-

CAMINOS PÚBLICOS

Ecologistas en Acción pide que se suspenda la temporada de caza debido al temporal Filomena.

Posted on

 

–          Los efectos sobre la fauna de la nieve y el hielo son muy graves.

–          La situación y la normativa autonómica y estatal exige que en circunstancias excepcionales se suspenda la práctica cinegética

El temporal Filomena ha afectado y seguirá afectando muy seriamente y por muchos días a las especies de fauna. Son tres los factores derivados del mismo que más daño están haciendo en las especies.

En primer lugar, el intenso frío. En animales de sangre caliente, como mamíferos y aves, eso implica consumir más energía para mantener su temperatura basal, ya que el diferencial con el ambiente es mayor y la capacidad de aislamiento de pelo y plumas se ve mermada por la nieve sobre los cuerpos. Los animales de sangre fría no están activos ahora, por lo que se verán menos afectados.

En segundo lugar, las gruesas capas de nieve dificultan alcanzar el alimento a los animales herbívoros e insectívoros. Los árboles, los arbustos o el suelo, permanecen ocultos, y es casi imposible el ramoneo o la localización de semillas y de pequeños invertebrados. También los predadores se ven afectados, por la mala visibilidad en estas condiciones meteorológicas, que les dificulta la captura de sus presas habituales.

Por último, las heladas están alargando la duración del episodio de frío, y al endurecerse añaden dificultades a la localización de alimento, al que ya no se puede llegar ni escarbando.

En estas condiciones las especies más afectadas son las de menor tamaño, que si no encuentran buen refugio o se desplazan, mueren por frío e inanición. Entre ellas encontramos a muchas pequeñas aves y mamíferos. A continuación las más afectadas serán los ungulados, como ciervos y corzos, que se irán debilitando progresivamente, hasta sucumbir en los casos más extremos.

La cadena de daños y afecciones a la fauna terminará por dejarse sentir en los predadores, que verán sus presas mermadas. Aunque en algunos casos pudieran alimentarse de carroñas, el balance global sería negativo, especialmente para los especímenes más débiles o con menores habilidades en la búsqueda de alimento.

En las zonas más afectadas del temporal, cuyo epicentro ha sido Castilla-La Mancha, Madrid y las regiones del Sistema Ibérico y del valle del Ebro (sobre todo Aragón, Comunitat Valenciana, Cataluña, Castilla y León, La Rioja y Navarra) los efectos se van a dejar sentir durante semanas, al menos 2 o 3. Aunque sin duda en zonas de sierra y en umbrías la nieve y el hielo cubrirá extensas superficie de terreno tal vez durante un mes o más. Eso es mucho tiempo y, como está descrito en la literatura científica, tendrá consecuencias graves en las poblaciones de las especies afectadas.

Algunas especies encontrarán defensa migrando a zonas más cálidas, caso de una parte de las aves, o hibernando en madrigueras. Pero otras no. Entre estas últimas se encuentran la mayor parte de las especies cinegéticas y un sustancial grupo de especies protegidas.

En estas condiciones añadir factores de presión, como el de la práctica de la caza, agravaría severamente el impacto de Filomena en la fauna. Especialmente si consideramos que los animales, ya debilitados, tienen muchas menos posibilidades de huir del arma de un cazador en terrenos con nieve o hielo.

Esta situación está contemplada en la normativa de caza en lo que tradicionalmente se han conocido como días de fortuna, que son aquellos en los que, como consecuencia de circunstancias excepcionales, los animales ven muy mermada su capacidad de defensa. En el caso de la nieve, por ejemplo la Ley de Caza de Castilla-La Mancha prohíbe cazar si esta supera los 15 centímetros.  Grosor sin duda superado en amplias superficies en este temporal y que también cabe decir que es demasiado permisivo.

El hielo no está recogido explícitamente en la normativa como causa de día de fortuna, si acaso se puede entender entre las “otras causas” que sin especificar se citan en las leyes de caza.

Pero la situación provocada en la fauna por Filomena va mucho más allá de tener que dejar de cazar en unos días puntuales. El grado de afección a la fauna, cinegética o no, que está provocando el temporal no debiera agravarse con el impacto añadido de la caza y, por ello, se debiera suspender la temporada actual definitivamente tanto de caza mayor como de menor. El cierre de la primera está previsto para el 21 de febrero en Castilla-La Mancha y de la segunda el 8 del mismo mes. También deben suspenderse las declaraciones de emergencia cinegética y los permisos para control de poblaciones.

La suspensión de la temporada es una facultad y un ejercicio de responsabilidad que tiene la administración autonómica en aplicación tanto de la ley de caza como, de las leyes de conservación de la naturaleza (autonómicas y estatales).  En estas circunstancias excepcionales se puede y se debe suspender la caza en evitación de daños mayores y aún más irrecuperables sobre la fauna silvestre.

En este sentido Ecologistas en Acción ha transmitido a la Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha una solicitud que espera que sea tramitada y aprobada con urgencia.

NORMATIVA DE REFERENCIA

Ley 3/2015, de 5 de marzo, de Caza de Castilla-La Mancha (modificada por la Ley 8/2018).

Artículo 23. Suspensión o limitación del uso de medios y modalidades de caza.

Cuando por razones de interés social, de seguridad pública o de índole ambiental, biológica o técnica sea preciso adoptar medidas excepcionales en relación con la actividad cinegética, la Consejería podrá suspender de forma justificada la actividad cinegética o limitar el uso de medios, métodos, artes o modalidades de caza de lícito empleo. La suspensión o limitación puede afectar también a la utilización de perros y otros animales utilizados para el ejercicio de la caza.

