instalación obligatoria de medidas de autoprotección como las mallas conejeras, de eficacia probada y para las cuales la Junta ha aprobado ayudas económicas.

–          Que se inste por vía ejecutiva a los titulares de infraestructuras con presencia de vivares de conejo a la instalación de medidas de protección de los cultivos colindantes

–          Que se respeten en los campos de cultivo zonas que sirvan de cobijo y para la alimentación natural de la especie en las lindes y arroyos.

–          Que cese la caza y el control de los predadores naturales que sirven para equilibrar las poblaciones de conejo. Singularmente la de los zorros, que son masacrados precisamente por la actividad cinegética.

Más información:

Declaraciones de Asaja Ciudad Real, 10 de abril de 2020

https://www.latribunadeciudadreal.es/Noticia/ZC2DC412E-D75B-BDE0-8CF83B5A246DA3B2/202004/Asaja-estar%C3%A1-%C2%ABvigilante%C2%BB-para-evitar-las-plagas-de-conejos

Conejo, especie en peligro

https://www.ecologistasenaccion.org/139540/el-conejo-silvestre-en-peligro/

Ecologistas en Acción se personará como acusación contra el cazador que mató a una lincesa provocando la muerte de sus cuatro cachorros.

Posted on Actualizado enn

lince-iberico-nenufar-con-cachorros-01-660-626Tras conocerse que el Seprona de la Guardia Civil ha identificado y denunciado ante los Juzgados de Primera Instancia de Toledo a un hombre que habría causado la muerte por disparo de arma de caza de la lincesa Nenúfar el pasado mes de junio, Ecologistas en Acción de Toledo ha decidido personarse en la causa.

La gravedad de las circunstancias del caso y de los daños producidos en una especie en peligro de extinción, que incluyen la pérdida de los cuatro cachorros de la linces muerta,  motiva esta decisión de la asociación que en breve remitirá al Juzgado toda la documentación precisa para que se verifique la personación.

Se pedirá la máxima pena que permite el artículo 334 del vigente código penal para delitos contra la fauna protegida, y que puede llegar hasta los dos años de prisión y hasta los cuatro años de inhabilitación para cazar. Asimismo, se solicitará una cuantiosa indemnización económica que podrá superar los 100.000 euros por los daños al patrimonio natural.

Ecologistas en Acción quiere valorar muy positivamente la actuación de investigación del Seprona, sin olvidar la de los agentes medioambientales que también intervinieron en las actuaciones. Asimismo confía que en breve se tengan noticias similares y se detenga a cada uno de los culpables de las muertes de los otros tres linces que han aparecido con disparos o atrapados en cepos y lazos en este nefasto año para el lince ibérico en Castilla-La Mancha.

Ecologistas en Acción, que fue quien denunció públicamente todas estas muertes de linces, sigue echando en falta las actuaciones por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha. A día de hoy la Consejería de Desarrollo Sostenible no ha contestado a las peticiones de información realizadas el cuatro de octubre pasado y tampoco ha anunciado si se han tomado medidas cautelares o de otro tipo en los cotos de caza donde se produjeron los hechos.

Ecologistas en Acción ha pedido una reunión tanto en la Consejería como en la Delegación Provincial de Toledo para que informen de sus actuaciones y para que expliquen su falta de transparencia y de diligencia en la persecución de acciones de caza que están suponiendo un daño enorme para la biodiversidad.

Antecedentes denuncia de Ecologistas en Acción

https://www.ecologistasenaccion.org/128047/mueren-cuatro-linces-a-manos-de-cazadores-en-castilla-la-mancha/

Ascienden a 8 los linces muertos por cazadores, y no son furtivismo.

Posted on Actualizado enn

 

Nenúfar, muerta por disparo a bocajarro, y las que fueron sus crías
Nenúfar, muerta por disparo a bocajarro, y las que fueron sus crías

Los linces muertos por acciones de caza en Castilla-La Mancha no son furtivismo, es caza de especies protegidas. Y hay cuatro cachorros muertos más.

– El Gobierno de la Junta falsea los datos y las causas de mortalidad de lince.

– Son doce los linces muertos. Ocho debido a la caza, pues los 4 cachorros de Nenúfar sin duda perecieron.

– Tal y como lo define el Código Penal, el furtivismo no es la causa, es la caza de especies protegidas.Tras la denuncia de Ecologistas en Acción de que habían muerto en distintas acciones de caza 4 linces ibéricos del programa de recuperación de la especie en los Montes de Toledo, el Gobierno de la Junta, por fin, ha empezado a dar información.

