#Lince

Sueltas constantes de lince: una imagen engañosa sobre la verdadera situación de la especie y sus hábitats en Castilla-La Mancha         

Posted on Actualizado enn

Lynx pardinusEn el Día Mundial de la Vida Silvestre, celebrado ayer 3 de marzo por convocatoria de las Naciones Unidas, y que este año se centra en la preocupante situación de los grandes carnívoros terrestres, Ecologistas en Acción ha elaborado un informe bajo el título ‘Depredadores amenazados. Oso pardo, el lince ibérico, el lobo ibérico y el gato montés‘  donde denuncia las graves amenazas que pesan sobre los grandes carnívoros terrestres del Estado español, entre ellos, y muy destacadamente, el lince ibérico.

En Castilla-La Mancha, a diferencia de lo que parece indicar la abundante presencia de individuos en el medio natural, la situación de la especie dista mucho de ser la adecuada, tampoco lo son las actuaciones de los responsables de su conservación, la Junta de Castilla-La Mancha y el proyecto Iberlince.

Hay que recordar que la aparente abundancia de linces se sustenta básicamente en las sueltas constantes de individuos procedentes de un artificioso programa de cría en cautividad y de la vigilancia y seguimiento que se hace de los linces marcados, lo que permite detectar cualquier situación que los afecte y actuar en consecuencia frente a situaciones puntuales. Desde 2014, y sumando las 11 sueltas habidas este año, son 70 los ejemplares ya liberados en Castilla-La Mancha.

Esa aparente abundancia de individuos, que no deja de ser artificiosa, y la constante publicidad que se hace de las sueltas ocultan la verdadera situación de las poblaciones naturales que todavía quedan de la especie en Castilla-La Mancha, así como los graves problemas de persecución por la caza, atropellos, graves daños en los hábitats y desajustes en el plan de recuperación que acosan al gran felino y a las especies que con él cohabitan.

Sobre las poblaciones naturales de la especie sigue habiendo un manto de silencio que ha llevado incluso a que fueran obviadas y negadas cuando empezó a gestarse el plan de reintroducciones. Tal vez no interesaba reconocer que tanto en Sierra Morena, en una finca muy conocida de titularidad de un influyente personaje, como en algunos puntos de Montes de Toledo había linces Y que poniendo en marcha las medidas adecuadas la especie se podría recuperar sin gastar tanto presupuesto en reintroducciones. Ahora sabemos que linces naturales probablemente sólo quedan en Sierra Morena de Ciudad Real, pero se desconoce su población exacta y las medidas de protección de que son objeto.

En cuanto a las bajas de linces por caza, trampas ilegales y atropellos, la sangría constante de individuos supone un alto porcentaje respecto del total de sueltas y crías y pone de manifiesto que no se tomaron las medidas adecuadas para prevenir la mortalidad. Así, aunque los agentes medioambientales y algunos técnicos hacen una intensa labor de seguimiento y denuncia de las actuaciones ilegales, a la administración le sigue costando llevar a término el control efectivo de la actividad cinegética ilegal y de los atropellos. Recordemos, por ejemplo, que el año pasado cayeron sendos linces en cepos y en cajas-trampa en el entorno de la zona de suelta de Montes de Toledo, que han muertos linces por disparo y otros han tenido que ser liberados de lazos en trampas autorizadas. Además, se han registrado 11 atropellos desde 2014, dos de ellos en el último mes.

Desde el punto de vista de la protección del hábitat la situación es aún más alarmante. Sobre los espacios que habita el lince planea el incremento de los cerramientos cinegéticos que fragmentan y dañan los zonas críticas y de reintroducción. Los proyectos de ampliación y nuevos vallados son constantes, y en los últimos años Ecologistas en Acción ha alegado y denunciado varias intervenciones en zonas críticas de Montes de Toledo, Parque Nacional de Cabañeros y en Sierra Morena. A este respecto, Ecologistas en Acción ha enviado una queja a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural porque los informes de los servicios territoriales y los comentarios de algunos técnicos de Iberlince están dando alas a este tipo de dañinas instalaciones.