 

Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha

Artículo 69 Situaciones excepcionales de riesgo para la fauna y la flora

  1. Cuando se aprecie la existencia de un factor de perturbación grave que pueda suponer una situación excepcional de riesgo para la conservación de una especie en una zona, la Consejería podrá emprender con carácter urgente las acciones conducentes a la detección de las causas y a la corrección de las circunstancias causantes de la situación.

Ley estatal 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad

CAPÍTULO IV
De la protección de las especies en relación con la caza y la pesca continental

Artículo 65 Especies objeto de caza y pesca

  1. Con carácter general se establecen las siguientes prohibiciones y limitaciones relacionadas con la actividad cinegética y acuícola en aguas continentales:
  2. d)Se podrán establecer moratorias temporales o prohibiciones especiales cuando razones de orden biológico o sanitario lo aconsejen. En relación con las especies objeto de caza y pesca, cuando existan razones de orden biológico o sanitario que aconsejen el establecimiento de moratorias temporales o prohibiciones especiales, la Comisión Estatal del Patrimonio Natural y la Biodiversidad podrá elaborar informes que puedan ser utilizados por las Comunidades autónomas para la determinación de dichas moratorias o prohibiciones

Los agentes medioambientales actúan tras la denuncia de Ecologistas en Acción por la caza ilegal de una corza durante una montería.

Posted on

El pasado domingo 20 de diciembre Ecologistas en Acción de Toledo tuvo conocimiento de que durante la celebración de una montería en el coto Las Becerras, sito en la localidad toledana de Navalucillos y lindante con el Parque Nacional de Cabañeros se había abatido una corza, especie no autorizada durante la cacería.

La corza, como muestran las imágenes divulgadas, presentaba un disparo en el centro de un costado, y yacía muerta a la vista de uno de los puestos de la montería. Nadie la recogió, por lo que todo apunta a que quien disparó sobre ella era consciente de que había matado una especie no autorizada en esa cacería y que si la cobraba se delataría. No sería extraño que al animal se le dispararía para hacer simple tiro al blanco.

Ecologistas en Acción puso en conocimiento de la oficina coordinadora de los agentes medioambientales de Toledo los hechos, así como el material fotográfico recogido y la ubicación del ejemplar.

Personados los agentes en el lugar, la corza seguía en el sitio donde había sido disparada, por lo que, con todos los datos, han procedido a incoar la correspondiente denuncia contra el coto.

La muerte de ejemplares no autorizados incumple la legislación de caza y el plan de ordenación cinegética del coto y puede derivar en diferentes grados de sanción administrativa según hayan sido las circunstancias en las que se disparó al animal. Si se hizo de forma deliberada, podría incluso llegar a considerarse un delito de furtivismo, castigado en el código penal.

Situaciones como ésta, en las que deliberada o accidentalmente se matan especies tanto cinegéticas como protegidas se dan con mucha más frecuencia de la que parece, ya que detectar este tipo de casos es tremendamente difícil ante la falta de vigilancia en el medio natural y la falta de responsabilidad de muchos gestores cinegéticos y cazadores.

Por otra parte, casos como éste ponen también el foco en la normativa cinegética, demasiado permisiva con modalidades que resultan peligrosas e incontrolables. Por ejemplo, en el caso de la caza del corzo, además de la tradicional, se permite la caza de hembras para control de poblaciones en invierno, cuando no hay ningún tipo de sobrepoblación que lo justifique.

Ecologistas en Acción espera que tanto sobre los autores materiales de los hechos, como a los titulares del coto y a los organizadores de la montería les recaiga una sanción ejemplar.

Enlace a video en:

Por fin deja de ser legal cazar en los parques nacionales

Posted on

  • Ecologistas en Acción alerta al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de maniobras para sortear la prohibición. 
  • Cabañeros uno de los parques nacionales en los que se vigilará especialmente que no se trampee con el control de poblaciones.

Tras años de espera, el próximo 5 de diciembre de 2020 se hará efectiva la prohibición de la caza comercial y deportiva en la Red de Parques Nacionales. Por fin vence la moratoria de seis años que dejaba en suspenso los artículos 6 y 7 de la Ley de Parques Nacionales donde se declara, entre otras cuestiones, que la actividad cinegética es incompatible con los objetivos de conservación de estos espacios. 

Ecologistas en Acción esperaba el evento, anhelado desde hace años por la inmensa mayoría de la sociedad. A la par que valora la firmeza mostrada en los últimos meses por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico ante las fuertes presiones del lobby cinegético para que esa moratoria se prolongará aún más en el tiempo.

Los impactos de la caza en los parques nacionales son muy graves, y tardarán mucho tiempo en corregirse si es que lo hacen del todo. Singularmente en aquellos en los que todavía viene ejerciéndose la caza directamente o como método de control de poblaciones. Algunas de las afecciones que deja la caza y que han de recuperarse son: persecución y extinción de predadores, fomento de especies exóticas e invasoras, desequilibrios poblacionales, fragmentación de los hábitats por vallados, deterioro de los hábitats por caminos, cortaderos y otras infraestructuras, contaminación por plomo y limitaciones vergonzantes al uso público.

No todos los parques están en la misma situación respecto de la caza. Formalmente en la actualidad se practica con fines comerciales y deportivos en Cabañeros, Picos de Europa y Sierra de Guadarrama. Pero también se permite con fines de control de poblaciones de ungulados al menos en otros tres más, Monfragüe, Sierra Nevada y Doñana. Mención aparte merecerían los controles de fauna exótica en el Teide, Caldera de Taburiente u otros parques, donde en algún caso también se emplean cazadores. 

En estas circunstancias tan diversas, Ecologistas en Acción ha alertado a la Ministra de Transición Ecológica y a la Directora del Organismo Autónomo de Parques Nacionales de maniobras para que no llegue a hacerse verdaderamente efectivo el fin de la caza en ciertos Parques Nacionales. Basándose en estudios parciales y con la excusa del control de poblaciones varios parques y Comunidades Autónomas están aprobando o tienen en trámite planes de uso y gestión y de control de poblaciones que permitirían a los cazadores y titulares de fincas seguir cazando. Incluso se propone que pudieran beneficiarse económicamente del producto de la caza. 

