BIODIVERSIDAD

Últimas plazas para el Campamento “Mirando al Tajo” 2019 que se desarrollará en el Molino de Santa Ana.

Posted on Actualizado enn

Cartel_CampamentoMirando al TajoCompleto el primer turno, sólo quedan vacantes para el de la segunda quincena de julio.

Las inscripciones para el campamento urbano medioambiental “Mirando al Tajo” que organiza Ecologistas en Acción de Toledo con la colaboración de la Concejalía de la Juventud del ayuntamiento de Toledo van a muy buen ritmo. Ya se ha colgado el cartel de completo del primer turno, y sólo queda por completar las inscripciones al segundo, que se desarrolla en la segunda quincena del mes de julio.

Ante la buena acogida que ha tenido la oferta del campamento se ha optado por abrir el rango de edad para este segundo turno, aunque los grupos se trabajarán diferenciadamente en dos tramos 8 a 11 años y 12 a 14 años.

El campamento tendrá un horario de lunes a viernes de 9 a 15 horas, y tiene como objetivo facilitar un ocio vacacional novedoso para la infancia y la juventud, fomentando la sensibilización y la implicación medioambiental. Todo ello en el entorno privilegiado del Molino de Santa Ana, en la misma senda del Tajo en Toledo.

Habrá tiempo para todo, para disfrutar del río y su entorno, para divertirse jugando o haciendo teatro, para investigar sobre los tesoros de la naturaleza y del patrimonio, para hacer ejercicio, para hablar sobre los problemas de la naturaleza, el agua o el cambio climático, y para realizar talleres y actividades de lo más diverso. Todo en un ambiente integrador y con el objetivo número uno de pasarlo bien.

Para ello, el Molino de Santa Ana es un espacio ideal que dispone de los materiales adecuados. Y el campamento tiene un programa que mejora cada año y que se enmarca además en los planteamientos de la Estrategia de Educación Ambiental de Castilla-La Mancha.

La petición de información para inscribirse se puede realizar a través tanto de la Concejalía de Juventud como de Ecologistas en Acción de Toledo, siendo esta segunda entidad la encargada de la gestión de reservas, inscripciones y desarrollo del campamento.

Más información del campamento:

Tf. 608823110

Inscripciones organizacion.toledo@ecologistasenaccion.org

La propuesta de que los cazadores realicen el seguimiento de poblaciones cinegéticas tiene fines espurios.

Posted on Actualizado enn

caso 4.5.10. cebadero jabalíes
Típicos cebaderos para animales, habituales en la “gestión” cinegética de especies

Ecologistas en Acción reclama que los datos sobre las especies de caza se tomen por entidades técnicas o científicas independientes del sector cinegético. Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha confía en que el gobierno regional deseche rotundamente la delirante propuesta de los cazadores.

En las últimas horas se ha hecho pública una propuesta que la Fundación cinegética Artemisan con apoyo de la Federación Española de Caza ha dirigido al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y a las Comunidades Autónomas para que los cazadores sean quienes faciliten los datos para el seguimiento y evaluación del estado de las poblaciones cinegéticas con vistas a la aprobación de normas de caza.

El proyecto , que se denomina “Observadores cinegéticos” no sólo persigue fines espurios, sino que pone de manifiesto que la tan proclamada buena gestión de que hace gala el sector cinegético queda en entredicho por los propios cazadores.

A día de hoy los cazadores ya están obligados a hacer un seguimiento de las poblaciones de especies cinegéticas, así como a comunicar las capturas que se realizan. La normativa les obliga a través de los planes técnicos de caza que se deben renovar periódicamente y que deben basarse en un adecuado censo de poblaciones. Además, la normativa obliga a comunicar periódicamente esos datos a las administraciones, todo ello en el marco que supone debe garantizar la buena gestión cinegética.

El problema de esos censos y de esos planes técnicos de caza es que nadie se los cree, ni los propios cazadores por lo que se ve. En muchas ocasiones lo que comunican los cazadores son cortas y pega de datos de otros cotos, o de años anteriores. De manera que, ante la pasividad de la administración, se justifique que sigan cazando lo que ellos quieran.  En suma, la “buena” gestión cinegética es una mentira.

Por otra parte, si los cazadores son ya “observadores” de las poblaciones de los cotos, ¿por qué entonces presentan este proyecto? Ellos mismos lo dicen abiertamente, “para reducir los problemas” que en los últimos años se producen por los recursos que interponen organizaciones ambientales y animalistas y que están anulando en los tribunales órdenes de veda y otras normativas cinegéticas.

La jugada del sector cinegético no puede ser más evidente y con fines más espurios. Como los tribunales están anulando las órdenes de veda y planes de gestión, como los del lobo, por ausencia de informes técnicos o científicos que los justifiquen o porque los datos de esos informes no avalan las pretensiones de los cazadores y de las administraciones, lo mejor es que el propio sector los elabore a la medida de sus propios intereses. Así las administraciones los podrán usar para justificarse ante los tribunales y podrían evitar la acumulación de sentencias anulatorias de normas de caza.