Sin embargo, una vez más, en lugar de practicar la transparencia y explicar las cosas como son, falsea la realidad intentando ocultar las dimensiones del daño causado por la práctica de distintas modalidades de caza y, lo que es peor, de las bajas efectivamente producidas por esta causa.

No son ocho, sino probablemente doce, los linces muertos en los Montes de Toledo en lo que va de año. Y de esa cifra son 8, y no cuatro, los muertos a consecuencia de prácticas cinegéticas. Esa cifra se obtiene de sumar a las bajas reconocidas, las de los cuatro cachorros que estaban al cargo de “Nenúfar”, la lincesa muerta de un disparo a bocajarro, y que se han perdido tal y como ha dado por hecho la propia Junta.

¿O es que para la Junta no hay que contabilizar los cuatro cachorros de “Nenúfar” como parte de la mortalidad de la especie?

Por otra parte, en un ejercicio de ausencia de rigor técnico y jurídico, el Gobierno habla de que las muertes de linces denunciadas por Ecologistas en Acción, han sido causadas por furtivos.
El furtivismo es una práctica tipificada en el código penal, concretamente en el artículo 335 que se introdujo específicamente a petición de los cazadores para penar esta conducta en la reforma que entra en vigor en el año 2004. Este artículo, según su apartado 1 se aplica sólo a especies no protegidas, es decir a las cinegéticas. Y según el apartado 2 penaliza también a “ El que cace o pesque especies a las especies que se refiere el apartado anterior en terrenos públicos o privados ajenos, sometidos a régimen cinegético especial, sin el debido permiso de su titular, ….”.

La caza de especies protegidas es un delito del artículo 334 del código penal, cuestión que el Gobierno debiera saber y decir como es.

Por lo tanto es falso que el furtivismo sea la causa de la muerte de linces. Éstos han muerto por actos de caza ilegal de una especie protegida, en el transcurso de actividades cinegéticas tanto legales como ilegales.
A la vista de los hechos, y al contrario de lo que piden algunas entidades del mundo de la caza es el Gobierno de Castilla-La Mancha, y no Ecologistas en Acción, quien tiene que rectificar y ser transparente a la hora de facilitar información y actuar contra quienes provocan la muerte de linces.

Más información:

Video de Nenúfar con los 4 cachorros en el twitter del entonces Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de CLM: https://twitter.com/i/status/1123114671609929729
Denuncia de Ecologistas en Acción: https://www.ecologistasenaccion.org/128047/mueren-cuatro-linces-a-manos-de-cazadores-en-castilla-la-mancha/

Mueren cuatro linces a manos de cazadores en Castilla-La Mancha

Posted on Actualizado enn

  • En lo que va de 2019 al menos cuatro lices ibéricos han muerto en los Montes de Toledo por disparos de escopeta y trampas.
  • El Gobierno de Castilla-La Mancha no ha informado de los casos y se desconoce si se han abierto expedientes en vía penal y administrativa.
  • Ecologistas en Acción reclama transparencia y una acción contundente de cese de la caza en las zonas donde han aparecido los linces muertos.
Lince muerto en un cepo en Toledo en septiembre

2019 está siendo un año trágico para los linces ibéricos en Castilla-La Mancha, especialmente en la provincia de Toledo.

En los últimos meses se ha certificado la muerte de cuatro linces del programa de reintroducción puesto en marcha por el proyecto Life+Iberlince en la comarca de los Montes de Toledo y del que ahora se hace cargo la Junta de Castilla-La Mancha.

Los casos verificados corresponden con una muerte en un lazo, otra en un cepo y dos por disparos con escopetas de caza. Dos de las muertes han tenido lugar en el mes de septiembre.

Desde que se tienen estadísticas de mortalidad de lince ibérico en este siglo no se había producido una cifra tan alta de muertes debidas a la caza ilegal de linces en una zona tan concreta y en un espacio de tiempo tan corto.

En todos los casos las muertes de linces han tenido lugar por el empleo de medios de caza, bien sea durante el desarrollo de actividades cinegéticas permitidas o por el empleo de métodos de control de predadores.

La distinta naturaleza de los casos hace aún más preocupante la situación, pues las muertes se han producido en distintas fincas y cotos de caza de los Montes de Toledo, en áreas en teoría sujetas a mayor vigilancia por ser objeto del desarrollo del programa de reintroducción y recuperación de esta especie en peligro de extinción.