Esto representaría que la caza seguiría estando presente en la Red de Parques Nacionales con todos los impactos ambientales negativos que ello implica y generando un daño, tal vez definitivamente irreparable, a sus ecosistemas e imagen. 

Conviene recordar que en España los Parques Nacionales solo ocupan el 0,75 % de la superficie, mientras que los cotos de caza abarcan el 87 %. En Castilla-La Mancha esos porcentajes se agudizan más todavía, los Parques Nacionales sólo ocupan el 0,005 % de la superficie regional, mientras los terrenos cinegéticos suponen el 88%.

Ecologistas en Acción velará por evitar que este fraude a la Ley y al Plan Director de Parques Nacionales se produzca y porque se restauren las zonas y las especies dañadas por la caza. Propone además que el control de poblaciones de ungulados esté avalado por estudios independientes, que se prioricen medidas de restauración ecológica y capturas en vivo, que cese el control de lobos en Picos de Europa y que se facilite la recuperación natural de predadores desaparecidos o con poblaciones en mal estado. 

Uno de los parques nacionales al que se estará especialmente atento será al de Cabañeros. Ecologistas en Acción votó en contra del borrador del plan rector de uso y gestión, ya que incluye una directriz que permitiría a los titulares de fincas y cotos seguir cazando con la excusa del control de poblaciones. La asociación confía, y así se lo ha hecho saber al Ministerio y a la Junta de Castilla-La Mancha que en el proceso de aprobación de este texto se retire la cláusula y en su lugar se apueste, primero, por la renaturalización de los ecosistemas del parque dañados por la caza como paso previo a evaluar si es verdaderamente necesario un control de poblaciones y, segundo, por métodos naturales e incruentos de control de poblaciones.

 

Presentamos la campaña Ecológica Aplastante

Posted on

Ecológica Aplastante parte de la raíz del problema de la crisis ecológica actual: el modelo económico dominante basado en el abuso de los recursos naturales, el beneficio inmediato y la desigualdad.
  • Es la primera gran campaña de captación de personas socias y voluntarias de la organización en sus 22 años de trayectoria.
  • Ecológica Aplastante, que arranca con un manifiesto, un vídeo en cinco idiomas y varias piezas gráficas, pretende ser una herramienta para reforzar a los grupos locales y a las federaciones territoriales de la confederación ecologista.
  • Ecologistas en Acción ha trabajado en esta campaña con Viernes, agencia creativa especializada en ecologismo, sostenibilidad y justicia social.

Ecológica Aplastante parte de la raíz del problema de la crisis ecológica actual: el modelo económico dominante basado en el abuso de los recursos naturales, el beneficio inmediato y la desigualdad. La campaña expone que el crecimiento ilimitado en un planeta finito no tiene sentido alguno, y sostiene que el hecho de que una especie entre millones se considere independiente, superior y poseedora del resto de las formas de vida que la rodean, es irracional e injusto.

Ecológica Aplastante es un concepto notorio, rotundo, que grita ecología y proclama el bien común. Una firme base conceptual, global y transversal sobre la que construir una campaña que llama a unirse para cambiar la normalidad. Con esta premisa, Ecologistas en Acción utiliza la idea de la lógica aplastante para desmitificar el ecologismo y demostrar que no se trata de una utopía descabellada ni de la lucha de unas pocas personas, sino de un razonamiento universal que cualquiera puede entender y compartir.

Ecologistas en Acción es una confederación de grupos ecologistas. Su unificación se produjo en diciembre de 1998. Con una estructura asamblearia, forma parte del ecologismo social, que entiende que los problemas ambientales tienen su origen en un modelo de producción y consumo cada vez más globalizado e insostenible, del que se derivan otros problemas sociales. La organización considera necesario transformar este modelo para evitar la crisis ecológica. Para ello realiza campañas de sensibilización y denuncias públicas contra aquellas actuaciones que dañan el medio ambiente y generan injusticia social.

Ecológica Aplastante es la primera gran campaña de captación de personas socias, voluntarias y activistas en las más de dos décadas de andadura de Ecologistas en Acción. Con una sólida vertebración territorial, la campaña pretende ser una herramienta para reforzar a las 17 federaciones y a los centenares de grupos locales de esta organización confederal.

La campaña cuenta con varias fases: su precampaña ha consistido en una sencilla acción que ha extendido el concepto de Ecológica Aplastante por todos los lugares de múltiples territorios sin unirlo a Ecologistas en Acción, creando expectación. Además de hacerlo físicamente, ha tenido una importante presencia en redes sociales para viralizar la imagen. Personalidades como Joaquín Reyes, Maruja Torres, Juan Diego Botto, Nacho Vegas, Olga Rodríguez, Pilar Sánchez Vicente, Muerdo, Miguel Ángel Vázquez y Fernando Valladares, entre otras, han contribuido a su difusión.

Para la campaña se han creado una serie de piezas gráficas hablando sobre diversos temas dentro del ecologismo social bajo el concepto de Ecólogica Aplastante. También se han lanzado un manifiesto y un vídeo en cinco idiomas: castellano, gallego, asturiano, euskera y catalán.

Ecologistas en Acción ha trabajado en esta campaña con Viernes, agencia creativa especializada en ecologismo, sostenibilidad y justicia social. La segunda fase de la campaña, prevista para comienzos de 2021, estará centrada en las luchas locales y territoriales de la organización ecologista.

