El incendio de Seseña emite una enorme cantidad de contaminantes que no se están midiendo

Posted on Actualizado enn

IncendioSeseña_2

Ecologistas en Acción exige a la Junta de Castilla-La Mancha y al Gobierno de la Comunidad de Madrid que, para proteger la salud de la población, midan de forma inmediata los contaminantes que está emitiendo en cantidades ingentes el incendio del depósito ilegal de neumáticos de Seseña. Baste decir que el incendio puede emitir tantos hidrocarburos aromáticos policíclicos, unas sustancias cancerígenas, como los que se emiten en toda España a lo largo de todo un año. Pero, como denuncia la organización ecologista, la mayor parte de estas sustancias ni siquiera se están midiendo y no hay medidores en las zonas de afección del penacho del incendio.

Basándose en diversos estudios científicos de la EPA (Agencia Medioambiental Norteamericana), Ecologistas en Acción ha calculado la enorme cantidad de contaminantes que se están emitiendo a la atmósfera por la combustión de las 70.000 toneladas de neumáticos acumuladas en el vertedero ilegal de Seseña y Valdemoro.

Si se llegase a quemar todo (algo bastante probable, puesto que se habla ya de que está ardiendo el 70% del vertedero), se alcanzarían unas emisiones de partículas de menos de 10 micras, PM10, de nada menos que 7.945 toneladas, mientras que de compuestos orgánicos volátiles y semivolátiles se emitirían otras1.470 toneladas. Por su parte, las emisiones de hidrocarburos aromáticos policíclicos, HAP (incluido el cancerígeno benzoalfapireno, BaP) llegarían a 238 toneladas.

Estas cantidades son descomunales. Baste decir que este incendio arrojaría el 6,5% del total de emisiones de partículas inventariadas en España durante todo un año (122.190 toneladas en 2014). Por otro lado, solo este incendio, podría emitir a la atmósfera tantos HAP como a lo largo de un año en todo el Estado (265 toneladas se registraron en 2014). Un completo desastre, a juicio de Ecologistas en Acción.

Las emisiones de los cancerígenos benceno y benzo(a)pireno (BaP) alcanzarían respectivamente 150 y 5,6 toneladas, por citar sólo los contaminantes con límites legales de inmisión. A 300 metros del incendio se han medido 121 microgramos por metro cúbico de benceno (cuando el valor límite anual es de 5 µg/m3), y en la pluma del incendio se han detectado 3.000 ng/m3 de BaP (el valor objetivo anual es 1 ng/m3).

Por este motivo, es tan urgente como importante que tanto la Junta de Castilla-La Mancha como el Gobierno de la Comunidad de Madrid instalen de manera inmediata medidores de estos tóxicos en las zonas que puedan estar afectadas por las emisiones. En la actualidad, las tres estaciones más próximas (Valdemoro, 6 km al norte; Aranjuez, 12 km al sureste; e Illescas, a 13 km hacia el oeste) únicamente miden partículas, dejando sin control el resto de contaminantes, los más peligrosos, como los hidrocarburos aromáticos policíclicos HAP, benceno, benzo(a)pireno y diversos compuestos volátiles y semivolátiles. Se deben ubicar urgentemente medidores de estos compuestos y de partículas en torno al siniestro y en el trayecto del humo y hacer públicos de inmediato sus resultados.

Ecologistas en Acción exige que, ya que no se actuó a tiempo para evitar esta catástrofe, se aceleren y extremen las medidas de control y protección para preservar la salud de la población y de los ecosistemas.

Honda preocupación y frustración por el incendio del vertedero de neumáticos de Seseña (Nota de Prensa, viernes 13 de mayo)

No por esperada es menos dolorosa la catástrofe ambiental que se vive en estos momentos en Seseña (Toledo) y en todos los pueblos de alrededor.

El incendio del mayor vertedero ilegal de neumáticos de Europa, con más de 70.000 toneladas y 5 millones de unidades acumuladas desde hace años, tiene y tendrá un enorme impacto que todavía estamos lejos de medir.

Pero, en primer lugar, hay que pensar en la salud y en la seguridad de las personas y de los trabajadores que viven desde cerca y con angustia esta situación. Recordemos que en la actualidad hay unas 8000 personas domiciliadas a poco más de 350 metros del vertedero, en la tristemente famosa urbanización del Quiñón que promovió “El Pocero”.

Ecologistas en Acción se solidariza con todos ellos y confía en el buen hacer de los equipos de emergencia y de seguridad para que no se produzcan daños personales de ningún tipo.

Esos equipos se están enfrentando a una situación con pocos precedentes en España y, menos aún en, Castilla-La Mancha, pero tienen la formación y la profesionalidad necesarias para estos casos.

Las consecuencias ambientales y para la salud del incendio serán otra cuestión, más compleja, y seguramente más dañina. La combustión de los neumáticos seguirá durante tiempo, semanas o incluso meses. La quema incontrolada de los neumáticos está originando ya un penacho que sobrepasa ya la Mesa de Ocaña y que alcanzará puntos aún más distantes, seguramente a cientos de kilómetros. Además, podrá permanecer en la atmósfera mucho tiempo, contaminándola para siempre. Tampoco es desdeñable el riesgo de contaminación de las aguas debido a los vertidos y lixiviados que saldrán de resultas del fuego y de las labores de extinción en dirección a los arroyos que van a parar al entronque Jarama-Tajo.

Entre los productos liberados al aire, además del CO2, por desgracia se encontrarán otros que suponen un grave riesgo para la salud, como las dioxinas, furanos o el benzeno. El volumen y la concentración de estos productos serán también de grandes dimensiones.

Por todos estos motivos, el nivel de preocupación sobre los impactos en la salud y el medio ambiente de este gran incendio es máximo y debe conllevar la aplicación de los mayores y mejores medios disponibles, primero, para paliar el incendio y, segundo, para hacer un seguimiento posterior y tomar medidas preventivas de la exposición humana y ambiental a los contaminantes liberados.

Ecologistas en Acción, como tantas y tantas personas y organizaciones que vienen denunciando la existencia de este vertedero  y pidiendo la retirada de los neumáticos, siente una gran frustración porque no se haya actuado a tiempo de evitar esta catástrofe y que ahora paguemos entre todos algo que ni la Justicia ni las Administraciones, sobre todo la local y la autonómica de Castilla-La Mancha, han sabido o querido resolver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s