Lobo

Se precisa de un mayor compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con el medio ambiente

Posted on Actualizado enn

IMG_20180608_123013 (1040 x 780)

Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y WWF-España se reúnen con el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

Las organizaciones ambientalistas Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y WWF-España han trasladado al Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, la necesidad de que el Gobierno de Castilla-La Mancha se comprometa más profundamente con el medio ambiente y el desarrollo sostenible y se replantee posiciones y proyectos poco coherentes con los objetivos medioambientales que se dice defender.

Algunas de las cuestiones que preocupan a Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y WWF-España son la insistencia en sacar a colación grandes infraestructuras con evaluaciones ambientales negativas, las incoherencias en materias de agricultura y agua, la ilógica intención de derogar el decreto por el que se declara el conejo de monte especie de interés preferente, así como las nuevas leyes sobre evaluación ambiental o sobre instalaciones de telecomunicaciones y que dejan al margen principios básicos de protección de la salud y el medio ambiente.

Preocupa también a las ONG el desordenado y masivo crecimiento de instalaciones ganaderas intensivas, la tramitación de proyectos de singular interés en zonas de alto valor natural y paisajístico y la falta de planificación en el reimpulso a las renovables en Castilla-La Mancha. Todo ello sin olvidar conflictos que no se han sabido resolver con los agentes medioambientales.

Especial mención merece la reiterada mala gestión y regulación de la caza, lo que ha llevado de rebote al bloqueo impulsado por el sector cinegético a la ley de protección y bienestar animal.

Desde el punto de vista de las ONG estas cuestiones se pueden y se deben reconducir desde el diálogo y la participación huyendo de reacciones apresuradas o de la cesión ante posiciones irracionales. También desde la ampliación y renovación de los medios humanos de que dispone la Consejería en medio ambiente, a todas luces insuficientes y escasamente diversificados. Y, por último, impulsando la educación y divulgación ambiental para favorecer la concienciación ciudadana como está previsto hacer a partir de este año.

Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y WWF-España le han trasladado al Consejero su más sincero deseo de colaboración e impulso de las políticas medioambientales y de una línea de desarrollo sostenible compatible con la obligada protección medioambiental y de la salud pública.  Así como la disposición a un diálogo abierto con todos los sectores para resolver los conflictos existentes en la región.

Como hicieran las asociaciones en el Consejo Asesor de Medio Ambiente celebrado ayer se ha pedido a la Consejería y al Gobierno, que no se derogue, sino que se revise, el decreto del conejo, que se paralicen y discutan más despacio las iniciativas en materia de grandes infraestructuras y agua y que se aproveche la oportunidad de los cambios en el Gobierno central para evitar que se construya el ATC de Villar de Cañas, se dote al río Tajo de un verdadero caudal ambiental y se concreten medidas de mejora en la protección de los parques nacionales de cara a su eventual transferencia a la comunidad autónoma.

Anuncios

TRAS CUATRO AÑOS DE TRABAJO, VE LA LUZ UNA PROFUNDA REFORMA DE LA LEY DE CAZA DE CASTILLA-LA MANCHA

Posted on Actualizado enn

web_238231_68602
Foto © David Santiago-WWF

La Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha comparte su satisfacción por el éxito logrado y agradece el apoyo y el trabajo de las 40 organizaciones y 117.414 firmas ciudadanas que han llevado a que por primera vez en España se modifique una ley de caza por la demandas de quienes defienden el uso público del medio rural, el bienestar animal, el medio rural y la naturaleza frente a los privilegios y abusos de la caza.

La aprobación por parte de las Cortes de Castilla-La Mancha de la Ley de modificación de la ley 3/2015 de Caza de Castilla-La Mancha y otras normas supone la culminación de casi cuatro años de actividad de la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha y de las decenas de miles de personas que le ofrecieron su apoyo.

Que una norma de las características de la Ley de caza de 2015 se reforme profundamente atendiendo a las demandas de entidades que defienden el medioambiente, el bienestar animal  y uso sostenible del medio rural es sin duda un hito singular tanto en España como en Castilla-La Mancha.

El esfuerzo de diálogo, debate y oferta de propuestas rigurosas se ha visto recompensado con el equivalente a una nueva ley de caza en la que se recogen buena parte de las demandas de la Plataforma. Prácticamente tres cuartas partes de los contenidos que se modifican en la ley han sido aportaciones de entidades que han sabido aunar criterios y puntos de vista diferentes pero confluentes.