Cabañeros celebra 25 años como parque nacional con la incertidumbre sobre el fin de la caza

Posted on

En el 25 aniversario de la declaración del parque nacional de Cabañeros que se cumple el 20 de noviembre de 2020 toca hacer balance de la historia de un espacio natural referente de la defensa de la naturaleza.
  • El parque nacional ha mejorado sustancialmente en su estado de conservación, pero mantiene profundas cicatrices a causa de la caza.
  • Ecologistas en Acción valora acudir a los tribunales si se utiliza el control de poblaciones para seguir permitiendo que los titulares de fincas cacen y se lucren con ello.

En el 25 aniversario de la declaración del parque nacional de Cabañeros que se cumple el 20 de noviembre de 2020 toca hacer balance de la historia de un espacio natural referente de la defensa de la naturaleza y valorar como afronta por fin el último paso para cumplir con la ley de parques nacionales, el cese de la caza.

Como es conocido, si Cabañeros fue declarado parque nacional se debe a la movilización social y ambiental que consiguió impedir en la década de los ochenta del siglo pasado que se instalara un campo de tiro del Ejército del Aire en el corazón del ecosistema más representativo de la Península Ibérica, el bosque mediterráneo. Movilización que tuvo una réplica evitando poco después que el campo de tiro se trasladara a la vecina Anchuras.

El valor de esa acción no fue sólo evitar que se construyera una instalación militar que hubiera cambiado para siempre el paisaje de los Montes de Toledo, una de las comarcas naturales más extensas de España. Si no que fue sobre todo dar a conocer y poner en valor su extraordinario patrimonio natural, lo que llevó a un camino de sucesivas protecciones medioambientales. Primero con la declaración de un parque natural en 1988; después, en 1995, con la declaración del parque nacional; finalmente con la incorporación en 1997 de más de 218.000 hectáreas de superficie de esta comarca a la Red Natura 2000 europea.

La evolución de la protección ambiental de la zona está conectada indeleblemente al proceso de consolidación del movimiento ecologista en Ciudad Real, Castilla-La Mancha y España. Algunos de los más conocidos referentes ocuparon Cabañeros en 1983 y 1987 y Anchuras en 1988. Y en la defensa de este hito coincide el germen de la asociación Cabañeros, cofundadora de Ecologistas en Acción en Ciudad Real y en Castilla-La Mancha, y de grupos que sumarían fuerzas a la gran confederación estatal que es hoy Ecologistas en Acción.

Un espacio en evolución favorable, pero muy dañado por la caza

En estos 25 años las 40.856 hectáreas del parque nacional han mejorado sustancialmente en sus condiciones naturales, especialmente en el 55 % de superficie de titularidad pública. Se ha fortalecido su masa forestal característica representada por bosques, montes y dehesas de encinas, alcornoques y robles. Se han restaurado dañosas repoblaciones de pino. Se ha multiplicado la presencia de dos de sus especies más emblemáticas, el águila imperial ibérica, con cuatro parejas, y el buitre negro, con una colonia que ronda las 300 parejas. Y se ha convertido además en un referente ecoturístico.

En el debe está que a día de hoy se siga practicando la caza a pesar de que la Ley de Parques Nacionales declara que es una actividad incompatible con su conservación. Las cicatrices que provoca esta actividad son evidentes en los 18 cotos de caza que subsisten en Cabañeros y se extienden al conjunto del parque. En sus 21.120 hectáreas de cotos se observan amplios cortaderos y comederos que han destruido la vegetación, cientos de kilómetros de vallados cinegéticos que fragmentan el espacio impidiendo la movilidad de las especies. En sus malas prácticas, como la incentivación de la caza mayor y la persecución de los predadores, se encuentra el origen del problema de la sobreabundancia de algunas especies de ungulados, singularmente el ciervo y el jabalí. Así como la ausencia de especies clave para el equilibrio del ecosistema, como son el lobo y el lince ibérico.

El final legal de la caza, futuro incierto

Precisamente en la polémica sobre los excesos de población de ungulados que ha generado la propia actividad cinegética se focaliza el mayor reto que debe afrontar el parque nacional en su futuro inmediato. El día 5 de diciembre de 2020 se cumplen seis años de la moratoria concedida graciablemente por el primer Gobierno dirigido por Mariano Rajoy para que sea definitiva la prohibición de la práctica de la caza en Cabañeros.

Ese día debiera terminarse la caza en el parque nacional, así será, al menos sobre el papel y aunque tres cotos la tienen autorizada más allá de ese plazo. El problema es que en este tiempo de moratoria el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN), la Junta de Castilla-La Mancha y la Cátedra de Parques Nacionales han generado un relato de la situación que afecta a los ungulados para que bajo el paraguas del control de poblaciones se permita a los titulares de las fincas seguir cazando y se lucren del producto de sus cacerías. La única salvedad que se pone a esas actuaciones es que deben formar parte de un plan de gestión de los ungulados dirigido por el OAPN y la Junta, y que tales prácticas no deben publicitarse como actividades comerciales o deportivas.

Esta forma de afrontar el control de poblaciones supone para Ecologistas en Acción un fraude que pretende sortear la prohibición de cazar que establece la Ley de Parques Nacionales y, por ese motivo, sus dos representantes en el patronato del parque nacional votaron en julio pasado en contra del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) que está en fase de aprobación.

Acciones ante un cierre en falso del cese de la caza en Cabañeros y otros parques nacionales

Ecologistas en Acción ha alertado de esta maniobra a la recientemente nombrada directora del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, María Jesús Rodríguez, ya que, además, éste es el modelo de actuación que se quiere poner en práctica en el resto de parques nacionales donde todavía se caza de una u otra manera y que podrían ser al menos siete.

Aparte de los aspectos jurídicos alegados al PRUG de Cabañeros, Ecologistas en Acción esgrime para que no se permita el control de poblaciones mediante modalidades de caza varios y contundentes argumentos que ninguno de los implicados en la propuesta (OAPN, JCCM y Cátedra de Parques Nacionales) han querido asumir, pero que se encuentran explícitos en todos los informes y estudios oficiales que se manejan, el último uno sobre la población de ungulados en el parque nacional que acaba de distribuirse a los miembros del Patronato.