Ecologistas en Acción reclama que los datos sobre las poblaciones cinegéticas se tomen por entidades técnicas o científicas independientes del sector cinegético y de los intereses de las administraciones. Y que el sector de la caza cumpla con la normativa en cuanto a los planes técnicos de caza o que se les sancione debidamente. Sólo así se puede garantizar la debida protección y conservación de la fauna silvestre cada día más amenazada por la caza. En este sentido la asociación se dirigirá en próximas fechas tanto al Ministerio como a las Comunidades Autónomas para defender esta postura y abrirles los ojos frente a la #LaVerdadDeLaCaza.

Puy du Fou España e Interporc premios Atila por su contribución a la destrucción del medio ambiente.

Posted on Actualizado enn

Obras Puy du Fou desde el aire_mayo2019 (739 x 680)
Impacto de las obras del Puy du Fou en el espacio natural protegido.

Como cada año, Ecologistas en Acción recuerda que el 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 para aumentar la conciencia medioambiental y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente. Para ello, la organización ecologista premia a los que son como Atila: por donde pasan, no crece ni la hierba. Con estos premios se señala a entidades e instituciones y a sus responsables como causantes de agudizar la crisis social y ambiental.

Dichos premios tienen en este año su versión estatal y regional, y en Castilla-La Mancha las dos entidades agraciadas por su nefasta contribución de la protección del medio ambiente son Puy du Fou España s.l. y la patronal del sector porcino Interporc.

En el caso de Puy du Fou España, el galardón obtenido ha sido el Premio Atila Castilla-La Mancha y un notorio accésit a nivel estatal. Interporc ha sido galardonada como premio Atila en ambos ámbitos.

La patronal del sector porcino Interporc, lobby que reúne a las grandes empresas cárnicas en España y en Castilla-La Mancha es merecedora de tales premios por ocho argumentos:

  1. Por contaminar el agua con los purines de las explotaciones porcinas industriales lo que conlleva que muchos municipios y habitantes del mundo rural no tengan acceso a agua potable.
  1. Por contribuir al cambio climático a partir de las enormes emisiones de gases de efecto invernadero, dióxido de carbono y metano, que provoca la industria cárnica porcina.
  1. Por el uso abusivo de antibióticos que utiliza el modelo ganadero industrial y que provoca la resistencia a estos medicamentos y un grave peligro para la salud pública.
  1. Por la emisión de gases y partículas tóxicas, como el amoniaco y las micropartículas PM2,5, que supone el incremento de enfermedades respiratorias en la población de los territorios donde se instalan estas explotaciones.
  1. Por las malas condiciones laborales en las que trabajan las personas en este sector.
  1. Por las nefastas condiciones en las que viven los animales en el modelo ganadero intensivo.
  1. Por la despoblación del medio rural provocada por los perjuicios que desencadena la ganadería industrial.
  1. Por la dieta desequilibrada y no saludable que fomenta la producción industrial a causa de los bajos precios, cuya única explicación posible es la externalización de los costes sociales y ambientales, y que implica un aumento de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer colorrectal, la diabetes y la obesidad.

Por su parte, los merecimientos de Puy du Fou España al premio Atila también están más que justificados. La empresa está llevando a cabo la construcción de un macroparque temático en Toledo. La instalación está llamada a atraer más de dos millones de personas, duplicando las visitas a una ciudad ya colapsada en muchas fechas del año y donde el vecindario y el comercio tradicional del casco histórico son expulsados poco a poco. Los propios promotores calculan que llegarán a necesitar plazas turísticas equivalentes a 38 hoteles.

Para llevar a cabo el parque no ha sido obstáculo que los terrenos donde se ejecutan las obras estén protegidos urbanísticamente, ni que su valor principal sea el paisaje y la presencia de especies amenazadas de extinción. Actualmente se está destruyendo con maquinaria pesada una superficie equivalente a casi 80 campos de fútbol y levantando estructuras de 20 metros de alto en pleno campo. El proyecto Puy du Fou representa el retorno de la apuesta por los parques temáticos que tantos fracasos ha cosechado. La empresa y el Gobierno regional, apoyándose en ciertos medios de comunicación y las campañas de marketing, han denostado, incluso con falsas acusaciones, a quienes han criticado el proyecto, el movimiento ciudadano Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou.

CASTILLA LA MANCHA SE PUEDE QUEDAR SIN POLINIZADORES SI NO SE TOMAN MEDIDAS URGENTES. 

Posted on Actualizado enn

Bee_in_flowerEcologistas en Acción advierte de las graves consecuencias ambientales sociales y económicas de la reducción de los insectos polinizadores.