Sin duda la reforma se queda corta en varios aspectos, más de los deseables, pero a través del camino abierto hay una evidente esperanza de mejora aún mayor en el futuro.

Pese a las fuertes, injustas y continuas presiones del lobby cinegético, el trabajo y continua interlocución de la Plataforma con el Gobierno regional, con los grupos parlamentarios que lo sustentan y, en particular, con la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, han dado lugar a que prospere una reforma legislativa más que beneficiosa para el conjunto de Castilla-La Mancha.

A partir de ahora, en Castilla-La Mancha no podrán multar a nadie por salir al campo y espantar inadvertidamente a la caza. Para capturar un animal doméstico en el medio natural habrán de utilizarse medios incruentos que salvaguarden el bienestar. Será más seguro caminar y se multará a quien ponga obstáculos o impida el paso por las vías de uso público. Los agentes medioambientales tendrán mayor visibilidad en la ley de caza. Dejarán de considerarse modalidades de caza el lanceo o los peligrosos aguardos nocturnos. Se harán más responsables a los titulares de los cotos del uso de veneno o de otras prácticas dañinas para las especies y el medio ambiente. Y se controlarán y se sancionarán mejor las actividades ilegales asociadas a la práctica cinegética.

La Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha está convencida de que todo lo logrado redundará en el beneficio de toda la ciudadanía, para que pueda disfrutar responsablemente del entorno natural y para que muchas actividades económicas se puedan desarrollar mejor en el medio rural.

Se adjunta un documento más detallado de balance de la reforma de la Ley de caza de CLM en Balance_ReformaLeyCazaCLM_20180315

 PLATAFORMA CONTRA LA LEY DE CAZA DE CASTILLA-LA MANCHA

Creada en junio de 2014, en la actualidad cuenta con los siguientes miembros.

Ecologistas en Acción (federación regional de Castilla-La Mancha y las cinco federaciones provinciales con sus grupos federados), Ardeidas, Sociedad Albacetense de Ornitología, Esparvel, Attac CLM, CCOO-CLM, Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla – La Mancha, Coordinadora Regional de Agentes Forestales de CC OO, FSP-UGT Clm, Plataforma Ibérica de Defensa de los Caminos Públicos, Plataforma Caminos Públicos de Toledo, Federación de Deportes de Montaña de CLM, APATA (Talavera), APADAT (Toledo), Mirada Animal, Cuenca Animal, El Arca de Noé (AB), ANDA, Plataforma de Defensa del Tajo de Toledo, Colectivo Tierra Llana de Albacete, Izquierda Unida de Castilla-La Mancha, EQUO Castilla-La Mancha, Partido Castellano, Podemos Toledo, CAVE-Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo, Observatorio Justicia y Defensa Animal, Federación Española para el Bienestar Animal, seis empresas de turismo rural y de naturaleza, apicultores, agricultores, ganaderos y otros usuarios del medio natural a título individual.

Rechazo a las críticas incongruentes de la Mesa de la Caza y petición de un último esfuerzo para que se aumente la edad mínima para cazar en Castilla-La Mancha.

Posted on Actualizado enn

LEY-DE-CAZA-CLM-PLATAFORMA.jpgAnte la convocatoria el próximo jueves 15 de marzo del pleno de las Cortes en el que se debatirá y aprobará la reforma de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, la Plataforma contra la Ley de Caza se congratula de que se esté a punto de dar paso tan decisivo en la modificación de una norma que se elaboró a la medida de unos pocos y para favorecer un modelo de caza intensiva y comercial que daba la espalda a los derechos de los no cazadores, al bienestar animal y a la protección de la naturaleza. A pesar de ser incompleta la reforma, no deja de ser un cambio sustancial en la línea de lo reclamado por la Plataforma.

La Plataforma entiende que aun así hay una última posibilidad de mejorar la Ley incrementando la edad mínima para cazar y que mediante una enmienda presentada por el grupo Podemos podría elevarse a los 16 años. Los argumentos de unos y otros en relación a esta propuesta están ya expuestos y resulta evidente que son mucho más razonables los que justifican la aprobación de la enmienda. Tanto desde el punto de vista de la seguridad para las personas, cazadores o no, desde la comparación con otras actividades para las que se requiere la mayoría de edad, como considerando los precedentes en comunidades como Galicia, hay que subir la edad para usar un arma para cazar.