En esos textos se declara sin ambages que la pretendida superpoblación que se pretende atajar tiene su origen en la gestión de la caza mayor que se hace en los cotos, la ausencia de predadores como el lobo y el lince y en la fragmentación del hábitat que provocan los vallados. Las poblaciones de ungulados no hacen otra cosa que responder a las alteraciones de un ecosistema en el que se han exterminado a los principales predadores y que está alterado por una caza gestionada como una ganadería.

Poner el foco en la consecuencia, esto es la sobreabundancia de ungulados en los cotos, y no en las causas, es una forma errónea de afrontar estas situaciones e implicará la perpetuación del problema.

Ecologistas en Acción reclama para Cabañeros medidas de restauración de los hábitats frente a los impactos de la caza, como la retirada de vallados y el cese de las malas prácticas cinegéticas. Acciones que lleven a la recuperación integral del ecosistema y a la recolonización de la zona por parte de los grandes depredadores. De esa manera se garantizaría el cumplimiento de los objetivos de conservación del parque nacional.

Asimismo llama la atención sobre el hecho de que en los montes de Estado dentro del parque, donde se realiza un control de poblaciones en vivo y con capturaderos, las poblaciones de ungulados están mucho mejor y más equilibradas que en los cotos, por lo que no hay justificación alguna para que se sigan pegando tiros en Cabañeros, y mucho menos para que lo hagan y se beneficien de ello los titulares de los cotos a los que se les va a pagar una importante indemnización por dejar de cazar.

A la vista de cómo evolucionen los acontecimientos Ecologistas en Acción se prepara ya por si tuviera que acudir a los tribunales si no se corrigen los documentos que guiarían la gestión de los ungulados en Cabañeros y se sigue consintiendo la caza de forma encubierta en éste o en otros parques nacionales.

La Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de Toledo denunciada ante el Defensor del Pueblo

Posted on Actualizado enn

·         Ecologistas en Acción argumenta su queja ante el Defensor del Pueblo en la reiterada falta de transparencia y en irregularidades administrativas cometidas en relación a la cantera “Cristina-Sepiolsa” ubicada en un espacio de interés natural de Esquivias (Toledo)

Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia ante el Defensor del Pueblo contra la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de Toledo. La asociación ha tomado esta decisión harta de la ausencia de control ambiental de las  irregularidades cometidas por la empresa SEPIOL, S.A. en la tramitación de aprobación de ampliación de la cantera denominada Cristina-Sepiolsa TOA-813, así como en la reiterada falta de transparencia  de este organismo que no sólo no contesta a las denuncias y requerimientos de documentación que se le remiten; sino que además nos expulsó del expediente alegando que no éramos parte interesada en el procedimiento.

La denuncia ha sido admitida por el Defensor del Pueblo que ya está investigando los hechos. Éstos se remontan al inicio de la tramitación del expediente de ampliación de la cantera Cristina en el año 2017, cuando denunciamos previamente  a la antigua Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo de Toledo,  los trabajos mineros que se estaban desarrollando en varias parcelas entre el límite entre Madrid y Toledo, sin la preceptiva evaluación ambiental.

La segregación parcial de estas parcelas de la empresa HOLCIM  a SEPIOLSA en el año 2016 y una Resolución de los años ochenta, fue razón suficiente para que la Dirección Provincial de Toledo legalizara estos trabajos, a pesar de que la zona alberga poblaciones de importancia mundial de aves esteparias, como la Avutarda común,  que estaban siendo gravemente afectadas por esta actividad.

Tras varios escritos solicitando la paralización de la cantera, SEPIOLSA presenta a finales de 2017 un estudio ambiental y un plan de restauración para ampliar la cantera, en un intento, de legalizar sus trabajos en la zona.

En febrero de 2019 la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Toledo, publicaba la Declaración de Impacto Ambiental  (DIA) autorizando la ampliación de la cantera, donde se estudia y analiza el contenido de nuestras alegaciones. Por ello, no entendemos que el pasado 10 de junio el Jefe del Servicio de Minas  de Toledo nos expulse del procedimiento, alegando que no somos parte interesada en el  mismo, al mismo tiempo, que se aprueba definitivamente el proyecto a través de dos Resoluciones que no han sido publicadas hasta la fecha.

Toda la tramitación del expediente, ahora en manos de la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible que aúna las competencias en impacto ambiental y en minas, se revela como un intento sistemático de favorecer a la empresa, para lo que es necesario eliminar del procedimiento a Ecologistas en Acción, al mismo tiempo que se agota la vía administrativa. Todo ello es una muestra de ejercicio de mala fe y falta de transparencia a la que por desgracia cada día nos tiene más acostumbrados la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de Toledo.

Son numerosas nuestras denuncias sobre esta cantera, alertando en varias ocasiones de vertidos no autorizados en parcelas colindantes a la explotación,  incumplimientos varios de la declaración de impacto ambiental (señalizaciones inadecuadas o inexistentes,  restauración inadecuada de los terrenos, etcétera),  sin que hasta la fecha se haya recibido contestación alguna por parte de la administración competente.

También hemos solicitado el contenido de las dos Resoluciones que autorizan el proyecto de explotación y el plan de restauración, que nos han sido denegadas, en un claro incumplimiento de la ley 27/2006 de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

Confiamos que con esta denuncia, el Defensor del Pueblo inste a la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de Toledo a cumplir con su obligaciones de defender el interés general y el medio ambiente y a que dejen de plegarse a las exigencias de las empresas mineras, que en los últimos años han protagonizado en el norte de la provincia de Toledo varios capítulos de minería ilegal, abandono de explotaciones sin restaurar, vertidos incontrolados, todo ello  en un espacio como es el área de importancia para las aves número 393 Torrejón de Velasco-Secanos de Valdemoro-Norte de Toledo, que alberga una de las últimas poblaciones viables de avutarda común entre Madrid y Castilla-La Mancha.