Los otros dos problemas que afectan gravemente al hábitat del lince son las infraestructuras que el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere reimpulsar, como las autovías Toledo-Ciudad Real, Puertollano-Almaden y Albacete-Jaén. Y el incremento de las instalaciones en suelo rústico de la mano de una modificación de la normativa urbanística destinada a favorecer legalizaciones de viviendas, grandes naves y proyectos de carácter turístico y recreativo.

Frente a todas estas amenazas se dispone de un plan de recuperación que ha quedado obsoleto y desajustado en relación a las nuevas necesidades de protección del lince y que, para colmo, no se aplica correctamente para controlar la actividad cinegética y los vallados. Un ejemplo claro lo representa el hecho de que buena parte de las zonas de suelta no está considerada área crítica para la especie y que en ellas se permite la utilización de métodos de control de predadores como los lazos y el alar muy peligrosos para la especie.

Ecologistas en Acción reclama a la Junta de Castilla-La Mancha y al proyecto Iberlince que, de forma urgente, se pongan en marcha medidas para actuar sobre las principales amenazas para esta especie, como son la fragmentación y la pérdida de hábitat, la actividad cinegética legal e ilegal y los atropellos de fauna en las carreteras, así como una mejora del plan de recuperación para que se pueda garantizar la conservación y recuperación de las poblaciones de lince ibérico en Castilla-La Mancha, tanto naturales como fruto de las sueltas.

Anuncios

Indignación por la autorización de más trampas y lazos para cazar animales domésticos y predadores en Castilla La Mancha

Posted on Actualizado enn

Trampa-Belisle-SelectifLas entidades que conforman la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha muestran su indignación y rechazo absoluto por la decisión de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que cede al chantaje del lobby cinegético para homologar tres peligrosos modelos de trampas y lazos destinados al control de predadores, perros y gatos, pero que afectan también a especies protegidas.

Mediante orden publicada en el diario oficial de Castilla-La Mancha el 21 de noviembre pasado, el consejero Martínez Arroyo suscribe con su firma que los cotos de caza puedan utilizar a partir de ahora tres nuevos tipos de trampas y lazos que se añaden a otros cinco ya autorizables.

Entre los dispositivos autorizados por la Consejería se encuentran tanto lazos como trampas en los que además de las especies objetivo son atrapadas otras especies, incluso amenazadas, como el lince, el lobo, águilas, búhos y otras.

Así lo recoge la nueva orden de homologación de la trampa Belisle Selectif, jaula de captura Larssen o de buzón y trampa de nasa lateral, al indicar que no se debieran usar en espacios naturales o con presencia de lince o lobo. Sin embargo, se obvia que los animales no entienden de fronteras y que lazos o trampas, como por ejemplo, el belisle se han mostrado muy dañinos para los cánidos, entre ellos el lobo. O que las jaulas trampa para urraca atraen a muchos predadores protegidos.

Ya el año antepasado tuvo que ser liberado un lince que cayó en un lazo autorizado por la Consejería y al que sólo la disponibilidad de collar emisor le libró de un futuro cuando menos incierto.

Pero por desgracia la mayor parte de los animales no disponen de collares transmisores que les protejan, y ello implica que a pesar de que las trampas y lazos se supone que capturan a los animales vivos, es el trampero al servicio del correspondiente coto de caza el que tiene en su mano la decisión de qué hacer con él. A nadie se le escapa lo que en muchas ocasiones hará el trampero dada la enfermiza animadversión que hay en determinados grupos de cazadores a los predadores y a los perros y gatos abandonados. En caso de atrapar zorros, perros, gatos o urracas, la Consejería autoriza matar al animal en el momento con un disparo en la cabeza sea con armas tanto de fuego como de bala cautiva.