La Plataforma pide tanto al PP como especialmente al PSOE que apoyen la enmienda en la seguridad de que con ella se mejorará sustancialmente la reforma de la Ley.

Por otra parte, la Plataforma considera que el lobby cinegético lo que pretende sobre todo con sus infundadas críticas a la reforma de la Ley es distraer la atención de esta cuestión de la edad y evitar que se apruebe la enmienda. Así como posicionarse cada vez más duramente contra la ley de protección y bienestar animal.

No se puede entender de otra forma su reacción ya que de las 15 razones que se esgrimen para rechazar la Ley de Caza unas no se sostienen en la realidad y otras ponen de manifiesto la apuesta por un modelo de caza insostenible enfocado a la transgresión permanente de la normativa sea en materia de caza, de protección de la naturaleza, de bienestar animal o de uso público.

Baste para demostrarlo dos ejemplos más que significativos.

El primero tiene que ver con la crítica al incremento de las sanciones y a la consideración del papel protagonista de los agentes medioambientales en el control de la actividad cinegética. Es decir, a que se puedan vigilar y sancionar adecuadamente actividades ilícitas. Se queja el sector de la caza de estos aspectos cuando resulta que la reforma de la ley no hace otra cosa que recuperar el régimen de sanciones económicas que ya había en la ley de 1993 y que de forma sorprendente se había rebajado a la mitad en 2015. Asimismo de que se reconozca a los agentes un papel de policía judicial que ya tiene instaurado desde otros ámbitos legales y del que son plenamente merecedores. Cabe preguntarse qué teme el lobby si ellos defienden el buen hacer del sector e invocan que son los primeros en denunciar ilegalidades. Obviamente lo que quieren es que no se descubran las numerosas actos ilícitos que se cometen y que, si se descubren, que no se sancionen. Los que debieran ser los primeros en pelear por el cumplimiento de las leyes, son los primeros que dan por hecho que van a incumplirlas.

El segundo ejemplo tiene que ver con los bulos que están propagando respecto de supuestas nuevas prohibiciones, como la que afectaría a las esperas nocturnas de jabalí. Para desgracia de la Plataforma estas prácticas se van a seguir realizando, a pesar del peligro que comportan para la seguridad de las personas y para el control del furtivismo. El cambio que se ha introducido, y que ya se verá si se concreta en el reglamento, es que deje de considerarse una modalidad de caza por imperativo legal, cosa que no se hace con ningún otro tipo de caza. Pero podrá autorizarse como se ha hecho siempre, como método excepcional sujeto a autorización, y debe mantenerse así entre otras cosas porque va contra uno de los principios básicos de la protección de la propia caza, la prohibición general de que se pueda cazar de noche. Así estaba en la ley de 1993 y se ha venido haciendo hasta la nueva ley de 2015.

Con argumentos incongruentes y falaces como éstos y otros que se desgranan en esas llamadas 15 razones, la Mesa de la Caza no hace otra cosa que mostrar su falta de autocrítica a las malas prácticas cinegéticas y su falta de respeto a la inmensa mayoría que representan las personas no cazadoras. Tratan de ocultar su falta de argumentación y capacidad de debate con quienes defienden otros puntos de vista. Hace tiempo que decidieron dejar de buscar consensos y optaron por la confrontación contra todo aquel que no quisiera transigir con su apuesta por la insostenibilidad del modelo de caza comercial, elitista e intensiva.

Sueltas constantes de lince: una imagen engañosa sobre la verdadera situación de la especie y sus hábitats en Castilla-La Mancha         

Posted on Actualizado enn

Lynx pardinusEn el Día Mundial de la Vida Silvestre, celebrado ayer 3 de marzo por convocatoria de las Naciones Unidas, y que este año se centra en la preocupante situación de los grandes carnívoros terrestres, Ecologistas en Acción ha elaborado un informe bajo el título ‘Depredadores amenazados. Oso pardo, el lince ibérico, el lobo ibérico y el gato montés‘  donde denuncia las graves amenazas que pesan sobre los grandes carnívoros terrestres del Estado español, entre ellos, y muy destacadamente, el lince ibérico.

En Castilla-La Mancha, a diferencia de lo que parece indicar la abundante presencia de individuos en el medio natural, la situación de la especie dista mucho de ser la adecuada, tampoco lo son las actuaciones de los responsables de su conservación, la Junta de Castilla-La Mancha y el proyecto Iberlince.