Todo apunta a que, lejos de lo que se suponía, el lince ibérico no está efectivamente protegido, sobre todo frente a las prácticas cinegéticas, legales o no, y que no solo se están dando en Castilla-La Mancha, sino también en Extremadura o Andalucía. Prácticas que perviven enquistadas en el sector de la caza y que, por desgracia, se regulan deficientemente por parte de unos gobiernos regionales, en particular el de Castilla-La Mancha, más interesados en evitar el conflicto con los cazadores que en la protección efectiva de nuestras especies más amenazadas.

Ante la gravedad de los hechos, Ecologistas en Acción ha remitido un escrito al Consejero de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha pidiendo transparencia en la información sobre la especie, así como los detalles de los expedientes informativos y sancionadores abiertos por estos u otros casos de mortalidad directa de linces que se hayan producido en este año.

Se reclama asimismo que, ante el inminente inicio de la temporada de caza, se cierren cautelarmente los cotos donde han aparecido los linces muertos hasta que se aclaren los hechos y se recupere la zona del daño causado.

Ecologistas en Acción muestra su preocupación porque estos casos no se hayan hecho públicos hasta ahora y pedirá una explicación al respecto, ya que hasta hace no mucho el proyecto Iberlince y las entidades que participan de él eran muy diligentes a la hora de informar de estas situaciones.

El lobby de la caza trata de tapar sus intereses ocultos y su mala gestión

Posted on Actualizado enn

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn lugar de atender y proteger a las especies que dicen defender, como la perdiz roja, recientemente declarada en extinción en Castilla-La Mancha por los científicos del IREC, pretenden mantener el modelo de caza de sueltas y de caza comercial que ha sentenciado  este ave a la desaparición.

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha considera ridícula y desnortada la posición del lobby cinegético castellano-manchego en relación a la reforma de la ley de caza y la nueva ley de protección y bienestar animal.

A falta de argumentos sólidos para demostrar los presuntos agravios que dicen sufrir, intentan con poco éxito atacar a las organizaciones de defensa del medio ambiente y animalistas.

Pero lo cierto, público y notorio, es que la caza y, más concretamente, el lobby que dirige la federación y los latifundistas sigue privilegiado en Castilla-La Mancha de la mano de una normativa vigente redactada por ellos, aprobada por un primer Gobierno servil y consentida y empeorada por un segundo Gobierno temeroso y rehén del pasado.

Lo verdaderamente importante en lo que concierne a la caza, y el sector quiere ocultar, es la enorme problemática que genera. Y, por lo que se está demostrando día tras día, su nula capacidad para gestionar los cotos cinegéticos y para dialogar con quien no piensa como ellos o simplemente tiene otros planteamientos.

Tenemos un cercano ejemplo en la gestión de la sequía. Ni el Gobierno, ni mucho menos el sector de la caza han tomado ninguna medida para paliar sus efectos en las especies cinegéticas. Ni siquiera en aquellas que más dependen del agua, como las acuáticas. Se han aprovechado de los llamados días de fortuna y han masacrado a animales y especies con pocas defensas.

Lo tenemos también en la problemática que genera la caza en los espacios protegidos, como Cabañeros, en las especies amenazadas, en el uso público del monte, en los conflictos con la agricultura y en los riesgos para la ganadería, y así un largo etcétera.

Pero lo más relevante, y que el sector quiere ocultar es su nefasta gestión de las especies que dicen defender. El reciente caso de la perdiz roja, revelado por parte del Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), institución científica dependiente de la Universidad de Castilla-La Mancha, el CSIC y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, es el paradigma de ello.

Científicos del IREC han confirmado en una reciente jornada celebrada en Ciudad Real y de la que se han hecho eco los medios de comunicación que “no han encontrado ninguna perdiz roja pura en Castilla-La Mancha” y que ello es debido a las sueltas que se hacen especialmente en los cuarteles de caza comercial de perdices rojas hibridadas con perdiz chucar y que a su vez se han cruzado con las autóctonas haciéndolas desaparecer.

Es decir, estamos ante la desaparición de una especie cinegética motivada por la mala gestión cinegética de quienes dicen proteger la caza y garantizar el equilibrio natural.

Frente a semejante situación, el sector, en lugar de movilizarse en favor de la especie y ver cómo resolver el problema, no sólo no rectifica nada sino que dirige sus acciones contra los cambios normativos y contra quienes los defienden.

Curiosamente esos cambios normativos, que por desgracia la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y el Gobierno no están dispuestos a asumir, precisamente pretenden hacer frente a problemas como el de la perdiz roja.

Ecologistas en Acción desde luego no se va a dejar amedrentar por las bravatas de un lobby desquiciado y dañino para la convivencia en el medio rural. Avisamos a quien nos quiera oír que lo que pretenden poco tiene que ver con el bienestar del mundo rural y mucho menos con la protección del medio ambiente y de la propia caza que dicen defender.

