Mes: agosto 2016

Incendio de Chiloeches: los peces del Henares murieron por contaminación, no por causas naturales

Posted on Actualizado enn

Captura_Amonio_2408_2908Ecologistas en Acción considera que los datos oficiales de calidad de aguas desmienten a las autoridades y muestran sin género de dudas que la causa de que hayan aparecido peces muertos en el río Henares no eran naturales y apuntan a un vertido que bien pudo ser el ocasionado por el incendio de la nave de residuos tóxicos de Chiloeches. 

Ecologistas en Acción ha analizado los datos que la Red Saica que la Confederación del Tajo tiene accesibles en http://saicaweb.chtajo.es/saica/ . Esta Red dispone de una serie de estaciones fijas de medición de distintos parámetros de calidad de aguas y tiene como objetivo mantener un control constante de las mismas, así como detectar eventuales vertidos. La red dispone de un punto de control, el número 307 llamado “Estación de Santos de la Humosa en el río Henares”. La estación se ubica a poco más de 7 kilómetros aguas debajo del incendio de la planta de residuos de Chiloeches, lo que hace que sea idónea para evaluar la situación de las aguas antes, durante y después del incendio.

Para valorar la calidad de las aguas se han extraído los datos de mediciones de 7 parámetros básicos a lo largo de un periodo de 5 días, entre el 24 de agosto, dos días antes del incendio, y el 29 de agosto, dos días después.

Los resultados, que se pueden ver en los gráficos adjuntos extraídos de la propia información de la Confederación del Tajo y del MAGRAMA, ofrecen dos conclusiones muy reveladoras.

La primera es que en esos días no se produjo ninguna modificación significativa de los parámetros de temperatura y oxígeno disuelto, desmintiendo la versión oficial de que el suceso de mortalidad se pudo deber al calor. Ambos parámetros se mueven, antes y después del incendio, en los niveles habituales con ciclos diarios normales condicionados por el ritmo de la exposición solar.

Gráfico niveles de oxígeno disuelto entre el 24 y el 29 de agosto en el río Henares.

 Captura_O2disuelto_2408_2908.JPG

Gráfico temperatura entre el 24 y el 29 de agosto en el río Henares.

Captura_Temperatura_2408_2908

El segundo dato, aún más revelador, es que en la noche del 26 al 27 de agosto, cuando todavía no se habían cumplido 24 horas del vertido, la Red de Control detecta un incremento significativo de la concentración de amonio en las aguas. Esta pasa de niveles de 0,2-0,4 ppm (partes por millón) a 5,6 ppm. Esto es, se multiplican casi por 20 las concentraciones de este parámetro.

Los valores de referencia de amonio para el buen estado de la calidad de las aguas que fija el Magrama son de un máximo de 1 mgr/l, equivalentes a 1 ppm. Estos valores son habitualmente cumplidos en este tramo del Henares, salvo cuando se produce algún tipo de vertido como el detectado por la Red la noche del 26 al 27.

Como es sabido el amonio sirve para detectar fenómenos de contaminación reciente y es esencial para detectar situaciones de riesgo para la vida de los peces, ya que en unión con su precursor, el amoniaco, es altamente tóxico para ellos. Aparte de los vertidos urbanos e industriales, otra fuente de amonio bien pueden serlo los disolventes almacenados en la planta de Chiloeches.

Gráfico niveles de amonio entre el 24 y el 29 de agosto en el río Henares. 
Obsérvese el pico de contaminación cerca de las 24 h del día 26.

Captura_Amonio_2408_2908

El pico de amonio detectado por la red de calidad de aguas es coincidente y explicaría el efecto de un vertido que bien pudo proceder del incendio de la nave de Chiloeches. Este se produjo en la madrugada del día 26, a eso de las cinco. Entre las 23 y 24 horas de ese día se detecta el pico de contaminación siete kilómetros aguas abajo. A partir del día siguiente a este pico aparecen los peces muertos en el río, fundamentalmente barbos, especie natural de la zona y sensible a la contaminación.

Cabría la posibilidad de que se hubiera producido algún otro vertido de forma coincidente, accidental o incluso intencionado, pero con los datos de que se disponen todo apunta a que los líquidos provocados por el incendio, como delata la mancha negra que discurre desde el mismo hasta el Henares y el fuerte olor a disolvente que hay en algunos tramos del cauce, han producido un episodio de contaminación grave aún por evaluar.

En el momento actual ese episodio habría cesado debido a la instalación de barreras anticontaminación. No obstante el riesgo continúa debido a los lodos acumulados en las orillas y a los que pudieron fluir antes de la instalación de las barreras o que queden tras ellas. Es esencial conocer qué contienen esos lodos, porque el amonio bien puede ser, a falta de otros parámetros que no mide la red SAICA, un simple indicador del episodio y no la sustancia que haya provocado la muerte de los peces.