Hay que recordar que la aparente abundancia de linces se sustenta básicamente en las sueltas constantes de individuos procedentes de un artificioso programa de cría en cautividad y de la vigilancia y seguimiento que se hace de los linces marcados, lo que permite detectar cualquier situación que los afecte y actuar en consecuencia frente a situaciones puntuales. Desde 2014, y sumando las 11 sueltas habidas este año, son 70 los ejemplares ya liberados en Castilla-La Mancha.

Esa aparente abundancia de individuos, que no deja de ser artificiosa, y la constante publicidad que se hace de las sueltas ocultan la verdadera situación de las poblaciones naturales que todavía quedan de la especie en Castilla-La Mancha, así como los graves problemas de persecución por la caza, atropellos, graves daños en los hábitats y desajustes en el plan de recuperación que acosan al gran felino y a las especies que con él cohabitan.

Sobre las poblaciones naturales de la especie sigue habiendo un manto de silencio que ha llevado incluso a que fueran obviadas y negadas cuando empezó a gestarse el plan de reintroducciones. Tal vez no interesaba reconocer que tanto en Sierra Morena, en una finca muy conocida de titularidad de un influyente personaje, como en algunos puntos de Montes de Toledo había linces Y que poniendo en marcha las medidas adecuadas la especie se podría recuperar sin gastar tanto presupuesto en reintroducciones. Ahora sabemos que linces naturales probablemente sólo quedan en Sierra Morena de Ciudad Real, pero se desconoce su población exacta y las medidas de protección de que son objeto.

En cuanto a las bajas de linces por caza, trampas ilegales y atropellos, la sangría constante de individuos supone un alto porcentaje respecto del total de sueltas y crías y pone de manifiesto que no se tomaron las medidas adecuadas para prevenir la mortalidad. Así, aunque los agentes medioambientales y algunos técnicos hacen una intensa labor de seguimiento y denuncia de las actuaciones ilegales, a la administración le sigue costando llevar a término el control efectivo de la actividad cinegética ilegal y de los atropellos. Recordemos, por ejemplo, que el año pasado cayeron sendos linces en cepos y en cajas-trampa en el entorno de la zona de suelta de Montes de Toledo, que han muertos linces por disparo y otros han tenido que ser liberados de lazos en trampas autorizadas. Además, se han registrado 11 atropellos desde 2014, dos de ellos en el último mes.

Desde el punto de vista de la protección del hábitat la situación es aún más alarmante. Sobre los espacios que habita el lince planea el incremento de los cerramientos cinegéticos que fragmentan y dañan los zonas críticas y de reintroducción. Los proyectos de ampliación y nuevos vallados son constantes, y en los últimos años Ecologistas en Acción ha alegado y denunciado varias intervenciones en zonas críticas de Montes de Toledo, Parque Nacional de Cabañeros y en Sierra Morena. A este respecto, Ecologistas en Acción ha enviado una queja a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural porque los informes de los servicios territoriales y los comentarios de algunos técnicos de Iberlince están dando alas a este tipo de dañinas instalaciones.

Los otros dos problemas que afectan gravemente al hábitat del lince son las infraestructuras que el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere reimpulsar, como las autovías Toledo-Ciudad Real, Puertollano-Almaden y Albacete-Jaén. Y el incremento de las instalaciones en suelo rústico de la mano de una modificación de la normativa urbanística destinada a favorecer legalizaciones de viviendas, grandes naves y proyectos de carácter turístico y recreativo.

Frente a todas estas amenazas se dispone de un plan de recuperación que ha quedado obsoleto y desajustado en relación a las nuevas necesidades de protección del lince y que, para colmo, no se aplica correctamente para controlar la actividad cinegética y los vallados. Un ejemplo claro lo representa el hecho de que buena parte de las zonas de suelta no está considerada área crítica para la especie y que en ellas se permite la utilización de métodos de control de predadores como los lazos y el alar muy peligrosos para la especie.

Ecologistas en Acción reclama a la Junta de Castilla-La Mancha y al proyecto Iberlince que, de forma urgente, se pongan en marcha medidas para actuar sobre las principales amenazas para esta especie, como son la fragmentación y la pérdida de hábitat, la actividad cinegética legal e ilegal y los atropellos de fauna en las carreteras, así como una mejora del plan de recuperación para que se pueda garantizar la conservación y recuperación de las poblaciones de lince ibérico en Castilla-La Mancha, tanto naturales como fruto de las sueltas.