Las entidades que conforman la Plataforma contra la ley de caza de Castilla-La Mancha no alcanzan a entender que la Consejería, con su Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales como promotora de la orden, haya cedido a la presión y al chantaje del lobby cinegético. Y, sobre todo, que para justificarse se haya amparado en pruebas de homologación sin base científica, mal diseñadas y, lo que es peor, realizadas bajo la supervisión de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha.

Actuaciones como ésta ponen en entredicho la ecuanimidad y el rigor de las decisiones de la Consejería y, lo que es peor, la verdadera voluntad del Consejero de sacar adelante la reforma de la ley de caza y una nueva ley de bienestar animal como la lógica y la ciudadanía demandan.

La Plataforma anuncia que a través de las entidades que la conforman interpondrán en los tribunales los recursos precisos para conseguir la anulación de la orden. Asimismo la Plataforma estará muy atenta ante la posibilidad, al parecer no descartada todavía, de que la Consejería homologue también una caja trampa específica para gatos domésticos y que dañaría muy gravemente a las poblaciones de gato montés y de lince, entre otras especies.

Pedimos al Gobierno de Castilla-La Mancha que garantice el derecho al medio ambiente.

Posted on Actualizado enn

WhatsApp Image 2017-10-08 at 11.48.39

  • Ecologistas en Acción – Castilla La Mancha reclama un impulso verdadero a las políticas ambientales amenazadas por los movimientos anti-ambientalistas y anti-animalistas y por la actuación temerosa del Gobierno castellano-manchego. 
  • Ecologistas en Acción reclama en su reunión anual de federaciones provinciales que se haga frente al grave conflicto con la caza y las actividades de agricultura y ganadería intensivas, a los problemas de contaminación del aire, a la mala gestión de los residuos y del agua y a que emita ya una declaración de impacto ambiental negativa contra el proyecto de tierras raras en Ciudad Real.

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha ha celebrado en Alcázar de San Juan su reunión anual de representantes de federaciones provinciales y grupos, cita en la que se pasa revista tanto al estado de la organización como a la situación medioambiental en la región.

Este año el encuentro ha resultado especialmente relevante por cuanto se han multiplicado y agudizado los conflictos y cuestiones medioambientales sin resolver que preocupan a la ciudadanía de Castilla-La Mancha, algunas de las cuales han llevado a importantes movilizaciones, por ejemplo, contra los abusos de la caza, las macro-granjas porcinas, las emisiones de industrias contaminantes o contra proyectos mineros. Además, se han producido cambios significativos en el Gobierno con la entrada de una nueva fuerza política.

Mediada la legislatura, también cabe hacer un balance en el que por desgracia siguen pesando más los temas pendientes que los logros, y en el que aflora una falta de iniciativa y de capacidad por parte del Gobierno regional, en particular desde la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural pero no solamente.

El Gobierno de Page no ha podido o no ha querido afrontar el rescate ambiental que precisa la región. Es cierto que se están dando importantes batallas contra el ATC de Villar de Cañas, el trasvase Tajo-Segura o el fracking, pero no se afrontan igual los compromisos con la defensa del medio ambiente que son responsabilidad exclusiva de la comunidad autónoma.

Para colmo los recortes presupuestarios del 40% acumulados en la crisis permanecen vigentes, por lo que la administración regional sufre un bloqueo de personal y de iniciativa que limita la capacidad de actuación.

La situación ambiental actual en Castilla-La Mancha es muy preocupante. Con la complicidad de una fuerza política opositora que irresponsable y demagógicamente combate todo lo que huele a protección del medio ambiente o a defensa animal, se ha alimentado un frente radical anti-ambientalista y anti-animalista que intenta bloquear cualquier avance y que tiene acobardado al Gobierno.

Significativas entidades del lobby cinegético y agrícola, a las que se han sumado elementos tan variopintos como los pro-especies invasoras, pro-taurinos y los pro-circos con animales han conformado una autodenominada Alianza Rural que amenaza con quebrar la convivencia entre lo rural y lo medioambiental, lo rural y lo urbano. En esta Alianza conformada a nivel estatal tienen un papel protagonista e impulsor entidades castellano-manchegas como Aproca, con la tapadera de la Fundación Artemisan, Asaja y las Federaciones de Caza y Pesca, entre otras.