Todo es una simple y ridícula puesta en escena que ya han repetido en otras ocasiones cuando ven peligrar los pingües ingresos que obtienen comerciando con la caza y, sobre todo, cuando ven acercarse elecciones autonómicas. Resulta muy llamativo que de sus acciones se beneficien los grandes latifundistas de la caza, los que se llenan los bolsillos trayendo turistas a masacrar animales de granja y que se dé munición a un partido concreto que nunca se ha preocupado por afrontar estas cuestiones considerando todos los puntos de vista.

Ecologistas en Acción, a la vista de los resultados de los trabajos del IREC sobre la perdiz roja está estudiando las acciones a acometer para su protección. De entrada ya se ha pedido a la Consejería una reunión urgente del Consejo Asesor de Medio Ambiente y del Consejo Regional de Caza para conocer de primera mano las investigaciones del IREC y sus eventuales propuestas.

Se incrementan los problemas que genera la caza en el uso de caminos y espacios públicos.

Posted on Actualizado enn

  • La Verdad de la Caza
    Cartel intimidatorio en Los Yébenes (Toledo)

    Ecologistas en Acción denuncia que en muchos cotos de caza se cortan caminos, se caza en zonas de seguridad, se coarta o se amenaza a los paseantes y ciclistas, incluso cuando quieren acceder a ciertas rutas de espacios protegidos como el Parque Nacional de Cabañeros.

  • Reclamamos la señalización de las zonas de seguridad y vías públicas a costa de los cotos de caza y el refuerzo de la vigilancia los días de caza.

En las últimas semanas y desde que se inició la temporada de caza en Castilla-La Mancha han aumentado notablemente las incidencias en cotos de caza que afectan a quienes realizan actividades recreativas o ecoturísticas en el medio natural.

Ecologistas en Acción está recibiendo todos los fines de semana informaciones y quejas de lo más variadas sobre situaciones en las que la actividad cinegética trata de condicionar, cuando no coartar abiertamente o poner en peligro, el tránsito por vías públicas y el acceso a espacios naturales.

Entre los casos más significativos está el del parque nacional de Cabañeros, donde los accesos a la ruta de El Chorro, en el término municipal de Los Navalucillos, están siendo cortados por la empresa gestora de la caza en la linde del espacio protegido. Con el visto bueno del ayuntamiento, hace dos semanas ya se impedía que los visitantes pudieran acceder al inicio de la ruta del Chorro a través del paraje de Las Becerras.

En esta línea Ecologistas en Acción ya denunció hace unos meses que distintos municipios de los Montes de Toledo habían permitido el cierre de caminos públicos para hacer cacerías en este espacio y en el entorno del Parque Nacional.

Más grave resulta la situación en los cotos de la zona de Mocejón (Toledo), donde un año más los agentes medioambientales han tenido que retirar cables de acero que cortaban los caminos públicos poniendo en riesgo la vida de ciclistas y otros usuarios de estas vías.

Otra problemática similar se daba este fin de semana en la zona del valle del Tiétar, cuando un cazador abordaba a un grupo de senderistas intentando que abandonaran su marcha por un camino y una finca pública. Casos como éste se repiten a diario, al igual que la colocación de carteles intimidatorios del tipo “prohibido el paso, coto de caza”, “peligro montería”, “peligro aguardos de jabalí” con los que se trata de confundir a los usuarios que tienen todo el derecho de usar y acceder por vías y caminos públicos.

También generalizado se encuentra el ejercicio de la caza en zonas de seguridad y sin respetar distancias a zonas de uso público. Los cazadores, ante las condiciones de sequía y la falta de piezas de caza, están aumentando sus incursiones en zonas de dominio público de ríos y arroyos, en las cañadas y vías pecuarias y en las lindes de viales públicos y núcleos urbanos.

Se compromete así, no sólo el derecho a disfrutar del medio natural y el desarrollo de unas actividades como el ecoturismo que generan ingresos en el medio rural, sino también la seguridad de las personas.

Ecologistas en Acción reclama de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que tome cartas en el asunto. Que reclame de los ayuntamientos y de los cotos de caza el respeto de los caminos y espacios públicos, así como de las zonas de seguridad. Y, en este sentido, además de redoblar las vigilancias con agentes medioambientales, se establezca en la ley de caza la obligación de señalizar a costa de los cotos de caza las zonas públicas y de seguridad. La señalización es un tema muy importante ya que nadie se ocupa de recordar a los cazadores sus obligaciones ni de ofrecer información adecuada que proteja los derechos de la ciudadanía para acceder y disfrutar del medio natural.