La Plataforma contra la ley de caza de Castilla La Mancha valora los acuerdos alcanzados en las enmiendas a la reforma de la ley y pide un último esfuerzo de mejora

Posted on Actualizado enn

  • Manifestacion-Ley-Caza-Toledo_EDIIMA20150221_0384_14Creemos que se puede y se debe alcanzar un acuerdo en relación al incremento de la edad para cazar. 
  • Denunciamos el contenido de las enmiendas y la actitud obstruccionista y partidista del lobby cinegético y del Partido Popular, poco leal y honesta incluso con el sector de la caza al que dicen representar. 

Una vez finalizado el plazo de presentación de enmiendas, la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha valora muy positivamente los acuerdos alcanzados con el Gobierno y los grupos parlamentarios del PSOE y Podemos para que salga adelante una reforma muy demandada.

Se va culminando así, y a diferencia de lo ocurrido durante el proceso de aprobación de la Ley 3/2015 de Caza de Castilla-La Mancha, un verdadero proceso participativo, en el que resulta especialmente relevante que se haya tenido en cuenta como una parte más en el debate a la Plataforma contra la Ley de Caza y a todas las entidades a ella adheridas y que representan a una mayoría social que se ha movilizado contra la Ley del Gobierno de Cospedal.

La modificación de la Ley de Caza alcanza todos los contenidos de la ley. En una parte de ellos con el enfoque y nivel de profundidad que se requería. En otra buena porción ofreciendo avances que son un cambio significativo. Además, el proceso de enmiendas va a enriquecer la reforma en aspectos tan importantes como las zonas de seguridad, el refuerzo del papel de los agentes medioambientales, limitaciones adicionales a los cuarteles de caza comercial o el incremento de las sanciones.

Es cierto que algunos temas no han llegado al punto de ser reformados como planteaba la Plataforma, seguiremos demandándolos, pero hay que reconocer el esfuerzo de consenso que se ha hecho por parte de todos, menos por el lobby cinegético y el Partido Popular. Circunstancia está última que por desgracia ha terminado por bloquear algunas reformas.

Esa actitud del lobby y del PP ha perjudicado y mucho al propio sector cinegético, sobre todo al más social, ya que sus teóricos defensores se han limitado a alimentar el conflicto partidista y a defender los intereses de latifundistas e intensivistas sin hacer verdaderas aportaciones que mejoraran la ley.

El Partido Popular, que anunció a la Plataforma que no presentaría enmienda a la totalidad y que apoyaría algunas de las modificaciones de la Ley, no lo ha hecho. Faltando a la palabra dada a los representantes que se reunieron con el grupo parlamentario popular el pasado 18 de enero. Esto dice mucho de la capacidad de diálogo y de la credibilidad de este grupo.

Por su parte, más allá de la enmienda a la totalidad, las enmiendas puntuales presentadas por el citado partido son muy pocas, apenas 13, y alguna verdaderamente alucinante. Es el caso de la que plantea que se eliminen las infracciones graves y muy graves, de hecho nos preguntados si no ha sido un error de bulto, o como la que replantea que se puedan abatir animales domésticos. Se pone así de manifiesto el sectarismo, ajeno a los intereses del conjunto de los ciudadanos y del medio ambiente, con el que este grupo político y el lobby creado en torno a la Mese de la Caza de Castilla-La Mancha han manejado el tema de la ley de caza tanto cuando se aprobó como ahora que se reforma.

Por último, la Plataforma contra la Ley de Caza quiere expresar su deseo y esperanza de que el trámite de enmiendas culmine con las mejoras presentadas por PSOE y Podemos y, en especial, que se alcance un acuerdo en el tema de la edad para cazar. La Plataforma sigue pensando que lo lógico es que no se pueda cazar sin tener la mayoría de edad y que ello es independiente de lo que lo diga el reglamento de armas respecto a que edades se pueden usar armas de caza. Ese reglamento está obsoleto y así lo han entendido otras Comunidades Autónomas que han subido la edad para cazar.

El Gobierno de Castilla-La Mancha tramita la imprescindible reforma de la ley de caza a las Cortes regionales.