Aparte de esta cuestión, resulta de especial gravedad el retraso y la limitada reforma de la ley de caza, la mala resolución de los conflictos con el plan de gestión de las ZEPA de aves esteparias, con la orden de vedas, con los conejos o con la agricultura ecológica, el impulso a las macrogranjas porcinas y a la valorización, incineración y depósito de residuos, así como la falta de resolución del expediente de impacto ambiental del proyecto de explotación de tierras raras en el Campo de Montiel.

En estas condiciones Ecologistas en Acción considera que el derecho al medio ambiente en Castilla-La Mancha se encuentra no ya amenazado, sino afectado muy severamente, y que el Gobierno actual debe movilizarse en todos los ámbitos para garantizarlo.

Ecologistas en Acción exhorta al Gobierno y singularmente a las dos formaciones políticas que lo sustentan, PSOE y Podemos, a que no olviden que el derecho al medio ambiente es también fundamental y que se imbrica con otros derechos tan importantes como el de la salud, el de la educación o incluso el del trabajo, por las posibilidades de empleo que pueden generar las políticas ambientales.

El derecho al medio ambiente es un derecho transversal que para garantizarlo hacen falta, por un lado, la implementación de medios y políticas activas en ámbitos como la protección del medio natural, la lucha contra la contaminación y el cambio climático, la educación ambiental y la gestión sostenible de los recursos naturales. Y, por otro, hacer frente con valentía y decisión a los conflictos que determinados actores impulsan con fines espurios en la región.

La asociación trasladará en los próximos días estas inquietudes y solicitudes al Gobierno regional tanto a nivel de presidencia como de las dos vicepresidencias y las consejerías afectadas, comenzando una ronda de reuniones. Asimismo, buscará rebajar la tensión en el medio rural entablando un diálogo abierto con todas aquellas entidades que de forma honesta quieran buscar puntos de encuentro en los numerosos conflictos abiertos.

Paso decisivo para una reforma en profundidad de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha

Posted on Actualizado enn

BatidaJabaliPLATAFORMA CONTRA LA LEY DE CAZA DE CASTILLA-LA MANCHA
Nota de prensa a 28 de julio de 2017

La Plataforma contra la ley de caza de Castilla-La Mancha acoge con esperanza el paso decisivo que se ha producido hoy en la tramitación de la reforma de la Ley 3/2015.

Con la toma en consideración por parte del Consejo de Gobierno y el envío al Consejo Consultivo del proyecto de ley de modificación de la ley 3/2015 de caza de Castilla-La Mancha el proceso entra en su recta final y se abre la vía para que en un marco de búsqueda de acuerdos entre partidos políticos y la Plataforma se termine de cambiar el texto de una ley que se impuso para favorecer de forma descarada al lobby cinegético y que nunca debió ver la luz.
La Plataforma hace un llamamiento a los grupos parlamentarios para que dialoguen entre ellos y con la sociedad civil y ultimen un texto que todavía precisa de importantes mejoras. En este sentido la Plataforma recuerda que si bien una parte de sus propuestas y alegaciones ya se ven reflejadas en el texto, otra parte no menos importante no se ha modificado y precisa por tanto de modificación en sede parlamentaria.
Entre los aspectos que el anteproyecto no recoge y que habrán de ser objeto de debate están cuestiones tan importantes como la desincentivación de la caza intensiva y la revisión de la figura del cuartel de caza comercial,  principales motores de la ley de caza del Gobierno de  Cospedal y causantes de los mayores impactos negativos de la ley. También deberá considerarse la prohibición de autorizar la caza de animales domésticos, las modalidades o métodos crueles, masivos o con impacto negativo en las especies y espacios protegidos, el respeto a la normativa y a las sentencias judiciales que afectan a la caza y la mejora de la vigilancia y de las sanciones para evitar conductas ilegales. Se precisa por otro lado garantizar el respeto y la seguridad en el uso público del monte y la no afectación de la caza a las actividades forestales, agrarias, de ocio, deporte o ecoturismo.
La Plataforma trabaja ya para reunirse con los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla-La Mancha al objeto de trasladarle sus reivindicaciones y de ofrecerles toda la justificación y apoyo social que avala las mismas.