Reclamamos a AESA que la paralización de las obras del aeródromo de Chozas de Canales sea definitiva

Posted on Actualizado enn

P1210300
Destrozos ya provocados por las obras en la zona de aves en peligro

Ecologistas en Acción ha reclamado mediante un escrito a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) que las obras del aeródromo de Chozas de Canales se paralicen definitivamente y se anule el proyecto.

La asociación ha podido comprobar que tras su demanda de paralización de las obras por perturbaciones graves a la fauna protegida realizada el pasado 12 de agosto se produjo una casi inmediata retirada de maquinaria de la zona de afección. Un espacio de singular valor ecológico por albergar una nutrida comunidad de aves esteparias protegidas y por formar parte del territorio de cría del águila imperial ibérica, especie en peligro de extinción.

A día de hoy las obras siguen paralizadas, si bien se desconoce si es porque se ha abierto algún tipo de expediente sancionador o de paralización,  o si ha sido por el revuelo que tan polémica actuación ha provocado.

Ecologistas en Acción estima que una vez conseguida la paralización de las obras lo que procede es mantenerla, depurar responsabilidades y poner en limpio la situación del aeródromo ya que está plagada de irregularidades.

Por ello, se ha dirigido un escrito a AESA, el órgano sustantivo que debe velar por la legalidad de las actuaciones que autoriza, para reclamar dos acciones. En primer lugar, que se incoe expediente sancionador a la empresa promotora Aerohobby Aviación Deportiva s.l. por incumplimiento de las disposiciones ambientales que rigen para que el proyecto se pueda ejecutar, entre ellas, la de evitar perturbaciones graves a la fauna protegida y la de disponer de una evaluación de ambiental actualizada.

Ecologistas en Acción denuncia ante AESA que las obras se iniciaron sin avisar al órgano ambiental y sin contar con el preceptivo informe de fauna que también se debía enviar al órgano ambiental. Todo ello, además, con probable mala fe por parte de la empresa y  provocando daños en la fauna protegida.

Las obras iniciadas han supuesto la explanación de unas 25 hectáreas de las 32 que tiene la parcela adscrita al proyecto. Se ha removido el terreno con maquinaria pesada en un espacio de 1,3 kilómetros de largo y un ancho variable entre los 150 y los 300 metros. En ese emplazamiento y en su entorno inmediato habitan distintas especies de aves protegidas de rapaces y aves esteparias, a las que se ha sustraído una parte fundamental de su hábitat en la época de cría y a las que se ha impulsado a desplazarse a zonas menos seguras y propicias.

En segundo lugar, se solicita a AESA que se revise la autorización del aeródromo, que data nada menos que de marzo de 2015, y que incorpora una declaración de impacto ambiental todavía más antigua, de abril de 2011. A juicio de Ecologistas en Acción ambos documentos han quedado obsoletos y podrían haber caducado, lo que imposibilitaría la construcción del aeródromo.

A todo lo anterior hay que añadir una actuación cuando menos negligente por parte de la empresa promotora, por haber producido los daños ambientales presuntamente a sabiendas de los riesgos que se corrían. Por lo que la paralización de las obras debería de ser definitiva y firme ya que las sanciones a las que se enfrenta la empresa son de carácter grave o muy grave y requieren la restitución del daño causado.

Por su parte, Ecologistas en Acción ha trasladado copia del escrito tanto a la Junta de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad, como al MITECO, a través de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, y se solicita a ambos organismos que velen por la protección del medio ambiente e insten a AESA a la paralización definitiva del proyecto.

 

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN VOTA EN CONTRA DEL TEXTO DE PLAN RECTOR DE USO Y GESTIÓN DEL PARQUE NACIONAL DE CABAÑEROS.

Posted on Actualizado enn

Cabañeros Ecologistas en Acción Castilla La Mancha

En la reunión extraordinaria del patronato del Parque, el texto, informado favorablemente por el patronato, permitirá la  práctica de la caza como “método de control” de las poblaciones de ungulados.

El Plan rector de uso y gestión (PRUG) del parque nacional de Cabañeros es el instrumento básico de planificación territorial del espacio natural en el que se establecen además las directrices para el desarrollo de su gestión durante el período de vigencia del mismo, establecido en diez años desde su aprobación

En la reunión extraordinaria del Patronato del parque nacional de Cabañeros, que tuvo lugar este martes, día 30 de junio de 2020, se sometió a votación entre los miembros del Patronato (en el que Ecologistas en Acción ostenta dos vocalías) el texto definitivo del PRUG para su información favorable o desfavorable. Tras la votación, el PRUG de Cabañeros fue aprobado con 17 votos a favor y 6 votos en contra, dos de
estos últimos a cargo de los representantes de Ecologistas en Acción.

La difícil decisión fue adoptada por permitir el texto sometido a votación la perpetuación de la actividad cinegética como método de control de la sobrecarga de ungulados en la parte privada del parque nacional. Este asunto, que Ecologistas en Acción considera central en la redacción del PRUG, es contrario a lo establecido en Ley de parques nacionales y el propio texto del PRUG validado por la votación de los
miembros del Patronato, que considera la caza como actividad  incompatible en el parque, aunque finalmente la admite, sólo para la parte privada del parque nacional, como método de control de las poblaciones de ungulados. Cabe recordar, que dentro de los límites del parque nacional de Cabañeros, existen terrenos de titularidad pública y privada.