Posted on Actualizado enn

12805935_897843593666639_7134686047442127733_nAnte la aprobación por parte del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha de la Ley de modificación de la ley 3/2015 de caza y su definitiva tramitación a las Cortes Regionales con vistas a su definitiva promulgación, la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha ve satisfecho uno de sus principales objetivos. Ya es seguro que la ley de caza cambiará sustancialmente gracias al impulso social contra los privilegios a la caza.

La Plataforma reconoce el esfuerzo realizado por el actual Gobierno para atender las demandas de un cambio sustancial en la normativa cinegética y, en particular, el realizado por el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, quien tiene que soportar a diario la sobreactuación del lobby cinegético con sus indefendibles argumentos.

Cambiar la ley de caza de la era Cospedal es una necesidad para Castilla-La Mancha. Es un ejercicio de higiene democrática llamado a restituir buena parte de los derechos de los no cazadores y de los principios de protección animal  y conservación de la naturaleza que la actual ley conculca.

El proyecto de ley que el Gobierno aprueba cambia aspectos fundamentales que permitirán el desarrollo de actividades en el medio natural sin temor a ser sancionadas o interrumpidas en espacios públicos por efecto de la caza, que priorizarán la captura en vivo de animales domésticos asilvestrados, que generarán un mayor control de la caza intensiva y de los cerramientos, que reforzarán la actividad de los agentes medioambientales y que supondrán una mejor aplicación del régimen sancionador.

Por otra parte, todavía se queda corto el proyecto de reforma en cuestiones como la edad para cazar, la limitación de determinados métodos de caza, como la caza nocturna o el empleo de alimentación suplementaria que generan sobrepoblaciones de ungulados, la eliminación de vallados ilegales o la supresión de los cuarteles de caza comercial.

A partir de aquí la Plataforma contra la ley de caza de Castilla-La Mancha reitera el llamamiento ya hecho a los partidos con representación parlamentaria para que apoyen la modificación de la ley y, si posible, incluso mejoren el texto que traslade el Gobierno con la aprobación de las oportunas enmiendas. A tal fin iniciará inmediatamente una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios castellano-manchegos.

El lobo, en situación crítica, precisa de atención urgente en Guadalajara

Posted on Actualizado enn

20170326_125925.jpg

  • La caza furtiva, el veneno y la alteración de los hábitats llevan al lobo a ver reducida su escasa población a la mitad de lo que se censó hace 10 años. Apenas queda un núcleo reproductor y medio en Guadalajara.
  • El lobo precisa de medidas urgentes de protección y conservación que no se están adoptando y una acción contundente y constante en su favor por parte de las administraciones.
  • La convivencia con la ganadería es posible, hay soluciones si cada parte afronta su responsabilidad y si se atajan los principales problemas que atañen al medio rural y que no tienen nada que ver con el lobo.

La Jornada sobre conservación del lobo ibérico en Guadalajara organizada por Ecologistas en Acción y el Proyecto de Voluntariado para el Censo y Evaluación del Estado de Conservación de Lobo Ibérico se celebró ayer en Guadalajara con gran presencia de público e interesantes ponencias.

El desarrollo de la jornada, en la que intervinieron científicos, técnicos, educadores y naturalistas, ofreció muchos datos, experiencias y propuestas que permitieron sacar dos conclusiones fundamentales. La primera es que el lobo ibérico está en estado crítico en Guadalajara y Castilla-La Mancha, por lo que precisa de medidas urgentes de protección y conservación que no se están adoptando. La segunda es que existen fórmulas eficaces para que la connivencia entre ganadería y lobo sea una realidad y, en ese sentido, hay que apoyar la ganadería extensiva bien gestionada frente a los modelos que no atienden adecuadamente las necesidades del ganado y su interacción con el medio natural.

Respecto de la situación del lobo ibérico se puede constatar, tanto por los datos oficiales como por los manejados por los especialistas en la Jornada, que la población sigue bajo mínimos a pesar de que la especie está declarada en peligro de extinción desde 1998 en Castilla-La Mancha. En las hipótesis más optimistas apenas queda un núcleo reproductor en la provincia de Guadalajara, con muy pocos ejemplares, y al que podría añadirse otro compartido con Madrid. Esto supondría que los tres núcleos censados a mediados de la década pasada no sólo se habrían reducido, sino que también han tenido que cambiar de sitio.

El lobo ibérico está siendo permanente acosado y con toda probabilidad objeto de caza y furtivismo ilegal. Eso hace que no se estabilice la población y, mucho menos, que prospere hasta alcanzar un estado de conservación favorable. También lleva a que se favorezca un mayor número de conflictos con el ganado, ya que es conocido que los grupos desestructurados y los individuos solitarios tienen más dificultades para alimentarse de presas salvajes.