Las malas prácticas agrícolas, el uso de herbicidas en zonas verdes, carreteras y jardines particulares son los mayores factores de amenaza en la región. Ecologistas en Acción demanda una estrategia regional de protección y recuperación de los polinizadores, la prohibición inmediata del glifosato y el reenfoque de las ayudas comunitarias para evitar que las prácticas agrícolas intensivas sigan destruyendo biodiversidad.

  • Con motivo del el Día Mundial de las Abejas (20 de mayo) y del Día Mundial de la Biodiversidad (22 de mayo), Ecologistas en Acción advierte de la importante regresión de las poblaciones de insectos polinizadores. 
  • La organización ecologista reclama a las administraciones españolas que adopten medidas urgentes para asegurar la conservación de estos animales, ya que la reducción de la polinización pone en riesgo la biodiversidad pero también los múltiples beneficios que generan, como la producción de nuestros alimentos.

La polinización constituye un proceso fundamental en los ecosistemas terrestres. Es vital para la conservación de los ecosistemas y para la producción de alimentos. Se calcula que el 87,5 % (aproximadamente 308.000 especies) de las plantas silvestres con flores del mundo dependen, al menos parcialmente, de la polinización realizada por animales.

La polinización genera también múltiples beneficios para las personas, destacando la obtención de alimentos. En España alrededor del 70 % de los cultivos para consumo humano dependen de los insectos que desarrollan la polinización. Además nos ofrecen otros productos como miel, cera o medicamentos y contribuyen directamente a la producción de fibras como el algodón y el lino o materiales de construcción como la madera.

El servicio esencial que ofrecen los polinizadores en la oferta de alimentos se valora en 500.000 millones de dólares a nivel mundial, 22.000 millones de euros para la agricultura europea y más de 2.400 millones de euros para la agricultura española. En los últimos cinco decenios el volumen de producción de cultivos que dependen de los polinizadores ha aumentado a nivel mundial en un 300%, de modo que nuestra subsistencia está cada vez más supeditada a la polinización.

En las latitudes templadas, como las que ocupa España, son los insectos quienes llevan a cabo la mayoría de la polinización. Nuestro territorio es una de las zonas con mayor diversidad de estas especies de toda Europa lo que ha venido asegurando el éxito de la polinización hasta ahora, contando con más de 7.000 especies de dípteros, 4.000 de lepidópteros, 9.500 de himenópteros y más de 10.000 coleópteros que realizan esta función.

Sin embargo, a lo largo de las últimas décadas se ha comprobado que existe una marcada disminución de las poblaciones de insectos polinizadores. Una reciente revisión de estudios estima que en los últimos 27 años las poblaciones de insectos voladores se han reducido en un 76 %. La mitad de las especies de insectos están disminuyendo rápidamente y al menos un tercio se encuentran en peligro de extinción. Esta pérdida de insectos polinizadores puede llevarnos a una situación con consecuencias catastróficas, dado que se pone en juego el buen funcionamiento de los ecosistemas y la producción de nuestros propios alimentos.

Las principales amenazas para los insectos polinizadores proceden de las actividades humanas como la fragmentación de hábitats, el cambio en el uso de la tierra, los productos químicos agrícolas e industriales, los parásitos y las enfermedades, las especies exóticas invasoras, las colisiones en carreteras, el cambio climático y diversas prácticas agrícolas.

La conservación y recuperación de estas especies es fundamental para el futuro del planeta tal y como lo conocemos. Las administraciones deben tomar medidas eficaces para luchar contra sus principales amenazas.

Ecologistas en Acción reclama la adopción urgente de las siguientes medidas:

– Recuperar y conservar hábitats favorables para los polinizadores mediante buenas prácticas agrícolas que permitan mantener la disponibilidad de flores, fomentar la agricultura ecológica y limitar los cambios de usos del suelo, especialmente en la agricultura intensiva.

– Reducir en un 50 % la utilización de plaguicidas para el año 2023, no autorizando de forma excepcional, como se hace en la actualidad, productos tóxicos prohibidos.

– Control para evitar la introducción de nuevas especies exóticas invasoras y la propagación de las ya introducidas.

– Promover iniciativas que aumenten la disponibilidad de flores y recursos para la nidificación de estos insectos en el medio silvestre, áreas agrícolas, entorno de carreteras y ciudades.

– Promover la educación y la sensibilización en los sectores público y privado sobre los múltiples valores de los polinizadores y sus hábitats.

– Mejorar los instrumentos que sirven de apoyo para la adopción de decisiones para implementar medidas prácticas para evitar la disminución de los polinizadores.

– Incrementar la investigación sobre las especies polinizadoras y su adecuada conservación.

El descenso de las poblaciones de polinizadores supondrá luna reducción de la polinización, lo cual afectará al mantenimiento de la biodiversidad de plantas silvestres, a la estabilidad de los ecosistemas, a la producción de los cultivos, a la seguridad alimentaria y al bienestar humano. Por ello Ecologistas en Acción, iniciará una campaña en redes sociales para informar sobre la importancia de la conservación de estos insectos.