El cumplimiento de la vigente Ley de parques nacionales y su enmienda 278, presentada por el Partido Popular en el momento de su aprobación para prorrogar la práctica venatoria en los parques nacionales durante seis años más a partir de la fecha de su entrada en vigor, vienen a determinar la extinción de esta actividad en los parques nacionales para diciembre de 2020.  A juicio de Ecologistas en Acción, la caza debe por tanto resultar ilegal a partir de esta fecha.

No obstante, la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad (responsable de la redacción del texto del PRUG de Cabañeros) y la Comisión Mixta (Estado y Comunidad Autónoma) para la gestión del parque nacional, en un ejercicio político de equidistancia por parte de la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha – se entiende que en el ánimo de apaciguar las presiones del sector cinegético y/o los intereses particulares de los propietarios titulares de terrenos privados en Cabañeros – han presentado un texto definitivo de PRUG que permite la continuidad de la actividad cinegética (siquiera de forma no comercial ni publicitada a tales fines) y durante el período de  vigencia de este instrumento de gestión como método de control de las poblaciones de ungulados (ciervo, jabalí, corzo, etc.) y sólo en la parte de
titularidad privada. Entre tanto, en los terrenos de titularidad pública, el control de ungulados se realizará mediante otros métodos distintos a la caza (capturaderos) que, del mismo modo, podrían ponerse en práctica en las zonas de titularidad particular. En virtud de esta decisión, Ecologistas en Acción considera además que, con este PRUG, no se acomete una adecuada y deseable eliminación progresiva de infraestructuras (tiraderos, caminos, vallados, etc.) relacionadas con la práctica de la caza en la parte privada del parque nacional y que restan naturalidad a un espacio que debería estar dotado del máximo nivel de protección en España. Se recuerda que la Red de Parques
Nacionales, máximo exponente de la existencia de nuestros ecosistemas
más representativos, sólo supone la preservación natural del 0.7 % del territorio nacional.

Por otra parte, el PRUG tampoco considera en ningún momento la posibilidad de introducción en el parque nacional de especies que como el Lobo Ibérico, completarían la estructura de las cadenas tróficas naturales y ayudarían con su presencia al control de las poblaciones de ungulados; siendo además el lobo en nuestra comunidad autónoma una especie declarada en peligro de extinción desde 1998.

El texto del PRUG, fue participado, entendemos que de forma adecuada y con el oportuno y reconocido esfuerzo por parte de las administraciones, mediante diferentes reuniones con los distintos sectores implicados, lo cual se agradece. Posteriormente, tras ser sometido el borrador del PRUG a información pública, nuestra organización participó en la presentación de alegaciones, algunas de las cuales fueron aceptadas. Sin embargo, la eliminación real y definiva de la caza en la demarcación del parque nacional de Cabañeros, cuestión también alegada por nuestra organización y que consideramos clave para el adecuado funcionamiento y
estructuración de los ecosistemas en él representados, no fue considerada para la totalidad del espacio natural (pues se seguirá practicando en su parte privada).

Por otra parte, conforme al texto del PRUG informado favorablemente por el Patronato de Cabañeros, el control de ungulados mediante la caza queda supeditado a la elaboración por parte del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) de un “Plan de control de ungulados”, aún desconocido y por definir y que debería ser aprobado, tras el correspondiente sometimiento a información pública, antes de finalizar 2020. De hecho, en la reunión del Patronato, el propio OAPN llegó a pedir disculpas por no haber presentado aún dicho documento junto al texto de PRUG sometido a votación, excusándose en la situación derivada de la COVID19 y comprometiéndose a hacerlo en torno al mes de septiembre.

Así la cosas, ante este grado de incertidumbre al respecto de lo que se pretende hacer con la caza en Cabañeros (sin menoscabo de que desde nuestro punto de vista lo apropiado sería negar la mayor, es decir, su erradicación definitiva) y a pesar de considerar este instrumento de gestión urgente y necesario para el adecuado ordenamiento de todo cuanto afecta al espacio natural de Cabañeros y a pesar de reconocerse que el PRUG también considera aspectos de gestión positivos, Ecologistas en Acción se ha visto en la obligación de emitir su voto desfavorable al texto de PRUG presentado en la última sesión extraordinaria del Patronato.

Nuestra organización lamenta el haber tenido que intervenir de este modo, pero en conciencia, no nos quedaba otro remedio para poder seguir luchando por un Cabañeros libre de caza. Con todo ello, se valora y agradece el esfuerzo de los técnicos que han participado en la redacción del PRUG, los cuales, tal vez, se hayan visto condicionados por los intereses políticos de una administración regional que en múltiples ocasiones (también en la reunión del Patronato, como así reconoció el
propio Director General de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero Cañizares) se ha esforzado durante los últimos tiempos en considerar la caza como una actividad “esencial”.

Finalmente, Ecologistas en Acción quiere hacer llegar sus más sinceras solidaridad y aprecio para con la persona de D. Isidro Corsino, compañero vocal en el Patronato de Cabañeros y Alcalde de Navas de Estena así como a toda su familia que, en las últimas fechas, han sufrido vandálicas y entendemos que dolorosas agresiones sobre sus propiedades y sin duda sobre su estado de ánimo. Ecologistas en Acción condena enérgicamente estos hechos asimilables a estilos puramente mafiosos por parte de sus despreciables responsables, para los cuales, desea recaiga sobre ellos todo el peso de la ley. La organización solicitó previamente a la celebración de la reunión del Patronato, a su presidencia y a través de la dirección del parque nacional, que aquella corporación emitiera y consecuentemente  reflejase en acta un inciso en
este mismo sentido. Como así se hizo y también agradecemos.

 

Denunciada la Federación de Caza de Castilla-La Mancha por incumplimiento del estado de alarma, ante la Delegación de Gobierno y la Junta

Posted on Actualizado enn

Circular Federación Caza CLM remarcada
Circular Federación Caza CLM remarcando el presunto incumplimiento del estado de alarma.