Detrás de la persecución al lobo sólo cabe pensar que hay dos tipos de comportamientos, que desgraciadamente son comunes a los que se dan en el resto de Sistema Central. Los de ciertos ganaderos que no respetan las leyes y los de ciertos cazadores y cotos de caza en los que se realizan prácticas de furtivismo y envenenamiento de fauna.

Aparte del conflicto con la ganadería, en la jornada se ha puesto de manifiesto la preocupación por el conflicto con la actividad cinegética, más oculto, pero seguramente mucho más peligroso para el futuro del lobo. Hay que recordar que algunas organizaciones cinegéticas vienen pidiendo con reiteración que se declare al lobo especie de caza en Castilla-La Mancha. Y que la causa de la práctica extinción del lobo en Ciudad Real ya se debió a su persecución por motivos cinegéticos. Por otra parte, en zonas loberas de Guadalajara ya se han dado casos reiterados de uso del veneno denunciados por organizaciones ambientales y sancionados por la Junta y los Tribunales.

Otro grave problema para la población del lobo es la gestión de sus hábitats, especialmente las alteraciones y las molestias en las zonas de cría que hacen que la especie no se reproduzca bien. Curiosamente muchas de estas situaciones se dan en espacios presuntamente protegidos, como la Sierra de Ayllón o el Alto Tajo, donde los planes de gestión no han tenido en cuenta los requerimientos de la especie. El incumplimiento de la normativa de protección de especies y de la europea de protección de la Red Natura 2000 es flagrante, por lo que se requiere de una acción de conservación más decidida y eficaz de las administraciones en favor del lobo ibérico y sus hábitats.

El lobo carece de plan de recuperación en Castilla-La Mancha, a pesar de que su redacción es obligatoria desde 1998. También carece de objetivos y medidas para conseguir un estado de conservación favorable, como establece la Directiva Hábitats desde 1992. Y ni la protección de la especie, ni la conservación y restauración de sus hábitats están siendo considerados como deben en los planes de gestión de la Red Natura 2000 y en los planes de ordenación y gestión de la red de espacios naturales protegidos de Castilla-La Mancha.

En este sentido y como medidas concretas hay que priorizar la vigilancia y persecución del furtivismo y del uso del veneno en la provincia, así como delimitar áreas sensibles para el lobo donde se garantice la tranquilidad y el buen estado de conservación del hábitat frente a actividades ganaderas, cinegéticas y forestales.

Es preciso que todas las carencias se rectifiquen y las medidas se adopten cuanto antes si no se quiere que el lobo se vea abocado a su desaparición en muy corto espacio de tiempo.

De otra parte, en relación a la convivencia con la ganadería, la jornada ha puesto de manifiesto que existen diversas medidas de probada eficacia para prevenir los conflictos con el lobo. De hecho, ganaderos que participan en el proyecto que al respecto está llevando a cabo Ecologistas en Acción han prestado su testimonio para confirmar que una adecuada atención y protección del ganado reduce de forma muy significativa la incidencia de posibles ataques. No dejar al ganado sólo en el campo, usar perros de guarda, recoger el ganado por la noche o hacer las parideras en sitios cercados, son medidas útiles y que se deben llevar a cabo contando si es preciso con el apoyo de las ayudas que sean pertinentes, incluida una etiqueta de calidad que permita identificar y valorar mejor los productos ganaderos procedentes de comarcas loberas.

Complementariamente a las medidas que han de adoptar los ganaderos, la administración debe ayudar a la ganadería extensiva bien gestionada a afrontar los perjuicios, mucho más importantes que los que ocasiona el lobo, que la propia actividad tiene por el exceso de burocracia, descenso de las ayudas de la PAC y de los precios que marcan los oligopolios del mercado ganadero y de la distribución.

Guadalajara, al igual que distintos territorios en Castilla-La Mancha, reúne las condiciones idóneas para que exista una población de lobo estable y equilibrada con el entorno natural y en convivencia con las actividades humanas. Pero para que ese objetivo se pueda llevar a cabo es preciso que las administraciones, en particular la Junta de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se pongan a trabajar de forma rigurosa y constante tanto en favor del lobo como de la ganadería y actividades forestales que sean compatibles con el entorno natural.