Ecologistas en Acción, junto a otras organizaciones como Jarama Vivo, considera que es inadmisible la falta de seriedad y de rigor con que la UME, la Junta de Castilla-La Mancha y la Confederación del Tajo están tratando el problema de la contaminación del río. No es de recibo que en ausencia del máximo órgano responsable de control de la calidad de las aguas, sea una institución militar la que se encargue de dar informaciones inveraces y no contrastadas.

Ecologistas en Acción exige la presencia y los informes de la Confederación del Tajo y que las autoridades de protección civil den una información rigurosa a los ciudadanos. Asimismo pide que hasta que se dé por limpio el cauce del Henares y el arroyo que lo comunica con la zona del incendio se prohíba la pesca en el río Henares y se vigile la calidad de las aguas que se suministran para el riego.

Anuncios

Un verano más Toledo registra valores de Ozono por encima de los recomendados por la OMS

Posted on Actualizado enn

472145main_nasachat-clouds-800Una charla sobre Ozono Troposférico y Calidad del Aire cierra el jueves 1 de septiembre la campaña informativa de Ecologistas en Acción en Toledo

Las altas temperaturas que se registran en Toledo los meses de verano, su proximidad al área metropolitana de Madrid, a zonas industriales y a vías con alta densidad de tráfico, la convierten en una de las ciudades más propensas para la acumulación de niveles de ozono troposférico por encima de los valores máximos recomendables para proteger la salud de la población y la vegetación.

Cuando todavía falta un mes para la finalización del verano, considerado por su elevada insolación el periodo con más riesgo de formación del ozono, la estación de control de la contaminación de la ciudad de Toledo acumula ya 69 días por encima de la recomendación de la OMS establecida en 100 microgramos por metro cúbico de aire. En el periodo 2014-2016 son 32 días de media en los que ha superado también el más laxo objetivo legal establecido para este contaminante, que la normativa española eleva hasta 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, medidos en periodos de 8 horas, que no se debe sobrepasar más de 25 días al año en el promedio de tres años.

La contaminación por ozono “malo”, por contraposición al de la estratosfera, es una gran desconocida para muchas personas, pero causa cada año 17.000 muertes prematuras en la Unión Europea; 1.800 de ellas en el Estado español, además de grandes daños a la vegetación. Se trata de un contaminante secundario producido por la reacción entre la luz solar y el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y algunas industrias. Por inhalación, provoca irritación de los ojos y vías respiratorias superiores, un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares. Respirar aire limpio y sin riesgos para la salud es un derecho inalienable de todo ser humano. Está sobradamente demostrado que la contaminación atmosférica causa daños a la salud de los ciudadanos y al medio ambiente.

Garantizar el acceso a la información sobre la calidad del aire que respiramos en todo momento, de una manera fácil y comprensible, es una de las obligaciones que tienen las autoridades competentes, que en materia de calidad del aire son las comunidades autónomas, junto con la toma de medidas para la reducción de las emisiones de los contaminantes precursores. Actuaciones esenciales para proteger la salud pública que se vienen incumpliendo sistemáticamente año tras año por diversas Comunidades Autónomas, entre ellas la de Castilla-La Mancha.

Por este motivo Ecologistas en Acción está llevando a cabo una campaña de sensibilización, información y denuncia sobre el Ozono Troposférico, en las zonas que presentan mayores niveles en la Península Ibérica y por tanto un mayor riesgo para la población.

Para abordar el problema de la contaminación por ozono troposférico en Toledo, el jueves 1 de septiembre a las 7 de la tarde tendrá lugar una charla informativa en el Centro Social Santa María de Benquerencia. Con este acto, la asociación ecologista clausura la campaña que ha venido desarrollando las últimas semanas en Toledo, con una exposición itinerante que se trasladará al suroeste de la Comunidad de Madrid el día 2 de septiembre. La exposición permite conocer las causas y efectos de la contaminación por ozono y las alternativas posibles para la mejora de la calidad del aire puede visitarse en el horario de apertura del Centro Social.

La exposición sobre el peligro del ozono “malo” llega a Toledo

Posted on Actualizado enn

CARTEL-EXPOSICION_TOLEDOEcologistas en Acción Toledo ofrece a partir de mañana la posibilidad de visitar de forma gratuita la exposición sobre los riesgos asociados a la contaminación por ozono troposférico. La exposición permanecerá expuesta en el centro social polivalente del polígono residencial Santa María de Benquerencia de Toledo hasta el próximo 1 de septiembre.

La contaminación por ozono “malo” es una gran desconocida para muchas personas, pero causa cada año 17.000 muertes prematuras en la UE; 1.800 de ellas en el estado español. Además de grandes daños a la vegetación. Este contaminante no sale de los tubos de escape, ni de las chimeneas, y afecta más a las zonas periurbanas y rurales que a las grandes ciudades, especialmente en verano.