Ecologistas en Acción ha denunciado a la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ante la Delegación de Gobierno en la región y ante la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad por un presunto incumplimiento de las condiciones que rigen sobre el ejercicio de la actividad cinegética durante el estado de alarma.

El motivo es la publicación el pasado día 1 de mayo de 2020 de una circular que se puede consultar en la página web de la Federación en la que se comunica una “Ampliación de los criterios para el control de poblaciones en Castilla-La Mancha” que se derivarían de las nuevas indicaciones que la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad publicó al respecto el 30 de abril pasado en la web institucional.

Sin embargo, la descripción que hace la Federación de Caza de Castilla-La Mancha de los criterios que comunica a los cazadores se contradicen abiertamente con las indicaciones de la Junta de Castilla-La Mancha y con las condiciones que limitan los movimientos y actividades de personas en la situación actual.

La Federación informa a los cazadores en el punto tres de su escrito que los desplazamientos para ejercer control de poblaciones se pueden realizar entre provincias y en la totalidad del territorio de Castilla-La Mancha. Y da a entender que estos desplazamientos y los consiguientes controles de población los pueden hacer simples cazadores. Ninguna de las dos situaciones son ciertas a la luz de las condiciones impuestas por la Junta y visadas por la Delegación de Gobierno.

Tanto si se realizan controles de conejo como de otras especies como el jabalí, el gamo o el ciervo, se deben cumplir dos condiciones que se especifican en punto 3 del documento de “Preguntas y respuestas en referencia a daños por Especies Cinegéticas en Castilla-La Mancha” de 30 de abril de 2020.

La Dirección General especifica que las personas autorizadas para practicar el control de poblaciones no son los cazadores, sino sólo los profesionales de la agricultura o los titulares y vigilantes acreditados de los espacios agrícolas o cinegéticos.

También recuerda lo estipulado en el Artículo 2/2 del Real Decreto-ley 13/2020, de 7 de abril, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en materia de empleo agrario, que indica que: “Podrán beneficiarse de las medidas de flexibilización aprobadas por este real decreto-ley las personas cuyos domicilios se hallen próximos a los lugares en que haya de realizarse el trabajo”.

En el momento actual de Fase 0 de estado de alarma siguen sin estar permitidos los desplazamientos interprovinciales no profesionales, ni la caza; actividad que según las previsiones publicadas por el Ministerio de Sanidad no podría autorizarse antes del 25 de mayo.

En su escrito de denuncia Ecologistas en Acción reclama que se incoen a la Federación de Caza de Castilla-La Mancha los correspondientes expedientes sancionadores y que se le exija la rectificación inmediata de la circular por el riesgo sanitario que implicaría que ahora los cazadores invadan campos y carreteras.

El Monumento Natural de Las Barrancas luce espléndido, libre de aglomeraciones y por la lluviosa primavera

Posted on Actualizado enn

MNBarrancas_abril2020_Vistas2

  • Ecologistas en Acción confía que pronto lo podrá disfrutar de forma ordenada toda la ciudadanía

El Monumento Natural de las Barrancas luce magnífico esta primavera. Así se trasluce de las preciosas imágenes que de algunas zonas de este espacio protegido, emblemático de la provincia de Toledo, ha recibido Ecologistas en Acción de Toledo.

La vegetación en el Monumento Natural presenta un gran desarrollo, como no se había visto en los últimos 40 años. Las flores abundan y las plantas están ocupando superficies que desde hace años eran de suelo desnudo. De momento esto se puede observar en los miradores, así como en las cunetas y explanadas en las que se han venido aglomerando los coches, los visitantes y los equipos de filmación de series y películas.

La asombrosa recuperación se deja ver también en las trochas que fuera de las zonas señalizadas de la senda ecológica se habían creado en las áreas más sensibles del espacio protegido, y que estaban impactando muy negativamente en la presencia de fauna protegida.

Dos son las causas de este excepcional estado del Monumento Natural de las Barrancas. Por un lado, la meteorología, que no puede ser mejor. La buena temperatura y las lluvias, abundantes y espaciadas, ayudan notoriamente al desarrollo de la vegetación.

La otra, más importante en este caso, es la ausencia de las grandes aglomeraciones de personas y vehículos, cuyo paso continuo y masivo destruye la vegetación dejando el suelo desprotegido y genera roderas y sendas que alimentan la erosión.

No es nada descabellado suponer que la tranquilidad y la disponibilidad de amplias superficies no dañadas donde encontrar alimento darán lugar a una mayor presencia de fauna y, si nada interrumpe el ciclo reproductor de las especies, a un año record de nidadas y crianzas exitosas.

Esta situación favorecerá también el desarrollo de la repoblación que se acometió por Ecologistas en Acción y Me Mojo por el Tajo el pasado 7 de marzo y que congregó a decenas de voluntarios y activistas con la colaboración de diversas entidades, entre ellas el ayuntamiento de Burujón.

Ecologistas en Acción ha puesto a disposición de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad las imágenes recibidas, y le solicita que, en la medida que sea posible, se haga un seguimiento del estado de la flora y fauna del espacio protegido. Lo que servirá para que cuando se abran al público se pueda hacer una adecuada ordenación que evite grandes aglomeraciones desordenadas y no se eche a perder la recuperación lograda.

La asociación confía que Las Barrancas se puedan disfrutar pronto por parte de toda la ciudadanía y que se haga desde una gestión mejor de la que se ha hecho hasta ahora con la colaboración de todas las entidades interesadas en el espacio.

MNBarrancas_abril2020_Trocha en zona sensible revegetadaMNBarrancas_abril2020_Mirador EnebrosMNBarrancas_abril2020_Mirador CambrónMNBarrancas_abril2020_Camino