Alguien tiene que proteger los derechos de los usuarios del medio natural frente a los abusos de los cazadores antes de que ocurra una desgracia o que se agrave el daño económico y ambiental que producen estas actuaciones de los cotos en el medio rural.

Paso decisivo para una reforma en profundidad de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha

Posted on Actualizado enn

BatidaJabaliPLATAFORMA CONTRA LA LEY DE CAZA DE CASTILLA-LA MANCHA
Nota de prensa a 28 de julio de 2017

La Plataforma contra la ley de caza de Castilla-La Mancha acoge con esperanza el paso decisivo que se ha producido hoy en la tramitación de la reforma de la Ley 3/2015.

Con la toma en consideración por parte del Consejo de Gobierno y el envío al Consejo Consultivo del proyecto de ley de modificación de la ley 3/2015 de caza de Castilla-La Mancha el proceso entra en su recta final y se abre la vía para que en un marco de búsqueda de acuerdos entre partidos políticos y la Plataforma se termine de cambiar el texto de una ley que se impuso para favorecer de forma descarada al lobby cinegético y que nunca debió ver la luz.
La Plataforma hace un llamamiento a los grupos parlamentarios para que dialoguen entre ellos y con la sociedad civil y ultimen un texto que todavía precisa de importantes mejoras. En este sentido la Plataforma recuerda que si bien una parte de sus propuestas y alegaciones ya se ven reflejadas en el texto, otra parte no menos importante no se ha modificado y precisa por tanto de modificación en sede parlamentaria.
Entre los aspectos que el anteproyecto no recoge y que habrán de ser objeto de debate están cuestiones tan importantes como la desincentivación de la caza intensiva y la revisión de la figura del cuartel de caza comercial,  principales motores de la ley de caza del Gobierno de  Cospedal y causantes de los mayores impactos negativos de la ley. También deberá considerarse la prohibición de autorizar la caza de animales domésticos, las modalidades o métodos crueles, masivos o con impacto negativo en las especies y espacios protegidos, el respeto a la normativa y a las sentencias judiciales que afectan a la caza y la mejora de la vigilancia y de las sanciones para evitar conductas ilegales. Se precisa por otro lado garantizar el respeto y la seguridad en el uso público del monte y la no afectación de la caza a las actividades forestales, agrarias, de ocio, deporte o ecoturismo.
La Plataforma trabaja ya para reunirse con los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla-La Mancha al objeto de trasladarle sus reivindicaciones y de ofrecerles toda la justificación y apoyo social que avala las mismas.

La orden de vedas de caza: incumplimiento grave del Gobierno de Page que será recurrido de nuevo

Posted on Actualizado enn

CazaIntensivaTurismo (600 x 240)

Ante la publicación de la orden de vedas que regula la actividad cinegética en Castilla-La Mancha para la temporada 2017-2018 Ecologistas en Acción anuncia la interposición de un nuevo recurso ante los tribunales que ampliará los que ya fueron motivo de sentencia por parte del TSJ-CLM y del Tribunal Supremo.

El gabinete jurídico de Ecologistas en Acción estudia ya el texto publicado hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha con vistas a recurrir la orden de vedas en numerosas materias, tales como la perdiz con reclamo, la media veda y la caza del arruí. También analiza de estas cuestiones sobre cuales se podría reclamar una paralización cautelar.

A estos motivos de recurso se añadirán otros nuevos como el listado de especies cazables y la ampliación de tipos y periodos de caza y que tienen como consecuencia que se permita cazar prácticamente todo el año en Castilla-La Mancha. Entre ellos la nueva temporada que facilita el aguardo nocturno de jabalí y que no hará otra cosa que contribuir al aumento de las poblaciones de esta especie y al incremento de la inseguridad en el medio natural.

La asociación considera que la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha incumplido sus compromisos de diálogo y de evitar una nueva confrontación en los tribunales por la orden de vedas.

El actual Gobierno regional se ha mostrado como una administración no ya poco sensible, sino refractaria a corregir los gravísimos impactos negativos que genera la caza en la región y acobardada ante las movilizaciones insensatas e injustificadas protagonizadas por el lobby cinegético.

En este sentido parece que el Gobierno de Page no es que recuerde al Gobierno de Cospedal, sino que le supera en algunos aspectos en cuanto a supeditación al lobby cinegético y en la falta de atención a una regulación de la caza que no perjudique ni a la protección del medio natural, ni al bienestar animal ni al uso público de los espacios naturales.