Cajas trampa para cazar gatos en zonas de lince: peligrosa propuesta de Castilla La Mancha

Posted on Actualizado enn

lince con pata amputada por trampaLa Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha iniciado la tramitación de una nueva orden de homologación de métodos de control de predadores para usar en los cotos de caza de la región que esconde una desagradable sorpresa y una muy mala noticia para el lince ibérico y el gato montés. Pretende autorizar a los cazadores peligrosas cajas trampa para controlar gatos en las zonas linceras de la región. 

Con esta orden se intenta permitir a los titulares de los cotos de caza la utilización de cuatro nuevos métodos de trampeo, en concreto tres tipos de cajas-trampa y uno de lazo, que se sumarían a los cuatro ya permitidos. Hasta la fecha la finalidad principal de estos métodos era la captura de zorros y urracas, pero ahora se amplía el objeto de las autorizaciones a los cazadores al control de los gatos domésticos. Y para ello la nueva orden que ha iniciado su tramitación en los consejos de caza provinciales, plantea autorizar un modelo de caja-trampa denominado “caja selectiva para gatos asilvestrados” que podría capturar, entre otras, especies de félidos salvajes como el lince ibérico o el gato montés.

Apoyándose en interpretaciones sesgadas de la normativa y de las directrices estatales al respecto, la Junta de Castilla-La Mancha, al igual que al parecer están intentando hacer otras autonomías, quiere legalizar un modelo de caja-trampa algo diferente por tamaño a la prohibida. Sin embargo, como ya se señalan en los estudios de homologación realizados por el MAPAMA en estas trampas podrían ser capturados gatos monteses y linces, especialmente crías y jóvenes.

Ni que decir tiene el peligro que ello representa puesto que, aunque las trampas permiten la captura en vivo y que se suelten los ejemplares capturados, lo cierto es que su manejo será responsabilidad de los cotos y será su personal quien decida en un momento dado qué hacer con el espécimen cazado.  Ecologistas en Acción se ha opuesto siempre a que métodos de caza tan peligrosos sean manejados por los cotos de caza y no por personal de la propia administración.

En este sentido hay que recordar que en una caja-trampa murió en su día la lince Grazalema, motivo por el cual las directrices estatales que regulan el control de predadores terminaron por declararlas medios no selectivos y de imposible homologación.

Por otra parte, como ya ocurre con otros métodos como los lazos en alar en los que ya ha sido capturado un lince, el uso de estos métodos no se restringe en las áreas linceras, no sólo se pueden usar en las llamadas zonas de presencia estable, sino también en las zonas de suelta en Castilla-La Mancha. Por supuesto, no se excluyen en absoluto del uso de estas cajas las zonas de presencia de gato montés, una especie en fuerte regresión en toda su área de distribución.

En cuanto al manejo de los gatos asilvestrados capturados, las autorizaciones contemplan su eliminación mediante un disparo, tal y como se hace en la actualidad con los zorros y urracas que se trampean con otros métodos.

El intento de homologar esta caja trampa para gatos domésticos obedece a las presiones de los cazadores para que se aprueben cada vez más métodos de control de predadores y de animales domésticos y se ve impulsado por una Consejería cada vez más renuente a afrontar con criterios rigurosos y ecuánimes los conflictos que el lobby cinegético va planteando.

Ecologistas en Acción considera que la Consejería está actuando de forma irresponsable y yendo demasiado lejos en sus concesiones al sector cinegético y que por este camino en breve se multiplicarán todo tipo de demandas en los Tribunales.