La provincia de Toledo, en verano y por su proximidad al área  metropolitana de Madrid es una de las ciudades más propensas para la acumulación de niveles de ozono troposférico por encima de los valores máximos  a partir de los cuales se activan diferentes niveles de alerta a la ciudadanía.

Conoce más sobre las causas, consecuencias y alternativas posibles para la mejora de la calidad del aire visitando la exposición sobre ‪Ozono troposférico ‬ de Ecologistas en Acción. Del 23 de agosto al 1 de septiembre en horario de mañana (entre las 09:00 y las 14:00 horas excepto fines de semana en las que el centro permanecerá cerrado). La exposición será de libre acceso en el Centro Social Polivalente del Polígono Residencial de Santa María de Benquerencia de Toledo.

El 1 de septiembre a las 19:00 horas, tendrá lugar una charla informativa sobre por qué la provincia de Toledo y otras provincias limítrofes registran valores de ozono por encima de los niveles legales para la protección de la salud y la vegetación. Además este día la exposición será visitable también en horario de tarde hasta las 20:00 horas.

Toledo ya supera el nivel legal de ozono dañino, a más de un mes del fin del verano

Posted on

cartel_illes61b4-2a664Una exposición sobre contaminación por ozono visita las localidades de Illescas y Toledo, en una de las provincias más afectadas de Castilla-La Mancha y España

La contaminación del aire por ozono troposférico es una gran desconocida para muchas personas, pero causa cada año 17.000 muertes prematuras en Europa, 1.800 de ellas en España. Dos terceras partes de los cultivos y buena parte de los bosques y espacios naturales españoles soportan niveles de ozono que dañan la vegetación.

Desde hace años, en la provincia de Toledo, al igual que en gran parte de Castilla-La Mancha, se incumple el valor objetivo para la protección de la salud humana establecido por la normativa europea y española para el ozono troposférico, afectando a la salud de sus 700.000 habitantes. Así lo demuestran los valores de ozono registrados por las estaciones de control de la contaminación situadas en los municipios de Illescas, San Pablo de los Montes y Toledo.

Dicho valor objetivo está establecido en 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, medidos en periodos de 8 horas, y no deberá superarse más de 25 días al año, como media de 3 años seguidos. En el trienio 2014-2016, a falta de más de un mes para finalizar el verano, considerado por su elevada insolación el periodo con más riesgo de formación del ozono, en la estación de control de la contaminación de Illescas se ha registrado una media de 34 días de superación al año, 32 días en la estación de Toledo y 44 en la de San Pablo de los Montes.

Ecologistas en Acción denuncia que la Junta de Castilla-La Mancha acumula una década de retraso en la redacción del preceptivo Plan de Mejora de la Calidad del Aire para reducir los niveles de ozono, plan obligatorio desde el año 2004, por lo que exige a la Administración autonómica que cumpla con sus obligaciones legales y elabore, apruebe y aplique sin más dilación dicho Plan de Mejora, tras someterlo a información pública. Esta denuncia se trasladó el mes pasado a la Comisión Europea, junto a la de otras 11 comunidades autónomas.

Durante las últimas semanas se han registrado en la provincia de Toledo, como prácticamente en toda Castilla-La Mancha, frecuentes superaciones del valor objetivo legal, a consecuencia de la ola de calor, del intenso tráfico motorizado que circula por el área metropolitana de Madrid y por la autopista A-2 y de la actividad industrial de la zona.

Por ello, dentro de la campaña informativa y de denuncia sobre el ozono troposférico que Ecologistas en Acción está desarrollando durante el verano de 2016, hoy llega Illescas una exposición que podrá visitarse hasta el lunes 22 de agosto en la Biblioteca Municipal. El día de clausura, a las 12 de la mañana, tendrá lugar una charla informativa sobre calidad del aire donde, además de tratar la contaminación por ozono troposférico, la Plataforma “Toledo Aire Limpio” hablará de la contaminación por incineración de residuos en cementeras en La Sagra.

Del martes 23 de agosto al jueves 1 de septiembre la exposición se podrá visitar en el Centro Social Santa María de la Benquerencia en Toledo, donde el último día citado a las 7 de la tarde tendrá lugar una charla informativa sobre ozono troposférico y calidad del aire.

El ozono troposférico, también conocido como ozono “malo” por contraposición al de la estratosfera, es un contaminante secundario producido por la reacción entre la luz solar y el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y algunas industrias.

Por inhalación, provoca irritación de las mucosas, fatiga y un incremento de los riesgos de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares, afectando especialmente a grupos más sensibles como los niños y niñas, las personas mayores, las mujeres embarazadas y las personas que padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares crónicas.

Ante la previsión de valores elevados de ozono como los esperables en la provincia de Toledo para los próximos días, se recomienda no realizar esfuerzos físicos ni ejercicio al aire libre en las horas centrales del día ni al atardecer, cuando los niveles de ozono son más elevados.